Fuego y agua amenazaron la producción de vacunas contra el coronavirus

Un incendio en India afectó a uno de los mayores fabricantes de la fórmula desarrollada por Oxford y AstraZeneca. Mientras tanto, en Gales, siguen trabajando para salvar de las inundaciones la planta donde se realizan las dosis de la farmacéutica británica.

En plena campaña de vacunación, un incendio en India y las inundaciones de Gales pusieron en juego a dos de los centros responsables de producir las dosis de la fórmula de la Universidad de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus.

Durante la mañana del jueves, los medios locales mostraban una gran humareda gris sobre la sede del Serum ­Institute of India, el mayor fabricante de vacunas del mundo. El incendio terminó con la muerte de al menos cinco personas.

“Estamos profundamente entristecidos y ofrecemos nuestro más sentido pésame a las familias de los que fallecieron”, declaró el presidente del instituto, Adar Poonawalla, a través de su cuenta de Twitter. A su vez, el primer ministro, Narendra Modi, dijo estar “angustiado por la pérdida de vidas humanas”.

Según informaron, las llamas se habrían originado en el segundo piso del edificio, en un sitio en construcción. “Hemos enviado seis o siete camiones de bomberos al lugar. De momento, no tenemos más información sobre el alcance del incendio o sobre si alguien quedó atrapado”, afirmó uno de los responsables del cuartel de bomberos de la localidad de Pune, ubicada al oeste de India.

Pese a la tragedia, las autoridades de la compañía aseguraron que no detendrán la producción de medicamentos para contrarrestar los efectos de la pandemia. En total, India prevé exportar un total de 20 millones de dosis a países del sur de Asia, América Latina, África y Asia Central.

“Me gustaría asegurar a todos los gobiernos y al público que no habría pérdida de producción de (la vacu­na) Covishield debido a los múltiples edificios de producción que había mantenido en reserva para hacer frente a tales contingencias”, explicó Poonawalla.

El instituto Serum produce 1.500 millones de dosis de vacunas por año, cifra que lo convierte en el mayor fabricante del mundo. De allí salen medicamentos contra la polio, la difteria, el tétanos, la hepatitis B, paperas, sarampión y rubéola, que son exportadas a más de 170 países.

El sábado pasado, India dio comienzo a una de las campañas de vacunación más ambiciosas del mundo, cuyo objetivo es inmunizar a 300 millones de personas hasta julio.

Actualmente, el país asiático es el segundo territorio más afectado por el coronavirus, con más de 10 millones de casos confirmados, superado solo por Estados Unidos.

Seguir leyendo...

Inundaciones en Gales

Los servicios de emergencia del país trabajaron con intensidad para evitar que el agua de las inundaciones que sufre el territorio británico dañaran el sector industrial en el que se encuentran las plantas de la empresa Wockhardt UK, responsable de “rellenar” las vacunas contra la Covid-19 de AstraZeneca.

“Tuvimos un incidente en el polígono industrial de Wrexham, la vacuna Oxford se produce allí y el almacén donde se guarda. Obviamente no puedo decir dónde está, pero tuvimos que trabajar en colaboración para asegurarnos de que no se perdieran las vacunas en las inundaciones. Llevo toda la noche en vela... Es un momento muy difícil para nosotros”, explicó Mark Pritchard, jefe del consejo municipal del condado ubicado al norte de Gales.

Actualmente, la zona industrial alberga laboratorios, almacenes y líneas de producción importantes para el desarrollo de la fórmula que ya está siendo administrada en decenas de países.

De acuerdo a lo informado por la compañía, “se tomaron todas las precauciones necesarias, por lo que no se interrumpió la fabricación ni la entrada de agua en los edificios. La planta ya está asegurada”.