Platenses estafadas a través de Mercado Pago

Ciberdelincuentes vulneraron las cuentas de dos médicas del Hospital San Martín. Una de ellas alcanzó a frenar una transferencia de 50.000 pesos.

Los médicas del Hospital San Martín fueron víctimas de ciberdelincuentes que vulneraron la seguridad de sus cuentas de Mercado Pago y efectuaron compras por montos cercanos a los diez mil pesos. Una de ellas llegó a tiempo para frenar una transferencia de dinero de 50.000 pesos.

Mercado Pago funciona como una billetera virtual, y una vez que el usuario carga allí sus tarjetas, le permite, por ejemplo, abonar en diferentes comercios a través de un código QR.

Pagar servicios, recargar celulares, enviar dinero y cargar saldo en la SUBE son otras de las prestaciones que esta aplicación de fácil uso ofrece.

En tanto, sitios de comercio electrónico como Mercado Libre la utilizan de manera automática e integrada a su marketplace posibilitando al consumidor compras rápidas y aparentemente seguras.

Sin embargo, la comodidad, sencillez y utilidad que brinda la plataforma a quienes la emplean, también se traslada a delincuentes que vulneran las cuentas y realizan gastos y transferencias de dinero en un accionar rápido y deliberado.
“Estaba tranquila en mi casa y, de golpe, me llegaron varios correos electrónicos de Mercado Pago notificándome sobre seis compras. El primero era una cancelación de una licuadora. Luego, me informaron que se habían hecho cinco compras de artículos de electrónica por un valor de $8.500”, relató a diario Hoy una de las víctimas.
En nombre de la mujer, los estafadores compraron 4 teclados para computadora, 4 mouses y un pendrive. “Si no prestaba atención y no veía los mails, ni siquiera me enteraba y podían seguir gastando desde mi cuenta”, comentó la médica.

Asimismo, su colega vivió una situación similar en la misma semana. “Me hicieron varias compras de indumentaria para niños por un monto de $7.500. Cuando llamé a Visa Home para dar de baja la tarjeta, me comentaron que estaba pendiente de autorización una transferencia de $50.000. Gracias a Dios, llegué a desconocerla y no se realizó”, contó la profesional del Hospital San Martín a este multimedio.

La modalidad se repitió de igual manera en ambos delitos: compras rápidas por montos bajos que no requieren autorización de los bancos.

Ahora, las víctimas deberán abonar los gastos realizados desde sus cuentas y encomendarse a las entidades financieras para que les devuelvan su dinero.

La letra chica

De acuerdo con los términos y políticas de Mercado Pago, “el usuario es el único y exclusivo responsable por todas las operaciones efectuadas en su cuenta”.

Además, la plataforma establece: “El usuario desde ya asume, reconoce y acepta su total responsabilidad por las pérdidas que se originen, en especial si a través del nombre registrado se impartieran instrucciones fraudulentas, duplicadas, no autorizadas o meramente erróneas”.

Por estas cuestiones, se recalca la importancia de tomar los recaudos de seguridad.

Seguir leyendo...

Si bien las profesionales del Hospital San Martín decidieron borrar las tarjetas registradas en la aplicación, hay otras acciones que pueden ayudar a disminuir las posibilidades de un fraude electrónico.

Noticias Relacionadas