Violación en manada en Los Hornos: el principal acusado es conocido de la víctima

Una mujer con retraso madurativo estuvo desaparecida al menos cuatro días. Las violaciones habrían ocurrido entre el 20 y el 24 de mayo.

En el marco de la investigación por abuso sexual que M. D. S. (una mujer de 65 años con retraso madurativo) habría sufrido por parte de un hombre y al menos dos de sus amigos, el abogado Martín De Vargas reveló detalles de cómo el sujeto se acercó a la damnificada. La presunta víctima será sometida a pericia médica el próximo 2 de junio.

“Esta mujer se empieza a ver con un individuo de 60 años que trabajaba con el hijo, haciendo parquización, jardinería y en invernaderos. Hace aproximadamente un mes y medio o dos, aparece ella en terapia intensiva en el hospital Alejandro Korn de Melchor Romero. Ahí le informan que tuvo un hematoma subdural producto de un golpe y la operan. Cuando le ocurrió eso, ella estaba con el hombre, cuyas iniciales son J. C. D. J.”, le contó a diario Hoy el abogado de la supuesta perjudicada, Martín de Vargas.

En este contexto, el profesional agregó: “El 20 de mayo, el hijo de la mujer se levantó y no la encontró; no sabía si estaba perdida o si alguien se la había llevado. Entonces, va a hacer la denuncia por averiguación de paradero. Al día siguiente lo llaman desde la DDI de La Plata diciéndole que tenía que presentarse en la comisaría Tercera (ubicada en Los Hornos) para ratificar los datos, pero llega (a la dependencia) y le notifican que tenía una perimetral respecto de la madre de 200 metros”.

Seguir leyendo...

Drogas y golpes

“Durante ese tiempo, el muchacho estuvo buscando a su progenitora, pegando carteles por todos lados junto con los vecinos. El 24 de mayo (es decir, este lunes), la mujer aparece y le cuenta a una vecina todo lo que le pasó. Dijo que el hombre (J. C. D. J.) le dio de tomar alcohol con pastillas y marihuana, y que él termina abusándola junto con dos o tres personas más”, detalló el letrado.

Para él, la mujer con retraso madurativo fue manipulada por el sujeto para realizar la denuncia en contra de su propio hijo con el fin de “usurparle la casa” luego. “Sacaban a la mujer de ahí y después la dejarían en el hospital de Romero. De hecho, cuando (el hijo de ella) estaba haciendo la denuncia, el sujeto ingresa a la casa de la señora rompiendo el portón”, dijo.

En este marco, el profesional se quejó de la lentitud del proceso penal, ya que a la presunta víctima la mandaron al mencionado centro médico “para ver si podía declarar. (El joven) fue con su progenitora a que le tomen la declaración, ella contó todo lo que le había pasado. Cuando finalizó el testimonio, le dijeron al hijo de ella que la fiscal (Betina Lacki) lo había imputado por el delito de desobediencia, ya que había acompañado a su madre a denunciar”.

“La Policía dejó a la mujer sola en su domicilio sin ningún tipo de protección y sin la posibilidad de valerse por sí misma, mientras que su hijo tuvo que fijar la dirección de una amiga como residencia, pero está viviendo en la calle. De él (el joven) los vecinos tienen la mejor referencia”, sostuvo De Vargas, quien aclaró que el hombre acusado de abuso sexual sigue en libertad.

Noticias Relacionadas