Apriete de la AFIP al diario Hoy: Denuncian falsedades y hasta piden que declare un muerto

Así consta en el escrito presentado en los tribunales federales de Comodoro Py. El organismo pide que se cite a declarar a un ex legislador K que falleció hace cinco años

Tal como venimos informando, los funcionarios de la AFIP que están involucrados en negocios turbios, pedido de coimas, conformación de empresas fantasmas, etc., a partir de distintas investigaciones e informes realizados por Hoy, emprendieron una nueva ofensiva para intentar censurar las publicaciones. Concretamente, presentaron una demanda penal por supesta “extorsión” contra  la directora Myriam Renée Chávez de Balcedo en la Justicia Federal de Capital Federal.

Lo insólito es que, en el marco de esa denuncia, los funcionarios de la AFIP solicitaron distintas declaraciones testimoniales, entre ellas la de un ex diputado provincial que hace cinco años que está fallecido. Nos referimos a Nicolás Dalesio, un ex legislador que hace casi una década formó parte de una denuncia realizada contra Marcelo Balcedo, el hijo de la directora del diario Hoy, quien había difundido una investigación periodística por el pago de coimas durante el gobierno de Felipe Solá, en el marco del proceso de renovación automática de licencias de las salas de bingo. En aquel entonces, sectores políticos buscaban fondos para financiar una campaña reeleccionista del entonces gobernador, siendo una candidatura que estaba impedida por la Constitución bonaerense. Todo el proceso judicial emanado de esa denuncia fue declarado nulo por el Tribunal de Casación bonaerense en 2009, en un fallo ratificado por la Suprema Corte bonaerense y por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es decir, desde la AFIP pidieron que declaren autores de una denuncia que la propia Justicia dictaminó que era falsa.

A su vez, en su presentación, los funcionarios del organismo recaudador se esforzaron en intentar en vincular a Marcelo Balcedo con el diario, cuando no existe ninguna relación en lo que hace a la administración, participación societaria ni en cuanto al lineamiento editorial. La vinculación solo está dada por el apellido y el parentesco familiar con la directora. Asimismo, los funcionarios de la AFIP afirman que la extorsión se dio durante una reunión realizada en el organismo recaudador. Lo que no dijeron es que esa reunión fue convocada por ellos mismos y en ese ámbito la directora no hizo más que ratificar lo que venía denunciado el diario Hoy, es decir, que el diario era y sigue siendo víctima de una campaña orquestada por la AFIP para silenciar sus investigaciones y críticas al gobierno nacional. La muestra más cabal de ello es que cada inspección se dio después de publicaciones que molestaron al kirchnerismo y, para colmo, fue orquestada por funcionarios con antecedentes de haber atacado al periodismo independiente.

La falaz victimización

Seguir leyendo...

“Los nombrados (Chávez de Balcedo y empleados del diario Hoy) intimaron a los integrantes de este organismo a que se abstenga de cumplir con sus misiones específicas”, dice en su denuncia los funcionarios de la AFIP. La realidad es que las inspecciones comenzaron luego de una serie de notas críticas y cuestionadoras al accionar y la conducción del organismo recaudador, que se venían publicando desde los inicios de la gestión de Echegaray, y que continuaron en función de los diversos escándalos. Esto se fácilmente verificable como lo muestran las publicaciones (ver página 5) donde se cuestiona: el 10 de mayo, el programa de blanqueo de capitales; el 27 de junio y el 2 de julio de 2013 los aprietes de la AFIP a Ricardo Lorenzetti (recientemente se reabrió la investigación, a partir de un fallo de la Cámara Federal), y el 10 de septiembre de 2013 los beneficios impositivos que le permitieron al zar kirchnerista del juego, Cristóbal López, comprar Petrobras. Precisamente, la publicación de estos  dos últimos temas coincide cronológicamente con el “cruce sistémico” que, según declaró en sede judicial Roberto Javier Ceferino Propato, titular de la Subdirección General de Coordinación Operativa de los Recursos de la Seguridad Social, determinó el inicio de la inspección a la señora Chávez de Balcedo. 

Asimismo, las actuaciones y la inspección comenzó de forma casi paralela a la visita de inspectores de la AFIP que tuvo la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú en su domicilio particular, luego de haber denunciando ataques a la libertad de expresión en la OEA. Es decir, hay indicios concretos que, en aquel entonces, la AFIP había emprendido una acción generalizada contra empresas periodísticas y periodistas reconocidos. 

Por su parte, Fidel Chiaperi, director regional de La Plata, también se presentó a declarar como testigo. Directamente faltó a la verdad cuando dice que la directora Chávez de Balcedo amenazó con iniciar una campaña en febrero, tas las reunión mantenida el 22 de diciembre. No solo nunca utilizó esos términos ni realizó amenaza alguna, sino que el diario nunca dejó de publicar denuncias y notas cuestionadoras contra la gestión de Echegaray a medida que se iban produciendo o confirmando las irregularidades. De hecho, el 24 de diciembre, dos días después de la reunión, el diario Hoy publicó que en el congreso la oposición planteaba interpelar a Echegaray por los aprietes al diario, como se puede ver en la página 5 de la mencionada edición. Esta publicación de por si demuestra que Chiaperi faltó a la verdad ya que el diario nunca supeditó la continuidad de sus publicaciones referidas a la AFIP en función de eventuales favores de dicho organismo. Cabe destacar, asimismo, que Chiaperi es cuestionado por personal de la propia AFIP por castigar a agentes del organismo, iniciándoles sumarios, por el simple hecho de opinar de manera crítica en relación a las medidas oficiales. 

Asimismo, la reunión en cuestión fue convocada por las autoridades del propio organismo, que citaron a la directora a la sede central. Allí, Chávez de Balcedo no hizo más que ratificar lo que venía denunciando el diario: que todo lo actuado por la AFIP era parte de una maniobra política y por eso todo el proceso estaba viciado de nulidad. Haber aceptado el plan de pagos, que ofrecieron las autoridades, hubiese significado convalidar la ilegalidad. De hecho, al día de hoy, el Tribunal Fiscal aún no se expidió sobre la  legalidad de lo que exige la AFIP, pese a los cual el organismo igual avanzó con denuncias penales como mecanismo de amedrentamiento. 

Asimismo, el interés político de quienes orquestaron las inspecciones es confirmado por sus propios antecedentes. Por eso, ante la segunda inspección, que fue realizada en octubre de 2014 y que apuntó a la empresa Edigráfica, que edita el diario Hoy y es presidida por la señora Chávez de Balcedo, se recusó en sede administrativa a las autoridades de la regional La Plata, pidiendo que el operativo fuese realizando por personal de otra regional, ajeno al conflicto, y que no estuviesen involucrados en la denuncia penal que había hecho la directora ese mismo mes y que, cabe destacar, incluía al propio Chiaperi como uno de los involucrados en los aprietes. La AFIP no hizo lugar al pedido de recusación. ¿Si son tan tranparente en su accionar, cual fue el motivo por el cual se negaron a que intervenga personal del organismo recaudador no vinculado con el conflicto? Jamás lo informaron. 

La inspección a Edigráfica se dio luego de una publicación de tapa realizada el 14 de octubre de 2014 donde se comparaba las prácticas de la AFIP con maniobras similares que practicaban el gobierno de Margarateh Thatcher en Inglaterra y el régimen de Augusto Pinochet en Chile, en base al testimonio de un especialista en la materia. Ese mismo día, el 14 de octubre, a las 18.45 horas, llegó la notificación de una deuda de la AFIP y 48 horas más tarde, el 16 de octubre llegó otra notificación anunciando la mencionada inspección.

El testigo denunciado y las empresas fantasmas

Gustavo Arce, otro testigo que declaró en Comodoro Py, también había sido denunciado en sede judicial por la directora del diario Hoy por los operativos de apriete. Intervino en la inspección a la empresa Edigráfica en su calidad de jefe interino de la División de Fiscalización Nº 1 de La Plata.

El diario Hoy descubrió que Arce, en el año 2010 (ya siendo funcionario de la AFIP), fundó una constructora que se llama Conarsa del Sur SA, con un capital de $12 mil, en sociedad con José Mario Sacchi, conocido en Quilmes por regentear un corralón de materiales de la construcción. En el acta de conformación de la empresa Conarsa, Arce no declara ser funcionario de la AFIP, sino comerciante. Y fijó el domicilio de la empresa en el piso 10 de un edificio ubicado en calle Sarmiento nº 580 de Quilmes. Pero ni el portero ni ninguno de los vecinos saben quién es él ni tienen conocimiento de que allí funcione una constructora. En el piso 10 viviría Laura Lorena Muzzioli, que declara ser comerciante y habría sido pareja de Arce.

Está inscripta en la AFIP como monotributista categoría D y aparece como socia en otra constructora que sería fantasma, llamada Ciadeba SA, con sede en Juan Cruz Varela 603 de Quilmes, el mismo domicilio que declara Gustavo Arce.

Llamativamente, a partir de estas irregularidades que generó un fuerte malestar interno y del escandaloso apriete del diario Hoy, Arce fue trasladado a otra regional. Lo mismo ocurrió con otros funcionarios que, llamativamente, también cambiaron de funciones tras su participación en el escándalo. Cabe destacar que Arce fue candidato a concejal del kircherismo en las elecciones de 2013 en la ciudad de Quilmes. Es decir, tiene y tuvo siempre un interés político y partidario concreto en intentar perjudicar al diario.

El vínculo de funcionarios de la AFIP con empresas fantasmas no se reduce a Arce, sino que también hay otras autoridades involucrados en iguales maniobras. Tal es el caso de Guillermo Cabezas Fernández, otros de los denunciantes, que actualmente es subdirector general de Sistemas y Telecomunicaciones de la AFIP. 

Se trata de un licenciado en Informática oriundo de Berisso y que está vinculado con la firma AONIKENK SA, que tiene domicilio trucho en un edificio de departamentos en Neuquén. Así lo pudo constar in situ el diario Hoy.

Este tipo de irregularidades denunciadas por Hoy fue reconocido en los hechos por el propio administrador de la AFIP, Ricardo Echegaray, que a fines del año pasado se vio obligado a endurecer el código de ética del organismo, prohibiendo a sus funcionarios ser socios de empresas.

Noticias Relacionadas