Los coletazos del “vacunagate” llegaron a La Plata

El intendente Julio Garro pondrá en marcha una comisión investigadora para conocer los nombres de quienes recibieron la vacuna contra el coronavirus, ante la sospecha de “favores políticos”. Desde la oposición local hablan de un “uso electoral” de la situación.

La Municipalidad de La Plata pondrá en marcha una comisión para investigar si concejales y asesores políticos se vacunaron ilegalmente beneficiándose de sus cargos.

La administración de Julio Garro elaboró un relevamiento donde indica que, de 1.300 trabajadores de la salud y del SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias), hay más del 60% que no fue llamado a vacunarse. Sin embargo, en La Plata “supuestamente” se dieron más de 20.000 dosis, y es por eso que se preguntan cuál fue el criterio para las convocatorias.

Según el anuncio de la Comuna, desde esta comisión especial creada en el seno del Concejo Deliberante se pretende conocer la lista completa de vacunas aplicadas en la ciudad y los criterios adoptados.

Cabe señalar que el propio titular de la Comisión de Salud, Guillermo “Nano” Cara, quedó expuesto en redes sociales por la vacunación de su secretaria, quien justificó la situación diciendo que era profesora de teatro en los hospitales y que, por lo tanto, estaba en permanente contacto con la población de riesgo.

En diálogo con este multimedio, Cara aclaró: “Todo es parte de una campaña sucia, sin miramientos. Se busca especialmente el rédito político y se está muy lejos de la situación que atraviesa la comunidad en torno a la pandemia. La persona a la que apuntan a través de las redes sociales es una persona que trabaja en un hospital, y todo personal del servicio sanitario se tiene que vacunar; aunque no sea de riesgo, puede contagiar a terceros que sí lo son, no importa la tarea que revistan”.

“La comisión que quieren armar es una venta de humo. El secretario de Salud denostó las vacunas cuando tenían el certificado de la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica). Se comenzó a vacunar más por presión del personal que por decisión de Garro. Debemos trabajar todos en conjunto en torno a la vacunación, es una aberración estigmatizar a una joven por vacunarse, siendo parte del servicio sanitario. Se ha equivocado Garro. Vuelven sus trolls, pagos y denunciados. Utilizan los recursos del Estado para esto. Da mucha vergüenza ajena y preocupa que esté al frente del Municipio alguien que subejecutó en un 68% el presupuesto de Salud; les paga $50 por día a los efectores de salud locales. Se discute a una trabajadora como Magdalena, que pone el cuerpo con talleres indicados por el sistema de salud mental. Esto es vergonzoso”.

Desde el oficialismo fue el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Marcelo Leguizamón, quien cuestionó el operativo sanitario desplegado por la Provincia para la aplicación de la vacuna.

Seguir leyendo...

“Cuando el intendente Garro advirtió sobre la necesidad de institucionalizar los procesos de inscripción de la vacunación y no mezclarlos con la política, sectores de la oposición local se organizaron para atacarlo. Ahora nos enteramos que no sólo hubo vacunación VIP a nivel nacional. En el plano local, militantes que no cumplen un trabajo esencial accedieron a la vacuna. Esto daña a la política. Todas las fuerzas políticas deberían expresar su repudio ante esta situación”, sentenció.

De este modo, la capital de la provincia de Buenos Aires claramente no quedó al margen de la polémica nacional.

Noticias Relacionadas