La Plata
T 22°
H 50%
Viernes 31 de octubre de 2014
Buscar
Facebook Twitter RadioGol WhatsApp
Diario Hoy 31-10-2014
Interés General

“En Argentina hay pobreza de lenguaje”

pedro luis barcia

Pedro Luis Barcia es el actual Presidente de la Academia Nacional de Educación

18/11/13 - 06:56hs

El habla es un gran tesoro que no podemos perder nunca, pero tampoco hay que abandonarlo. El Presidente de la Academia Nacional de Educación, en dialogó con Hoy, mostró su preocupación

La forma del habla. Los modismos. Las palabras que utilizamos para individualizar las cosas son expresión de cultura y de identidad nacional. Lograr por parte de una sociedad que las palabras con la que se identifican ciertas cosas sea la manera como se las reconozca masivamente, cohesionan a esa sociedad con características propias que la distinguen del resto de los grupos sociales. Forman una identidad diferente de otra; sin embargo ello conlleva a la pérdida de dos cosas muy importante en nuestro lenguaje: la riqueza y el decoro expresivo, por lo cual los argentinos somos pobres en el habla.

“Hay dos elementos que afectan al discurso argentino. Por un lado, la pobreza del lenguaje y por otro, la procacidad inútil del lenguaje”, afirmó a Hoy, Pedro Luis Barcia, Presidente de la Academia Nacional de Educación, y ex presidente de la Academia Argentina de Letras.

En ese sentido, explicó que “para una democracia, es peor la pobreza del lenguaje porque uno piensa con palabras y en la medida que uno tiene poco vocabulario para expresarse no puede hacer matices de sus ideas sin establecer distingo. El modo que el adolescente que sale del secundario con una pobreza lingüística es un ciudadano de segunda, en cuanto a que no tiene capacidad de expresarse con libertad, tiene por la Constitución la libertad de palabra pero no tiene la capacidad para hacerlo”.

Mientras que el segundo aspecto definido por el intelectual se refiere a “que se ha deteriorado la lengua del argentino medio es en cuanto a la procacidad, no tanto del hombre que habla en la calle sino los propios medios, como la radio -no los medios escritos- ha decaído mucho en esta manifestación permanente de usos de términos groseros sin ninguna necesidad”. 

¿Malas palabras?

Por su parte, Pedro Barcia resaltó a Hoy que no existen las malas palabras sino que hay “oportunidades erróneas de usarla”. En tanto, “una puteada hay que decirla como elemento contundente y no como otra cosa: por ejemplo todo el tiempo se está con el ´boludo´ en la boca, por un lado es una referida social inútil”. También aseguró que es una clara muestra de la pobreza lingüística, porque “para el argentino medio todo es boludo”. 

En este caso, esta palabra que se usa “de comodín permanente” va a empezar a desaparecer en su acepción inicial que era descalificadora; y según informó Barcia: “va a ser una simple palabra de apelación”.

La escuela del lenguaje

“La pobreza y la vulgaridad son dos elementos que afectan al idioma y la escuela ha hecho muy poco por corregirlo”, señaló el presidente de la Academia Nacional de Educación.

Asimismo, se refirió a que la escuela antes se encargaba de enseñar la lengua y hoy en día sólo se cree que quien enseña la lengua, es el docente que dicta dicha materia pero todos lo deberían hacer. “En general la enseñanza primaria y secundaria argentina atiende básicamente a la lectura y escritura, que son dos funciones de enseñanza del lenguaje. Pero, no tiene en cuenta la atención y la enunciación, es decir, el discurso. La oralidad no existe como ejercicio en la escuela, de modo que la lectoescritura se ha comido toda la atención de la enseñanza, y se ha dejado de lado lo que puede hacer la práctica de la oralidad”, indicó. 

Otro modo de aprehender el habla y mejorarlo, son los medios de comunicación “orales”. En tanto, Pedro Barcia manifestó que “los medios deben tener un poco mas de cuidado en atender a la corrección de lo que dicen. Hay que cumplir con tres puntos: concisión, claridad, y la corrección, si esto se cumple es suficiente”. 

Manual para 500 dudas del español

El Cervantes editó “Las 500 dudas más frecuentes del español” para aclarar dilemas de la lengua, y otros dilemas de nuestro idioma. El volumen, que está estructurado en forma de 500 preguntas concretas y sus respuestas -sí, no o depende-, se divide en cinco capítulos. El primero, versa sobre seis cuestiones generales, -cuál es el nombre correcto, dónde se habla el mejor español, entre otros.- y los restantes aclaran incertidumbres sobre pronunciación, ortografía, gramática, léxico o redacción de textos. 

Una reconocida historia

Pedro Luis Barcia  nació en Entre Ríos, el 28 de junio de 1939. Es Doctor en Letras, egresado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), linguista, profesor e investigador universitario. Actualmente preside la Academia Nacional de Educación; y es el ex Presidente de la Academia Argentina de Letras.

Además se desempeñó en el CONICET, como investigador principal. 

Ejerció la docencia en la UNLP y fue Director de Investigación y del Doctorado en Ciencias de la Información de la Universidad Austral.

También el reconocido linguista, quien reside en nuestra ciudad, es miembro correspondiente de la Real Academia Española, además de pertenecer a variadas organizaciones históricas como la Academia Sanmartiniana, el Instituto Nacional Belgraniano, entre otros.