Flexibilizaciones y una campaña de inmunización alterada

Pese a la disminución del número de infectados diarios y la confirmación de la reapertura parcial de fronteras, en las últimas horas hubo idas y venidas por la adquisición de las vacunas a la empresa china Sinovac, que denunció falsificación de autorizaciones para la distribución de dosis.

Hace una semana, el presidente Luis Lacalle Pou anunció la noticia tan esperada por todos los uruguayos: que ­confirmaba un acuerdo con los laboratorios norteamericanos Pfizer-BioNTech y con la farmacéutica china Sinovac para el arribo de millones de vacunas. Pero en las últimas horas, un comunicado oficial de la compañía asiática encendió las alarmas del vecino país.

“Ni Sinovac ni ninguna de sus subsidiarias ha firmado nunca una carta de autorización o documentos similares para ninguna empresa o individuo dentro de China para ­autorizarlos a distribuir la vacuna CoronaVac fuera de China”, emitió en un comunicado la empresa.

“Hemos observado que algunas empresas e individuos falsificaron y utilizaron ilegalmente documentos de autorización de Sinovac Biotech Co. Ltd. (Sinovac Beijing) o Sinovac Life Sciences Co. Ltd. (Sinovac Life Sciences), dos subsidiarias de Sinovac Biotech Ltd. (Sinovac)”, informaron.

El día miércoles, a cinco días de la declaración del mandatario uruguayo, se difundió la noticia de que el director del Instituto Butantan de San Pablo, Dimas Covas, había manifestado que el acuerdo no estaba cerrado entre esa institución, que actúa como intermediaria en la compra de vacunas de la empresa asiática para América Latina, y el Ministerio de Salud Pública uruguayo.
Horas más tarde, en esa misma jornada, el presidente aseguró: “Yo parto de la buena fe entre las partes, hicimos un acuerdo con un representante autorizado”, y dijo poseer documentos que prueban “que la empresa con la que negociamos tiene la autorización del laboratorio para venderle a Uruguay”.

Sin embargo, la incertidumbre por las contradicciones permaneció y generó varios cruces entre algunos legisladores. “Esto es muy grave. El gobierno tiene que informar y transparentar cuál fue su proceder. Estamos hablando de la salud de nuestro pueblo. Necesitamos transparencia y certezas ya”, escribió a través de Twitter el senador Alejandro Sánchez, del Frente Amplio.

Sebastián Da Silva, del Partido Nacional, recogió el guante y no tar­dó en responderle. “Espere unas se­manas, senador, y alégrese con todo el país. Mientras tanto, aguante la ansiedad. Este gobierno no es el Quin­cho de Varela... por suerte”, contestó.

Ayer, en una conferencia de prensa virtual organizada por el gobierno del estado de San Pablo, el director del Butantan sostuvo que continuará “haciendo esa intermediación”, pero aclaró que “algunos países consiguieron en estos días una interlocución directa con Sinovac para el abastecimiento inmediato, como fue el caso de Uruguay y Colombia”.
De acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio de Sa­lud Pública (MSP), ayer se llevaron a cabo 8.468 análisis y se detectaron 651 nuevos casos de coronavirus. Hasta la fecha, 425 infectados perdieron la vida.

Seguir leyendo...

Cabe señalar que desde el inicio de la pandemia 40.529 personas dieron positivo. Actualmente hay 6.958 casos activos, y 95 ciudadanos se encuentran en cuidados intensivos.

Flexibilizaciones

“Decidimos volver al 20 de diciembre, al cierre parcial de fronteras, que establece que se permite ingresar a los uruguayos, residentes y algunas otras excepciones. Todas las otras medidas, desde la prohibición de aglomeración, el aforo del transporte, el teletrabajo, continúan vigentes”, señaló Lacalle en conferencia de prensa.

Desde el área de turismo le confirmaron a este multimedio que se trata de una “medida aliviadora”, y que además se está evaluando el ingreso de propietarios.

En diálogo con diario Hoy, la presidenta de la Cámara Uruguaya de Turismo, Marina Cantera, manifestó que se trata de una decisión que “es positiva, es una buena noticia volver a esta situación de fronteras parcialmente abiertas, pero lo cierto es que para el sector turístico no mueve mucho la aguja, porque no está permitido el ingreso de turistas”.

Consultada sobre la posibilidad de extender aún más las flexibilizaciones, la funcionaria recalcó: “Estamos trabajando en eso con el Poder Ejecutivo, viendo alternativas, planteando ideas y tratando de encontrar soluciones. Entendemos que siempre lo más importante es la salud, el sector ha sido muy solidario en ese sentido, pero queremos encontrar la oportunidad para ir abriendo parcialmente las fronteras”.

Noticias Relacionadas