La Plata, una ciudad manchada de sangre y delincuencia

En enero se registraron múltiples asaltos, con víctimas que terminaron apuñaladas o baleadas. El incremento de robos, cada vez más violentos, preocupa a la cúpula policial.

Seguir leyendo...

A diferencia de enero de 2020, donde solo en la ciudad de La Plata se cometieron 10 crímenes, en el mismo período del año pero de este 2021 se registró apenas un homicidio (hubo dos, pero el restante fue en Berisso). Sin embargo, lo que espanta a la fuerza policial local es la cantidad de gravísimos hechos sangrientos que se acumularon, muchos de ellos aberrantes y aún sin personas detenidas.

Tal vez el suceso más bestial fue el que sufrió una adolescente de 14 años en su casa de 90 y 215 de Lisandro Olmos, donde fue violada en dos ocasiones y durante una hora por uno de los cuatro ladrones que perpetraron una entradera el 28 del pasado mes, en un hecho informado en exclusiva por diario Hoy. Los investigadores analizan si los mismos hampones fueron los responsables de otros robos en la zona, como el ocurrido un día después en 229 y 65, en donde cuatro desconocidos envenenaron a tres perros y un gato y se llevaron $110.000, o aquel que tuvo lugar el 22 de enero en 506 y 220. En esa ocasión, cuatro intrusos balearon a un can y encerraron en un placar a un menor, a quien amenazaron con secuestrar. Sean o no los mismos, permanecen prófugos.

Armas blancas

La utilización de armas blancas se volvió también cotidiano en lo que va del año. En ese sentido, el 22 de enero un hombre se escondió durante siete horas en un ropero y apuñaló a una mujer en 160 bis entre 43 y 44, responsabilizándola de la separación de su expareja. Dos días antes, un joven de 21 años acuchilló en el abdomen a otro de 18 en Plaza Guemes, en el marco de una discusión por una bicicleta. El 17, en tanto, un hombre de 22 años recibió un profundo corte en el abdomen cuando fue abordado por dos bicichorros en 67 y 17, caso que todavía no tiene detenidos.

También el 17, una mujer apuñaló a su hijo en Barrio Hipódromo, y el muchacho, de 18 años, debió ser internado en grave estado. El 14 de enero, y por una discusión de tránsito en diagonal 79 y 63, un individuo fue atacado con un destornillador, y el 11 un chico fue acuchillado en el tórax en 423 y 13 por su padrastro, al interceder para que este dejara de golpear a su madre.

Dos resonantes sucesos se materializaron el 8, siempre de enero, cuando una mujer de 35 años recibió 10 puñaladas y diversos golpes en 7 y 36 de Villa Elisa de parte de su novio, de 38, quien luego la dejó tirada en la calle. Mientras tanto, en diagonal 74 y 10 el chofer de colectivos de una empresa platense fue agredido por un vendedor ambulante mientras tomaba una cerveza en un bar. Recibió un tajo en el mentón. Por último, el día 7 se apuñalaron entre sí “El Gordillo (29)” y “El Dengue (32)” en 122 y 81. Fueron hospitalizados con lesiones en el tórax y el abdomen.
Baleados

Por supuesto que los ataques clásicos con armas de fuego también estuvieron a la orden del día. Así, solo por mencionar algunos casos, un menor de 17 años fue baleado durante un robo en 138 y 531, y en 1 y 90 un joven de 19 años terminó con tres tiros (muslo, rodilla y hombro) y una mujer de 23 con otro en la pierna, cuando fueron abordados por una patota que les quitó la moto. Pese a la gravedad de ambos incidentes, no se produjeron capturas.

El 7 de enero, un profesor de la UTN recibió dos tiros en su casa de 140 y 35, por los que recién recibió el alta en las últimas horas ya que uno afectó un pulmón. Tampoco se detuvo a nadie. Ese día, en otro asalto en una vivienda de 43 y 187, el dueño de la misma fue baleado en el muslo y en un atraco a una regalería de Los Hornos el damnificado fue su propietario, de 69 años, que terminó herido en su pierna. ¿Los implicados? En la
clandestinidad.

Noticias Relacionadas