Navidad a oscuras: los cortes de luz se extendieron por todo el país

Millones de familias debieron pasar las fiestas sin electricidad. Se profundiza la crisis del sistema energético y advierten un crecimiento del problema para los próximos meses.

"El sistema eléctrico está perfectamente preparado para encarar el verano”, aseguró el 7 de noviembre pasado el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido. No fue necesario esperar a enero para que tal aseveración se desmoronara en mil pedazos, ya que los primeros picos de calor hicieron colapsar nuevamente las redes eléctricas a lo largo y ancho del país, sacando a relucir la crisis estructural que afecta al sistema energético. 

Ayer, las fuertes temperaturas generaron cortes masivos en varias zonas del país, principalmente en lo que hace a la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, generando, en muchos casos, la interrupción del suministro de agua potable. En la ciudad, varios barrios debieron afrontar las fiestas navideñas a oscuras. 

En diálogo con Hoy, el exdirector de Yacyretá y especialista en la materia, Félix Herrero, cuestionó al Gobierno nacional por no avanzar en el plano de las inversiones y por buscar excusas ante los constantes apagones. “De Vido hace diez años que viene diciendo que no hay cortes. Ya no se puede creer, no ha habido inversiones en el sector eléctrico. Las obras se postergan. Decían que Atucha II ya iba a estar funcionando, después dijeron que iba a empezar en febrero y ahora se dice que no se sabe si el próximo año va a empezar a funcionar”, indicó  el referente en temas de energía de Proyecto Sur. Además sostuvo que “va a haber una crisis este verano”, ya que “no han invertido” y cada vez que hay cortes lo único que hace el Gobierno es decir que “hay sabotaje o fallas inusuales”. 

Lo cierto es que la falta de inversiones en las últimas décadas ha generado un desfasaje entre la capacidad de las instalaciones actuales y el incremento del consumo, ya sea por el crecimiento demográfico como por la masificación en la utilización de electrodomésticos. 

“Cuando se hacen los nuevos edificios, no se usa gas sino energía eléctrica, lo que hace que se recargue aún más el tendido eléctrico que está totalmente colapsado. La sobrecarga se da por aumento de la población, y por la mayor utilización de artefactos eléctricos”, indicó a Hoy Osvaldo Bassano, presidente de la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (Adduc), quien además sostuvo que la mayoría de “los cables de media tensión que se cortaron (durante la jornada de ayer) datan de la década del ‘60 y ‘70”.

Seguir leyendo...

A la precaria solvencia del sistema eléctrico se le suma la debilidad en el desarrollo del resto de las energías. A partir de 2003 se produjo un descomunal descenso de las reservas de gas (-46%) y petróleo (-9,2 %). Incluso, y como adelantó este medio, en 2013 el Gobierno va a importar 83 barcos de 135.000 metros cúbicos de GNL cada uno, que, a los valores del mercado, representarán una factura anual en torno de los US$ 3.300 millones. No sólo no reducirá el déficit existente, sino que lo acrecentará en un 28%.

Aseguran que habrá más cortes

Las asociaciones de consumidores vienen advirtiendo sobre las consecuencias que acarrea la crisis energética en el país, y auguraron un verano con mayor cantidad de cortes de luz.  

“Como decía Perón, la única verdad es la realidad. El sistema de distribución está colapsado. El Estado no ha hecho nada con respecto a los controles. En verano va a haber más cortes de luz que el año pasado”, agregó Bassano.  

Con menos calor, más apagones

Desde las asociaciones de consumidores vienen sosteniendo que el sistema eléctrico se encuentra colapsado, situación que empeora día a día. En ese marco, desde Adduc aseguraron que, según un relevamiento realizado, en la actualidad se generan cortes de energías por debajo de las temperaturas promedio. 

Mientras que años anteriores los cortes de luz que antes se daban a partir de los 30 grados promedio, ahora se dan con 20 y 24 grados. 

“Las empresas están hace más de 20 años en el mantenimiento del servicio. No han generado una sola inversión necesaria y útil para la viabilidad del sistema. Desde Avellaneda hasta Almirante Brown no había una sola casa que tuviera luz. Esa es la Navidad que tuvimos con Edesur. Lo mismo pasó en Capital Federal con Edenor y en La Plata con Edelap”, concluyó Osvaldo Bassano.

Varios barrios de la ciudad sin suministro eléctrico

Los barrios de Gonnet,  Hipódromo, Aeropuerto, Villa Elvira, Ringuelet, City Bell, Altos de San Lorenzo y Tolosa fueron los más afectados por los cortes de energía que hubo ayer en La Plata. 

La situación llevó a que un grupo de familias damnificadas por el apagón realizara un corte de calle en 20 y 72 para exigir el restablecimiento del servicio.

Voceros de Edelap le comunicaron a Hoy que “el 50% de los clientes puntuales afectados por la tormenta ya cuentan con servicio normal. Se estima que para el final del día de hoy (por ayer) se podrá normalizar el 50% restante”. No obstante, al cierre de esta edición numeros barrios seguían afectados por los cortes. 

Desde la empresa focalizaron las causas del apagón en los daños ocasionados por el temporal, dejando en un segundo plano los picos de calor. “Si bien las redes se comportaron con normalidad durante una jornada de intenso calor y frente a una tormenta con intensas ráfagas de viento, se han producido interrupciones puntuales del suministro eléctrico como consecuencia principalmente de la caída de árboles, ramas y otros objetos sobre las líneas aéreas de distribución eléctrica”, aseguraron desde la empresa. 

En Provincia y Capital Federal, la mayor cantidad de afectados

Diferentes barrios de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal debieron afrontar la Navidad con cortes en el suministro de energía eléctrica, lo que ocasionó varias protestas vecinales. 

En el Conurbano bonaerense, las zonas más afectadas fueron Monte Grande, Bernal, Quilmes, Banfield, Almirante Brown, Ramos Mejía, Haedo, Florida, Villa Bosch y Vicente López.

Por su parte, la Costa Atlántica no quedó exceptuada de los apagones. En Mar del Plata el corte de luz se extendió en un 90% de la población. Situación similar ocurrió en Necochea, donde el servicio se vio suspendido en un 100%, restableciéndose recién a partir de las 20. 

En la ciudad de Buenos Aires, los cortes se produjeron en Villa del Parque, Devoto, Boedo, Caballito, Villa Luro, San Telmo, Villa Riachuelo, Coghlan y Palermo.