La Plata
Jueves 27 de julio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 20°H 72%

La inflación de 2016 fue del 40%

El Indec dio a conocer ayer el índice inflacionario de diciembre, que fue del 1,2%, cerrando el año pasado en 40 puntos porcentuales. Equipamiento y mantenimiento del hogar, así como vivienda y servicios básicos, los rubros que más subieron

La inflación desde hace tiempo ocupa la atención de la sociedad, convirtiéndose en uno de los principales problemas para los argentinos. Después de muchos años de negarse el proceso inflacionario por parte del kirchnerismo, desde Cambiemos se inició una normalización del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el cual llevó a que se recuperara la confianza en los números oficiales.

El primer año de Mauricio Macri en el poder no trajo datos alentadores en cuanto a la baja de la inflación, sino que, por el contrario, la misma trepó a niveles mucho más altos que los que había durante la era K. La devaluación de poco más del 45% en diciembre de 2015 llevó a que durante el año pasado los precios se elevaran a niveles que no se pudieron equiparar con los ingresos de los ciudadanos.

Ayer, el Indec, conducido por Jorge Todesca, dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre, que fue del 1,2%, alcanzando durante 2016 un 40%, muy lejos del 25% que supo prometer en el comienzo de su gestión el exministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay, y que desde el propio oficialismo se tomó como un caballito de batalla discursivo.

Vale recordar que el organismo público estuvo los primeros 4 meses de 2016 diseñando un nuevo índice, por lo que en ese lapso no se dieron a conocer números oficiales, siendo el primer dato certero el de mayo, que fue del 4,2%. La cifra del 40% final es tomada en cuenta con los números oficiales dados por el IPC de la Ciudad de Buenos Aires, que en el primer cuatrimestre midió más de un 20% promedio, siendo abril el mes con mayor inflación, con un 6,7%, producto de los tarifazos en la luz y el gas.

Incidencia alcista

A lo largo de 2016 algunos rubros sufrieron subas muy fuertes, como sucedió por ejemplo con equipamiento y mantenimiento del hogar y también en el caso de vivienda y servicios básicos, que el año pasado treparon al 51,3% y 49,6% en promedio, respectivamente. Los meses más críticos fueron abril y octubre, cuando comenzaron a sentirse el aumento gradual y sostenido en los tarifazos y sus repercusiones en el accionar diario de la sociedad.

Otro rubro que padeció una importante suba con respecto a 2015 fue el de alimentos y bebidas, que creció poco más del 45% en los últimos 12 meses, siendo enero el período donde se vivió con mayor fiereza en los bolsillos de los argentinos, principalmente como producto de la depreciación del peso, realizada por Cambiemos a los pocos días de haber asumido el poder.

De esta manera, puede verse que la mayor incidencia se dio en bienes y servicios, cuyos precios están sujetos a regulación o tienen alto componente impositivo y pegan duro en la ciudadanía, tal como pasa con los combustibles, electricidad, agua y servicios sanitarios, sistemas de salud y servicios auxiliares, transporte público de pasajeros, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo, teléfono, educación formal y cigarrillos y accesorios.

Un escenario complejo y cargado de escepticismo, que pone de manifiesto cómo, a pesar de las medidas implementadas por Cambiemos, la Argentina no ha experimentado ningún cambio sustancial en su matriz económica, presentando un escenario repleto de incertidumbre al corto y mediano plazo que pone a la economía nacional en una difícil encrucijada.

Los números del nuevo Indec

- Mayo: 4,2%

- Junio: 3,1%

- Julio: 2%

- Agosto: 0,2%

- Septiembre: 1,1%

- Octubre: 2,4%

- Noviembre: 1,6%

- Diciembre: 1,2%