La Plata
Miércoles 22 de febrero de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 27.5°H 69%

Aumentan los crímenes cometidos por efectivos de civil

Al menos un hecho por mes se registró durante el último semestre en todo el país. Un patrón que se repite: personal que, sin llevar el uniforme, usa el arma reglamentaria estando fuera de servicio

En los últimos meses, diversos acontecimientos de violencia involucraron a personal de la Policía Bonaerense, Federal, Gendarmería y Prefectura en todo el país. Los casos fueron desde femicidios a enfrentamientos con delincuentes, de resistencia a robos hasta posibles ejecuciones a sangre fría. En todos ellos, se repitió un patrón: los hechos fueron cometidos cuando los agentes estaban de franco y usando sus armas reglamentarias. A continuación, un repaso por los sucesos más emblemáticos: 

21/09/16: Morón

Un oficial de la Bonaerense, que estaba de franco, abatió a dos ladrones que intentaron asaltar una verdulería.  El hecho se produjo cuando tres sujetos ingresaron al comercio con la excusa de preguntarle algo al propietario.

Cuando dieron a conocer sus verdaderas intenciones, el oficial sacó su pistola y se enfrentó a tiros con uno de los malvivientes, a quien ultimó en el acto. Poco después, cuando los dos restantes intentaron fugarse con una moto, acribilló a otro de los asaltantes. El restante huyó a pie. 

El oficial, perteneciente al Comando de Patrullas de La Matanza y egresado hace dos años, resultó ileso. 

30/10/16: Mendoza

Un policía se encontraba de franco cuando fue abordado por dos delincuentes en el barrio de Las Heras. Apuntado con un arma, el oficial entregó la billetera y los hombres se fueron en una moto. 

Pero apenas intentaron escapar, el uniformado, que se encontraba vestido de civil, abrió fuego sobre uno de ellos, quien cayó al piso. Sin embargo, su cómplice consiguió escapar.

5/11/16: Entre Ríos 

En un brutal doble femicidio, un hombre mató a tiros a dos mujeres con las que había estado en pareja. Sucedió en Paraná, Entre Ríos. Se trató de un efectivo de la Prefectura Naval Argentina (PNA), identificado como Orlando Ojeda, de 46 años. 

El femicida disparó primero contra Romina Miriam Ibarra, de 35 años, que era madre de dos hijos que había tenido con otra pareja. Luego de asesinarla, el prefecto se dirigió al domicilio de Norma Milessi, de 45 años, con quien se encontraba en trámites de divorcio y tenía tres hijos. Le disparó, dejándola en grave estado. La mujer falleció camino al hospital. 

Además, un vecino de la primera víctima, que había intentado intervenir, fue herido de bala.

01/12/16: Burzaco

Un agente de la Policía Local de Almirante Brown, fuera del horario laboral y vestido de civil, mató a un delincuente que, junto con un compañero, intentó robarle.

Los asaltantes iban en moto y lo frenaron en la calle. El policía se identificó como tal, dio la voz de alto, y entonces empezó un tiroteo. 

El oficial abatió a uno de los ladrones, mientras que su cómplice escapó corriendo. El policía resultó ileso. 

07/01/17: Wilde

Un joven de 18 años fue ultimado a balazos delante de su familia durante una discusión vecinal, y por el crimen detuvieron a un gendarme. 

Fuentes judiciales informaron que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Kevin Santoro, estaba por cenar con su novia, llamada Karen, con una hermana y tres sobrinos. 

En ese momento, un vecino que trabaja en Gendarmería se acercó a la casa y comenzó una discusión, hasta que con su pistola reglamentaria efectuó tres disparos que impactaron en el cuerpo del muchacho, que estaba desarmado. 

El móvil habría sido una deuda de 1.500 pesos que le reclamó la novia de la víctima por cuidar de sus hijos.