HOY EN URUGUAY

“Que haya pocas mujeres en política significa que existen barreras invisibles”

Diario Hoy dialogó en exclusiva con Laura Raffo, candidata a la intendencia de Montevideo por la coalición, y contó sus propuestas de cara a las elecciones departamentales del próximo 27 de septiembre, en las que intentará poner fin a treinta años del Frente Amplio en el poder.

María Laura Raffo Degeronimi es economista, empre­saria y política, candidata a la intendencia de Montevideo en las elecciones departamentales por la Coalición Multicolor. Posee más de 15 años de experiencia en cargos gerenciales en organizaciones como Microsoft, Manpower, PGG Wrightson, Endeavor y ESPN, y habló en exclusiva con diario Hoy.

—Usted proviene de una familia política, su padre Juan Carlos Raffo fue diputado, senador, ministro de Transporte, escritor, y hasta ejerció el Periodismo. ¿Cuánto influye esto en su intención de disputar una de las intendencias más complicadas?
—Sin lugar a dudas, haberme criado en una familia donde siempre estaba presente la política y sus protagonistas y la importancia que tenía para el país influye mucho. Además, nací el año en que Uruguay sufrió un golpe de Estado, por lo tanto toda mi niñez vi cómo mi padre trabajaba desde su lugar para lograr la restauración de la democracia, éramos muy fervientes militantes. A los diez años, yo iba a actos políticos. Empecé a cargar banderas a muy pronta edad y, por lo tanto, la pasión por la política nació temprano. También implicó ver la parte menos agradable de esto, pero precisamente eso es lo que me dio un conocimiento real de cómo es la arena política.

—¿Cómo considera que debe ser la participación de la mujer en la política, en Uruguay y en el mundo?
—Creo que la discusión no debe plantearse en términos de mérito o cuota. El mérito de las mujeres profesionales y con experiencia ya está comprobado. De hecho, cuando se mide cuántas mujeres hay con formación terciaria, en el caso de Uruguay son más las mujeres que los hombres. Lo mismo sucede con la participación en el mercado laboral, ha ido creciendo en los últimos años, y por lo tanto la experiencia de las mujeres también está. Se han hecho encuestas, las ha realizado ONU Mujeres, y muestran que hay una voluntad de la mujer de participar en política y un gran interés de la población en tenerlas allí. Por lo tanto, si está la formación, la experiencia, las ganas y la intención de la gente, que haya pocas mujeres en política significa que existen barreras invisibles que no las es­tán dejando acceder. Por eso, y para derribar ese tipo de barreras invisibles, creemos que la cuota es algo bueno, porque hace que todos los partidos sean obligados a buscar, entre las mujeres que los integran, a aquellas que tengan las calificaciones y la formación como para ocupar cargos.

Seguir leyendo...

—¿Cómo evalúa usted la gestión de la intendencia de Montevideo en manos del Frente Amplio? 
—Somos muy críticos con la gestión de estos últimos 30 años del Frente Amplio en Montevideo. Es una gestión que no ha resuelto los problemas más importantes y cotidianos de las personas. No ha resuelto el problema del transporte público, la iluminación, el mantenimiento de las calles, las veredas, y tampoco el problema de la ba­sura. En los últimos años, la recaudación en Montevideo ha subido, cree­mos que no se ha administrado bien y no se ha puesto prioridad y foco en las cosas más importantes. El peor error que cometieron fue desapro­vechar los diez años de bonanza económica, entre 2005 y 2015. Si esos recursos se hubieran administrado bien, hoy los montevideanos no en­frentarían esta situación que noso­tros llamamos “Montevideo olvidado”, que son personas que viven en asentamientos. Hay 330 asentamientos irregulares en Montevideo, donde viven más de 37.000 personas en condiciones de vida no dignas y donde no se reciben los servicios más básicos de infraestructura.

—La criticaron por iniciar su campaña con visitas a los lugares y asentamientos más humildes. ¿Qué encontró y qué plantea hacer para mejorar las condiciones de la gente? 
—Las críticas han sido una constante en esta campaña. Parecería que los agravios son la manera de comunicar cuando alguien no está de acuerdo con las ideas propuestas con el contrincante. Elegí iniciar mis recorridas por las zonas de población más vulnerable porque mi propia formación de economista hace que, cuando tenemos que enfrentar el desafío de ver una ciudad o un país, se vaya a las necesidades básicas satisfechas e insatisfechas de los ciudadanos, que es una metodología de medición que visibiliza en qué zonas está la población más vulnerable y en cuáles no. Acuñamos el término “Montevideo olvidado” por esta población en situación de vulnerabilidad. Estamos hablando de gente que no tiene acceso a una vivienda digna, que camina por calles que no tienen vereda, que el transporte le para muy lejos de su barrio y pasa con frecuencias casi nulas, que no tiene iluminación en sus calles.

—¿Qué nuevas propuestas trae Laura Raffo para Montevideo? 
—Traemos un nuevo modelo de gobierno que implica estar más cerca de la gente, ser más profesional, más transparente. Algo similar a lo que está sucediendo con el gobierno nacional, que tiene tantos buenos índices de aprobación y que ha logrado sortear la pandemia con un éxito que es reconocido a nivel internacional. Creemos en una mejor administración para darles beneficios a todos los ciudadanos. En materia de transporte, estamos proponiendo lo que llamamos un shock de agilidad con un cambio en los recorridos, los horarios y las frecuencias de transporte público, que no se revisan desde hace más de treinta años.

—¿Cuál es el mensaje para los argentinos, muchos de los cuales ya tienen su residencia en Uruguay?
—Nuestro presidente ha sido muy claro en darles la bienvenida a todos los argentinos que tienen su segunda residencia aquí, y a aquellos que además decidan radicarse definitivamente en nuestro país. Está claro que uruguayos y argentinos compartimos lazos culturales, históricos, familiares, de afecto, y también económicos y sociales. Obviamente van a ser bienvenidos en el departamento y se les dará las mismas oportunidades y derechos que al resto de los residentes.

Noticias Relacionadas