“Este será el año de la vacunación, la reactivación y renacimiento de la Provincia”

Lo afirmó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en el discurso de apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense.

Por primera vez, las sesiones legislativas tuvieron una apertura con las Cámaras en “modo pandemia” lo que obligó a una imagen poco común a la que se acostumbra en la Asamblea Legislativa, en la que las bancas se juntan para que además de todos los diputados, entre también la totalidad de los senadores.

En esta ocasión la foto fue diametralmente opuesta, ya que ocupando 46 de las 92 bancas, estuvieron los jefes de las bancadas, los ministros del Gabinete del gobernador y un puñado de invitados que incluían a representantes de los organismos de la Constitución, a los decanos de las universidades y a las autoridades del Poder Judicial de la Provincia entre otros. El resto de los legisladores de ambas Cámaras se hicieron presentes de manera telemática, como lo hicieron en la mayor parte de las sesiones de 2020 y como seguramente lo seguirán haciendo durante 2021.

Con los palcos de la planta baja reservados para los funcionarios que no estuvieron en el recinto de las bancas azules y los del primer y segundo piso asignados a la prensa y los fotógrafos, el gobernador comenzó con su discurso de apertura, que planteó desde el inicio “el cambio” que implicó la Covid-19 en la vida de los bonaerenses: “Pospuso nuestros sueños y objetivos de gobierno pero seguimos luchando contra el coronavirus pero estamos poniendo los cimientos para construir la Provincia de la pospandemia”, dijo el gobernador Axel Kicillof.

El mandatario en primera instancia optó por agradecer: “Mi agradecimiento a los 135 intendentes de la Provincia, a los del oficialismo y la oposición, gracias por trabajar incansablemente a nuestro lado para cuidar a su gente y apostar a trabajar unidos pese a las diferencias”.

UNA “PALMADITA” PARA EL PRESIDENTE

El gobernador Kicillof aprovechó el discurso para dar un “espaldarazo” político a la figura del Presidente de la Nación Alberto Fernández, en comparación además con lo que hubiera sido transitar la pandemia durante los 4 años de gobierno de Mauricio Macri.

“Llegamos muy lastimados, pero hubiésemos llegado más dañados si Alberto no fuera Presidente y hubiera alguien que no tuviera empatía con los que menos tienen, un Gobierno que no creyera en la importancia de un Estado presente… Nos encontró con un Presidente que no vino a decir sálvese quien pueda”.

LA PANDEMIA

Seguir leyendo...

“Estaban todas las condiciones para que el virus desbordara, había un sistema de salud diezmado, alta concentración de población, déficit habitacional, estructural, crisis social y económica heredada, estos factores constituían un cóctel explosivo y todos se preguntaban cuándo explota la Provincia, cuándo explota el conurbano…Vimos fosas comunes, médicos atendiendo con bolsas de residuos, mercados paralelos que negociaban el oxígeno, países abarrotados de enfermos, pero no pasó en la Provincia ni el conurbano, el sistema de salud no colapsó y pudimos unidos llevar adelante esta situación”, aseveró el gobernador.

FUERON ELLOS LOS CULPABLES DEL “INDUSTRICIDIO”

El mandatario provincial no dejó pasar la ocasión para recordar el estado de la Provincia cuando tomó la riendas de la gobernación: “No se puede tapar el sol con las manos, no se pueden esconder los problemas con publicidad, marketing u ocultamiento. Nuestro pueblo los conoce y lo sufre de esa manera, no se trata de barrer debajo de la alfombra, las dificultades tienen que ponerse sobre la mesa”.

“El PBI había caído 6 puntos durante los 4 años de Vidal, y en 3 años hubo reducción de la actividad comercial, hubo un industricidio con una caída de entre 13 y 14 puntos, 64.000 trabajadores formales sin trabajo y una caída de 15 puntos del trabajo real”, detalló.

LO QUE VIENE

“Tenemos en mente hacia el 2023 construir 12.000 plazas más (en el SPB), es decir, un crecimiento del 50%. Decidimos crear un sistema de hospitales penitenciarios en los 15 complejos penitenciarios, donde antes había 57 camas de internación ahora vamos a pasar a 480 camas y ya inauguramos 5 hospitales en Lomas de Zamora, Florencio Varela, Olavarría, Ituzaingó y Alvear”.

“Cuando llegamos, impedimos un aumento del 25% de tarifas y desde ese día no aumentaron. Hoy, nos comprometemos a desdolarizar las tarifas de los servicios públicos”.

“Vamos a implementar tanto un plan integral para abordaje de casos críticos de violencia de género como el Plan de Igualdad Bonaerense para la inclusión y justicia social con varios ministerios. Me comprometo a redoblar esfuerzos”.

“Estamos construyendo viviendas, creando lotes con servicios y también avanzamos en el ordenamiento territorial y urbano junto con los 135 intendentes. En 2020 pudimos terminar 1.048 viviendas, pero el de-safío es potenciar ese trabajo para todos los bonaerenses que lo necesitan”.

“Con el Plan #EscuelasAlaObra realizamos 2.960 obras de mejora en edificios escolares. Algún día había que empezar a hacer lo que nadie quería hacer”.

“Voy a enviar una Ley de Fortalecimiento Productivo. Vamos a apuntalar nuestros sectores productivos con crédito y políticas que cuidan el bolsillo de las y los bonaerenses, crear empleo y reactivar la producción de la provincia de Buenos Aires: eso nos proponemos en el 2021”.

“Lanzamos un Plan de Reactivación con un doble objetivo: lo urgente, para salir de la crisis y lo estratégico, para generar una provincia con más integración, infraestructura y desarrollo”.

“Voy a enviar un proyecto para unificar el monotributo, vamos a lanzar un programa de parques industriales, vamos a lanzar el programa Compra más cerca, para mirar la evolución de los precios”.

“Este va a ser el año de la vacunación y de la reconstrucción de la provincia de Buenos Aires. Nuestro pueblo no va a olvidar que algunos intentaron boicotear la vacunación”.

Noticias Relacionadas