La Plata
Lunes 22 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 21.5°H 49%

Rivadavia Rock, un ciclo que no para de crecer

En el año 2016 se inauguró en el barrio de Floresta el festival por el que pasaron bandas como Turf, Los Tipitos y La Mississippi. En junio cumple un año de vida y para celebrarlo se organizó un evento con músicos que serán parte de la cargada agenda de 2017

En junio de 2016, el Teatro Rivadavia, ubicado al 8600 de la calle homónima, le abría las puertas a un nuevo ciclo de rock destinado a toda la familia. Un año antes, las salas habían sido renovadas completamente, manteniendo la fachada del legendario edificio inaugurado en la década de 1940.

Desde ese lugar, que tiempo atrás había tenido el agrado de recibir a grandes referentes de la música como Luis Alberto Spinetta o Mercedes Sosa, consideraron que era el momento ideal para comenzar a desarrollar una serie de recitales dedicados al rock. Por sus tablas desfilaron bandas como Turf y Los Tipitos, y en este 2017 el ciclo Rivadavia Rock celebrará su primer año de vida con varios espectáculos ya confirmados, como el de Massacre, que se presentará este viernes a las 21.

“Me encanta estar trabajando de este lado. Lo que hicimos fue unir el teatro con la música de las bandas que conocemos desde hace muchos años”, le contó Bebe Contepomi, el productor del evento, a este medio. “Es lindo disfrutar como público y como artista, te da la posibilidad de hacer un show de la medida que querés”, aseguró Ricardo Tapia, el líder de La Mississippi, grupo que participó varias veces en el ciclo.

Algunos de los artistas que tocarán a lo largo de este año, como Celeste Carballo, Adrián Barilari, Juan Antonio Ferreyra y Bersuit Vergarabat, conversaron con diario Hoy sobre lo que significa para ellos poder presentarse en el mítico Teatro Gran Rivadavia.

“Muchos traen a sus hijos para vernos, es algo para agradecer”

El próximo 9 de junio, Adrián Barilari y Juan Antonio Ferreyra, conocido popularmente como “JAF”, volverán a formar parte del ciclo rockero. “Estamos felices por hacer una segunda vuelta, ojalá haya una tercera y una cuarta”, afirmó Barilari, el vocalista de Rata Blanca, y agregó que “todas las bandas que pasan quedan sorprendidas, porque se ve muy bien, está bien ubicado y es familiar”.

—¿Qué significa esto para ustedes?

JAF:—Hay que agradecer a toda la producción, la gente que está detrás del intento de llevar adelante un teatro que no hace más que mostrar talentos argentinos frente al público en general. Consideramos que hay muchos jóvenes que van a tener la oportunidad de subir a este escenario que tiene excelente sonido e iluminación

Nosotros pensábamos en divertirnos, como primera medida, y finalmente se transformó en algo aceptado popularmente. Mucha gente trae a sus hijos para vernos, eso es algo que hay que agradecer. Tenemos que mostrar lo mejor de nosotros. Va a ser una bomba, va a estar muy bueno

—¿Cómo intercalás este trabajo con Rata Blanca?

Adrián Barilari:—En este momento estamos en un parate. Estuvimos dos meses de gira, así que nos repartimos: dos meses para un lado y dos para el otro (risas).

—¿Les gusta tocar juntos?

JAF:—Si nos llaman para tocar y podemos, vamos corriendo, porque es lo que hicimos toda nuestra vida. Lo hacemos por una vocación, somos profesionales, nuestros fanáticos compran tickets para vernos. Somos muy afortunados y agradecidos.

AB:—En los pueblos te encontrás con gente maravillosa que te invita a la casa a comer, que te dice que no pensó que ibas a ir, que nunca te vio. Para nosotros es una obligación. Tenemos que trabajar, hoy los discos se venden menos que nunca. 

La Bersuit, en clave acústica e intimista

El último disco que lanzó Bersuit Vergarabat fue publicado a comienzos de 2016. Por eso, La nube rosa  formará parte del repertorio del show que la banda brindará el 19 de agosto, aunque también prometieron algunos adelantos de lo que será su próximo álbum. Cerca de festejar treinta años de vida, Carlos Martín, Daniel Suárez y Juan Subirá, miembros de la agrupación, charlaron con este medio. 

—¿Qué significa para ustedes formar parte de un ciclo como este?

Carlos Martín:—Es muy lindo, porque nos sentimos muy cómodos y estamos siempre entre amigos. Hacer un show en un teatro es genial porque tiene toda una cuestión con la acústica que hace que se pueda tocar mucho mejor. De esta manera, se lucen otras composiciones, sonidos y melodías, generando un hermoso clima intimista. A nosotros nos encanta, nos llena de gusto el hecho de poder hacer un recital un poco diferente en un teatro. 

—¿Qué tipo de arreglos en las canciones permite el ambiente de un teatro? 

Daniel Suárez:—En esta instancia queremos aprovechar para hacer algo más acústico. El ambiente se presta para tocar algunas canciones que en un show en vivo, fuerte, o en un festival grande no se tocarían. Entonces, el contexto da para eso. Nosotros hicimos algo más acústico cuando estuvimos en el ND Ateneo, pero puede haber una chance ahora en el Rivadavia para hacer algo más íntimo.

—¿Qué planes tienen para lo que resta del año?

Juan Subirá:—Estamos haciendo algunos demos para lo que será nuestro próximo disco. La idea es grabarlo antes de fin de año. También estamos girando por el país y pensando lo que serán los festejos de los 30 años, que es un suceso importante porque no se cumplen todos los días.

Celeste Carballo, el emblema femenino del rock

Si alguien sabe de festivales y ciclos musicales es Celeste Carballo, quien durante la década de los 80 estuvo muy cerca de la ciudad de La Plata. “Yo vivía en San Telmo, pero tenía muchos amigos allá, y a veces me quedaba una semana en la casa de alguien”, contó la intérprete que estará en el Rivadavia Rock el 14 de julio.

—¿Cómo eran esos años en La Plata?

—Me iba con la guitarra a tocar en los festivales de La Plata, a fines de 1981 y principios de 1982. En ese momento surgió la amistad con Skay, La Negra Poli (Carmen Castro) y el Indio. Íbamos a la casa de ellos a ensayar, yo todavía tocaba sola, y me invitaron a un recital. La primera vez que toqué Me vuelvo cada día más loca fue con Los Redondos.

—¿En qué lugares de la ciudad te presentabas?

—Iba muy seguido a Chatarra, sobre calle 7. Juan Alberto Badía me conoció en La Plata. Hacía la conducción en uno de esos festivales y me presentó a las corridas. Terminé de cantar y me vino a decir que no lo podía creer. Después de ahí, fan para toda la vida. 

—¿Cuál es tu repertorio actual en los shows?

—Estamos con Se vuelve cada día más loca por amor al blues. Son los temas del primer disco y canciones nuevas que están a la altura del repertorio. A cada paso es la que más se escucha en iTunes.