Diputados aprobó el proyecto de ley para la implementación de la Educación Ambiental Integral

Con 215 votos positivos, 7 negativos y 18 abstenciones, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo.

La Cámara de Diputados aprobó este sábado, con 215 votos positivos, 7 negativos y 18 abstenciones, un proyecto de ley para implementar la Educación Ambiental Integral (EAI) en toda la República Argentina. Los senadores tendrán la autoridad final para aprobar la ley.

La iniciativa fue pensada con el objetivo de promover la educación ambiental e incorporar los nuevos paradigmas de la sostenibilidad a los ámbitos de la educación formal y no formal, desarrollada e implementada en conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Ministerio de Educación, con competencias y facultades diferenciadas. A su vez, se articulará con las universidades, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto define a la educación ambiental como "un campo de intervención político pedagógico inmerso en los distintos ámbitos educativos: formal, no formal e informal, que impulsa procesos educativos orientados a la construcción de conocimiento, saberes, valores y prácticas ambientales para la formación ciudadana tendiente al desarrollo sustentable y el ejercicio del derecho a un ambiente sano, digno y diverso".

Además, asegura que promueve “una concientización ambiental para la construcción de una ciudadanía responsable con el ambiente. (...) Las problemáticas ambientales planetarias, que atraviesan todas las fronteras físicas, biológicas y socioculturales, son de carácter multidimensionales y multiescalar, por lo que desde el punto de vista de su abordaje, deberán ser consideradas y trabajadas de manera inter y transdisciplinaria”.

El tratamiento de esta iniciativa, que contó con la presencia del ministro de Ambiente, Juan Cabandié, en el recinto, comenzó con la diputada Blanca Osuna, quien sostuvo que “la responsabilidad que tenemos ahora es que con esta ley, además de establecer el derecho a la educación ambiental, aportemos a algo complejo, que es que las herramientas en materia de gestión pública contribuyan a la coordinación que necesariamente tiene que darse entre los responsables de las políticas educativas y quienes lo están en materia de políticas ambientales: estamos hablando del Ministerio de Educación y el Ministerio de Desarrollo Sustentable y sus equipos”.

“Una sociedad no solo se define por lo que crea o por sus leyes, sino por las grandes definiciones; cuando se decide qué cosas cuidar. Lo que está en juego es nuestra propia dignidad; el Papa diría qué mundo dejarles a quienes nos sucedan, y seguramente esta ley será un aporte sustancial para que esto suceda”, concluyó.

Por su parte, Ayelén Spósito, quien representa a Río Negro, aseguró que “con esta ley pensamos generar conciencia ambiental. Lograr este gran paso, nos va a convertir en una sociedad más saludable, porque con esta ley buscamos vivir en un ambiente sano, digno, respetando las diversidades culturales. Con esta ley vamos a lograr que las nuevas generaciones crezcan con conciencia ambiental”.

Seguir leyendo...

El diputado Hernán Pérez Araujo (Frente de Todos – La Pampa) se refirió a la ley para implementar la educación integral en la República Argentina y consideró que “venimos perdiendo la batalla en la defensa del ambiente”.

“El tema de la educación ambiental integral es una piedra basal en el mundo que se viene” porque “la preservación del ambiente es una cuestión de responsabilidad social de todos y de todas con las futuras generaciones”, a la vez que reclamó que no sirve quedarse en “lo declamativo”.

La diputada Beatriz Avila señaló por su parte que “los efectos de la degradación ambiental no solo son catastróficos para la salud del ser humano, sino también para nuestra flora y nuestra fauna, pero también hay efectos económicos que pueden ser desastrosos y que nosotros en la Argentina no escapamos. Según el Banco Mundial, las estimaciones más conservadoras colocan al costo de la degradación ambiental en Argentina en el 8,11% del PBI. Realmente es un tema no menor y que es fundamental que lo estemos tratando en esta sesión”.

“La clave para que esta ley constituya una herramienta estratégica y que se genere una verdadera política pública educativa ambiental es que tenga una proyección y una visión federal, que integre a la Nación con todas las provincias”, concluyó la legisladora tucumana.

Llegando al final, la diputada de La Cámpora Daniela Vilar aseguró que se trata de “una ley absolutamente completa, fundamental, y coincidimos todos y todas en que la educación es trascendental para nuestro pueblo. Tal vez en lo que no coincidamos es en la perspectiva”.

Para finalizar, el diputado Leonardo Grosso sostuvo que “discutir una ley como esta que establezca que esta perspectiva se discuta en el conjunto del sistema educativo es fortalecer el rol del Estado. (...) La educación es una enorme herramienta para discutir los modelos económicos. No es posible un modelo neoliberal y ser ecologista”.

“Es una ley que se construyó en el tiempo, enriquecimos el proyecto y hoy estamos avanzando en la media sanción en esto que todos y todas llamamos como una de las deudas de nuestra democracia” concluyó el presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano.