La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 64%

Aportaron imágenes para dar con los asesinos de un comerciante

El Municipio de San Martín aportó a la Justicia una serie de imágenes registradas por las cámaras de seguridad para tratar de dar con los autores del crimen del comerciante Eduardo Herlein, asesinado de un balazo el martes último en la localidad bonaerense de Villa Ballester.

A través del análisis de las filmaciones, que fueron entregadas el día del hecho a la fiscal Diana Mayko, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 7, que investiga el caso, se logró determinar que el vehículo en el que se trasladaban los delincuentes era un Peugeot 208, de color bordó.

Según indicaron voceros del municipio, las grabaciones también mostraron que el auto inició su recorrido en el barrio Villa Loyola, del mencionado partido del noroeste del Conurbano, a las 16.15, y que siguió su marcha por la calle Campos, antes de cruzar el paso a nivel de la estación San Andrés y continuar por la calle San Martín hacia Villa Ballester.

Las imágenes, recogidas por las cámaras de seguridad pertenecientes al Centro Operativo de Monitoreo (COM) local, mostraron al vehículo realizar el camino inverso a las 16.30, luego de doblar por la calle Morris hacia Constituyentes, para entrar nuevamente en Villa Loyola.

En tanto, las fuentes señalaron que el intendente Gabriel Katopodis y otros funcionarios municipales se encuentran en contacto con la familia para brindarle acompañamiento a través del Sistema de Asistencia a la Víctima, con atención psicológica y asesoramiento legal.

El asesinato de Herlein (61) se registró cerca de las 17 del martes, cuando fue asaltado en su local de venta de calzado deportivo. Todo comenzó cuando dos ladrones armados llegaron al lugar en un auto e ingresaron con fines de robo al comercio.

Luego, uno de ellos efectuó un disparo que impactó en la cabeza de la víctima, quien agonizó unos minutos y murió a raíz de las lesiones sufridas.

Los malvivientes huyeron sin llevarse nada y escaparon en el rodado, que fue abandonado en las cercanías de Villa Loyola.