La AFIP profundiza los aprietes contra el diario Hoy

En una nueva escalada contra el periodismo independiente y la libertad de expresión, la AFIP profundizó sus ataques al diario Hoy con el objetivo de silenciar nuestras investigaciones. Concretamente, autoridades del organismo recaudador presentaron una escandalosa denuncia penal en los tribunales federales de Comodoro Py de Capital Federal, acusando por asociación ilícita y extorsión a la directora del diario Hoy, la señora Myriam Renée Chávez de Balcedo. Insólitamente, en la denuncia, también incluyó a empleados de la empresa que edita Hoy.

En una clara muestra de que el kirchnerismo pretende convertir a la Argentina en el reino del revés, los denunciantes son todos funcionarios que fueron denunciados en las distintas investigaciones que venimos publicando. Es decir, quienes tendrían que estar en el banquillo de los acusados dando explicaciones por sus empresas fantasmas, las coimas, los ataques a la libertad de expresión y las distintas actividades ilícitas que se cometen en el organismo recaudador, pretenden convertirse en querellantes con el objetivo de que no sigamos con nuestras investigaciones. Es más, todos estos funcionarios fueron denunciados por la directora Chávez de Balcedo, en abril pasado, cuando hizo una presentación en los tribunales de La Plata para que sea la Justicia la encargada de indagar acerca de cada una de nuestras investigaciones y la responsabilidad de cada uno de los integrantes de la AFIP que están involucrados.

Los denunciantes/denunciados son:

Ricardo Echegaray

Es el administrador general, de pasado en la Ucedé y conocedor como pocos de los negocios de los Kirchner. Lo conoció a Néstor a través del empresario Rudy Ulloa Igor,  que pasó de ser chofer de Kirchner a empresario multimillonario, de forma similar a Lázaro Báez. Estuvo involucrado en numerosos casos de corrupción durante su paso por la Aduana y el ONCCA, y su exjefe de gabinete está procesado por haber otorgado una escandalosa moratoria luego de que presuntos testaferros de Boudou se hicieron de Ciccone Calcográfica.  Además, un empresario pesquero de Mar del Plata acusó a Echegaray, en sede judicial, de haber querido quedarse con esa imprenta.

Guillermo Michel

Seguir leyendo...

Actual director general de la Aduana, cargo que asumió en marzo de este año luego de haber sido titular de la Coordinación Técnico Institucional de la AFIP. Oriundo de Gualeguaychú, donde aún vive, fue socio en Pedro Guastavino, senador kirchnerista y ex vicegobernador de Entre Ríos. Michel es de extrema confianza de Echegaray, haría el trabajo sucio. Está vinculado con los servicios de inteligencia, tiene pasado como hacedor de empresas fantasmas sospechadas de ser plataforma para lavar dinero, sirviéndose de los servicios de una abogada llamada Ana Cristina Palesa que también aparece en empresa ligadas a Carlos Salvatore, uno de los procesados en la causa Carbón Blanco por el envío de un tonelada de cocaína a Europa. Michel está sindicado de haber sido el ideólogo de los operativos de apriete contra Clarín y contra Ricardo Lorenzetti

La abogada Palesa también aparece rubricando empresas del uruguayo Jorge Lambiris, un ex pirata del asfalto que fue condenado por la Justicia en el año 2000 y que maneja los negocios de los depósitos fiscales de la Aduana. Lambiris fue escrachado junto con Echegaray veraneando en Río de Janeiro y ambos también habrían viajado a Emirato Arabes.

Mariana de Alba

Es la subdirectora general de Operaciones de Interior. Se trata de una funcionaria de 46 años, con un frustrado paso por la política electoral. Formó parte del ignoto partido “Confederación Vecinal” que en las elecciones legislativas de 2005 llevó como principales postulantes a dos ex jueces (ambos ya fallecidos): Julio Cruciani e Irma Lima, obteniendo un paupérrimo 1,83% de los votos. De Alva tuvo su minuto de fama el año pasado durante el escandaloso remate de la camioneta del valijero Leonardo Fariña -preso por evasión impositiva y está acusado por lavar dinero de Lázaro Báez (presunto testaferro de los Kirchner)- que tuvo lugar en la misma sede donde actualmente tramitan los arietes impositivos contra el diario Hoy. La BMW negra de Fariña, modelo X6 del año 2011, patente JMK 762, con 42.000 kilómetros y con un valor de mercado de un millón de pesos, quedó en poder de un tal Carlos Limeres, un monotributista D, una de las categorías más bajas ya que contempla hasta 96 mil pesos de ingresos brutos al año. Limares ofreció 644 mil pesos por el vehículo en cuestión. Es decir, los números no cierran por ningún lado. Al trascender estos datos, la operatoria tuvo que ser anulada y De Alva quedó en off side, al punto que tuvo llamarse a silencio cuando unos días antes había declarado: "Si la Justicia nos lo permite, primero vamos a rematar los autos, luego el campo y cualquier otro bien que Fariña tenga con el objetivo de cobrar la totalidad de la deuda".

Ricardo José Marino 

Es el del actual Subdirector General de Planificación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Participó en el proceso de quiebra y vaciamiento del antiguo Frigorífico Buenos Aires, recuperado por los trabajadores y convertido en la actual Cooperativa de Trabajo Frigorífico Torgelón 58 Limitada. Según pudo conocer Hoy, la participación de Marino –que ahora cumple funciones en un organismo que define la vida y la hacienda de los contribuyentes- se dio luego de que un grupo empresario se hiciera cargo de la empresa que pertenecía a las familias Torres y Gelón tras la crisis del año 2001. Lejos de aportar soluciones, lo que parecía un remedio terminó siendo mucho peor que la enfermedad. A través de oscuras maniobras, se vació la empresa, llevándola a la quiebra y al total abandono de sus instalaciones y empleados.

Horacio Curien 

Es el subdirector general de fiscalizaciones. Se trata de un funcionario de pésimos antecedentes ya que fue uno de los funcionarios que en el año 2010 viajó a La Patagonia para reunirse con el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, en su estudio.  Allí habrían “retocado” las declaraciones juradas de la familia presidencial, fabricando así la excusa perfecta para que el inefable juez Norberto Oyarbide archivara una pesada denuncia por enriquecimiento ilícito. Curien debe fiscalizar a los bancos a través de la  Dirección de Investigación Financiera, teniendo facultades para autorizar la matriz de las declaraciones juradas anticipadas de Importación (DJAI) y las declaraciones juradas anticipadas de Servicios (DJAS). Palabras más palabras menos, por su manos pasa gran parte del sistema de contralor impositivo.  

Curien es quien determina a quien se lo fiscaliza, monitorea las fiscalizaciones electrónicas y Echegaray también le asignó la responsabilidad institucional de investigar la "lista" de argentinos con cuentas en Suiza que el titular de la AFIP alardea haber conseguido profesionalmente, aunque en realidad serían datos aportados por el gobierno francés a partir de lo que fue informado por un empleado infiel del HSBC. Hay sospechas de que la ofensiva contra ese banco, en rigor, es una represalia porque el HSBC les bloqueó un crédito a Echegaray y a sus socios para hacer un emprendimiento inmobiliario en Uruguay. Entre los socios de Echegaray, se menciona al ex pirata del asfalto Jorge Lambiris, vinculado con los negocios de los depósitos fiscales.

Curien está ligado con la Asociación de Bancos de la Argentina, entidad que aglutina empresas a la que debiera controlar. Antes de desembarcar como funcionario en la AFIP fue un importante directivo del Banco Francés y nunca habría perdido contacto con el titular de dicha entidad, Mario Vicens, quien fue presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina hasta el año 2011.  Las fuentes consultadas afirman que Curien –que actualmente vive en el exclusivo country Pilar del Este, sobre la Ruta Panamericana- recibiría precisas instrucciones de Vicens, todas las semanas, en reuniones que mantendrían en un reconocido restaurant porteño, ubicado a pocas cuadras de la sede central de la AFIP.

Silvana Quinteros

Actualmente está a cargo de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social. Es amiga de la esposa de Echegaray. Quinteros, antes de llegar a la AFIP, estuvo a cargo de la oficina de la ONCCA en Bahía Blanca, un organismo que tuvo que ser disueltos por las múltiples denuncias de corrupción relacionadas con el reintegro de subsidios a productores y empresas agropecuarias.

Guillermo Fabián Cabezas Fernández

Es, quizás, uno de los funcionarios de mayor confianza de Echegaray.  Nacido y criado en Berisso, Cabezas Fernández se desempeña como subdirector general de Sistemas y Telecomunicaciones, y fue compañero de promoción de Echegaray en el Liceo naval de Ensenada. Pero su función no sólo consiste en garantizar el funcionamiento de las computadoras. Va mucho más allá, al punto que sería uno de los principales funcionarios que intervino en el escándalo de la exCiccone Calcográfica. Cabezas Fernández integra una empresa fantasma llamada AONIKENK APART SA, con domicilio en Neuquén. Se trata de una firma que, según consta en el edicto publicado en el Boletín Oficial de esa provincia, está dedicada a la explotación, promoción, comercialización, desarrollo y administración de establecimientos turísticos y hoteleros;  el mismo rubro que utilizarían los funcionarios kirchneristas para el blanqueo de divisas, especialmente en El Calafate. Un periodista del diario Hoy se hizo presente en la sede de la firma, ubicada en la capital de Neuquén, y el piso C no existe. En el lugar hay un edificio de departamentos, y los vecinos que allí viven nunca sintieron hablar de que en el inmueble funcionara una empresa turística, y no conocen a Cabezas Fernández ni a Vargas.

Pablo Aguilera

Otro ex funcionario de la ONCCA que actualmente cumple funciones en el organismo recaudador: es nada más y nada menos que Subdirector de Legal y Técnica de la Dirección General Impositiva (DGI). Aguilera –hijo del abogado Jorge Aguilera, mencionado en los Juicios de la Verdad por comandar un grupo de choque que habría asesinado a judíos y estudiantes universitarios en 1975- junto con Luis Capellano, actual secretario de Ingresos públicos de la Nación y ex subsecretario de Planificación del organismo recaudador, habrían compartido el negocio del cobro de comisiones por el pago de subsidios a feet lots, tarea de la que se habría servido de hasta vehículos oficiales. Acompañando a Echegaray, el patrimonio de Aguilera habría crecido exponencialmente al punto que, según fuentes consultadas por Hoy,  sería dueño de varios departamentos en Miami. Actualmente, en la AFIP, sería el encargado de manejar y cobrar las consultas vinculantes que hacen los contribuyentes para que la DGI determine si están alcanzados por determinados impuestos y dar la interpretación jurídica al respecto. Aguilera habría hecho designar a Sebastián Durruty que fue director regional del organismo recaudador en Mar del Plata y actualmente desempeña el mismo cargo en Tucumán. Durruty estaría relacionado con otro negocio millonario relacionado con el pago de devoluciones de exportaciones. Según trascendió, cuando inspectores de la AFIP de Bahía Blanca comenzaron a realizar esa investigación sobre la usina de boletas truchas de la que se habría servido empresarios como Lázaro Báez, Echegaray decidió disolver la regional bahiense y la investigación pasó a depender de Durruty, en Mar del Plata. En este caso está involucrado Juan Suris, el novio de la vedette Mónica Farro, que está preso por otra causa mucho más pesada: fue denunciado como supuesto jefe de una red de narcotráfico. También está acusado por presunto lavado de activos y tráfico de personas.

Daniel Santanna 

Es subdirector general de Operaciones Aduaneras Metropolitanas. Según fuentes consultadas por Hoy, este funcionario –que reporta a Echegaray- habría amasado una fortuna con negocios turbios que tendrían que ver con el manejo de bagayos (bultos, paquetes, equipajes) y la falsificación de declaraciones juradas de importaciones derivadas a depósitos fiscales de amigos del poder, como el uruguayo Jorge Lambiris, el expirata del asfalto vinculado con Echegaray.

Santanna sería uno de los responsables de la denuncia judicial trucha que se habría presentado en la Fiscalía Penal Económica Nro. 5, a cargo de Miguel Schamun, que tendría una relación muy cercana con funcionarios del organismo recaudador. Con esta demanda se busca aprovechar los vericuetos de las leyes de competencia y de los códigos procesales para neutralizar el accionar de aquellos encargados de administrar Justicia que estén dispuestos a cumplir con su deber, es decir, hacer que los delincuentes que pasan por la administración pública terminen tras las rejas. 

Santanna es un funcionario que arrastra pésimos antecedentes ya que en el año 2005 había sido expulsado de la Aduana por el entonces titular de la AFIP, Alberto Abad, al verse salpicado en causas relacionadas con el narcotráfico. Pero, tiempo después, fue reincorporado al organismo.

Cronología del hostigamiento

-El apriete de la AFIP contra el diario Hoy comenzó en el año 2013 cuando, despuñes de una serie de notas cuestionadoras a la conducción de la AFIP y la política impositiva del gobierno, se ordena hacer una inspección contra la directora, la señora Myriam Renée Chávez de Balcedo. Se le objeta haber declarado como ingresos un módico préstamo de su marido, y se le aplica una multa que multiplicó por 10 el valor del préstamo. La multa fue apelada, siguiendo todos los pasos administrativos y aún debe expedirse el tribunal fiscal de la Nación.

Ahora bien, como el diario Hoy denunció el apriete y publicó las fotos de cada uno de los inspectores y funcionarios que participaron del operativo, se iniciaron una serie de ofensivas judiciales con distintas denuncias:

-Se inició una insólita causa por abuso, resistencia a la autoridad, amenazas, que tramita en los tribunales de La Plata.

-En una verdadera aberración jurídica, pese a que el tribunal fiscal aún no se expidió, se inicio una denuncia penal tributaria por evasión simple contra la directora del diario Hoy. Se trata es un delito penal tributario que contempla penas de prisión.

-A su vez, como el diario comenzó a denunciar a los funcionarios de la AFIP, Echegaray y Guillermo Michel iniciaron dos demandas civiles y comerciales, por daños y perjuicios, reclamando un millón de pesos cada uno a la directora.

En respuesta al accionar de la AFIP, la directora del diario inicio dos demandas penales:

-Una iniciada el 29 de octubre contra Echegaray y todos los funcionarios de la AFIP que forman parte del apriete por extorsión, falsa denuncia, violación del secreto fiscal, etc. La causa se encuentra cajoneada en el Juzgado de Laureano Durán que, pese a estar hace seis meses en el cargo, nunca llamó para que se ratifique la demanda

-La otra causa fue iniciada en abril de este año, donde se incluyó todas las investigaciones realizadas por el diario. Se pidió que todos los funcionarios fueran investigados en diversos delitos de corrupción como lavado de dinero, conformación de empresas fantasmas, narcotráfico, etc. La denuncia quedó radicada en el juzgado nº 3 a cargo de Di Lorenzo. 

Noticias Relacionadas