HOY EN URUGUAY

Uruguay da el puntapié inicial y avanza a una nueva etapa

El país vecino afronta la vuelta al fútbol a través de diferentes fases. Los equipos profesionales ya se entrenan con los protocolos sanitarios correspondientes

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso Labat es economista y recientemente fue nombrado como representante de la Conmebol ante la FIFA.

En diálogo exclusivo con diario Hoy contó cómo son los protocolos y las etapas para la vuelta a las canchas, de qué manera se preparan los equipos en el regreso a las competencias y las dificultades económicas que atraviesan en el sector.

—¿Cómo es el protocolo que maneja la AUF para la vuelta al fútbol en el Uruguay? ¿Cuáles serán sus fases o etapas para volver a la competencia?

—El protocolo ya está en curso desde el 15 de junio. Tiene cuatro fases, más una fase cero, que es la que tiene que ver con los hisopados. La primera fase es el comienzo del entrenamiento en sí, con un trabajo individual durante dos semanas. La segunda, que ya comenzó, incorpora trabajos grupales con más intensidad del entrenamiento, el uso de pelota en los espacios reducidos grupales. Y finalmente una fase tres, que es la que sería la de entrenamiento colectivo, prácticas entre jugadores de planteles, partidos amistosos. La fase cuatro es el comienzo del torneo.

Esta semana el gobierno nos autorizó a darle un poquito más de intensidad a la fase dos y a incorporar algún elemento de la fase tres, que fue evaluado por los profesores de Educación Física para evitar lesiones, porque nuestro campeonato, a diferencia del argentino, comienza a principios de año y termina a fin de año, y estamos con 34 fechas por delante. Entonces, el factor lesión es muy importante y por eso adelantamos alguna semanita elementos de la fase tres.

—¿Incluye a los clubes del interior del Uruguay, integrantes de Organización del Fútbol del Interior (OFI)?

—No, los clubes amateurs, incluidos los de OFI, van a tener libertad de entrenamiento a partir del 13 de julio. Eso fue determinado por la Secretaría Nacional de Deporte el miércoles pasado.

—Se dice que los futbolistas recibirán ropa y elementos sanitarios antes de los entrenamientos, ¿cómo será el protocolo para los futbolistas en su rutina diaria?

—Hasta el momento ellos reciben la ropa, es individual, no la cambian en utilería, la lavan en su casa y terminan el día siempre con un equipamiento de ropa que no pasa por las utilerías y las lavanderías de los equipos, y por lo tanto no anda circulando entre compañeros.

—¿Como presidente de AUF, cómo imagina la vuelta a las competencias internacionales?

—Hoy la competencia internacional tiene el de-safío de volver con el mismo formato que está previsto de antemano. Esa es la tarea de la Conmebol. Nos imaginamos que las gestiones que está desarrollando su presidente, que anteayer estuvo en conferencia con los presidentes del bloque del Mercosur, contempla las principales características del protocolo de competencia en Sudamérica.

Seguir leyendo...

A través de esas gestiones que está realizando la Conmebol se puede volver a jugar durante la primavera con las seguridades básicas, mientras que las medidas sanitarias lo permitan. No todos están en la misma situación, es una proyección que uno hace pensando en que la variable tiempo va a jugar a favor del retorno a las competiciones.

—En lo que va de la pandemia en el Uruguay, ¿se produjo algún caso positivo de Covid-19 en futbolistas dentro del país?

—Hasta ahora no ha habido en futbolistas locales, aunque sí existió un caso positivo en un conocido dirigente que lamentablemente falleció. Pertenecía al Club Atlético Rentistas, el vicepresidente José “Pino” Marciano.

—¿Cómo es la situación económica actual del fútbol en el Uruguay, más allá de los equipos grandes?

—La situación no es sencilla, aunque no es peor porque hemos podido parar la máquina y se cortaron los costos. La proyección hacia el futuro, sin embargo, es complicada, porque el fútbol uruguayo tiene como primer ingreso el de las transferencias de futbolistas, y eso sí es un desafío muy grande porque se han parado los mercados de pases. Vamos a tener que enfrentar situaciones de contrataciones anteriores a la pandemia con ingresos afectados por la misma.

Tenemos todavía seis meses por delante con contratos que fueron firmados y acordados en una realidad que era muy diferente. Tuvimos que salir a asistir a los equipos con alguna línea que provino de Conmebol, y ahora vamos a hacerlo con la ayuda de la FIFA.

Todos tratamos de acogernos a los beneficios del seguro de paro, para que jurídicamente los clubes tengan una cobertura por los meses que pasaron. Los futbolistas, por su parte, necesitan un sueldo mínimo. Por suerte pudimos sostener los ingresos de televisión, aunque lamentablemente no vamos a disponer del dinero que entraba por las boleterías.

Noticias Relacionadas