el ViKINGO LO anticipó con El Clásico

Tranqui, si hay un gol, “no se grita…”

Si algo le falta a Estudiantes para cerrar una semana para el olvido es que Jonathan Schunke le haga un gol con Aldosivi. El defensor ya avisó: “Obviamente, si se da eso, no lo voy a gritar”. El partido arrancará a las 17.10, con el arbitraje de Fernando Echenique.

El fútbol es uno de los deportes más impredecibles y hasta lo más impensado se puede terminar dando. Tal vez por eso despierta tantas pasiones y se convirtió hace decenas de años en el más popular de todo el mundo.

Si algo le falta a este presente deportivo del equipo y del Chavo Desábato al frente del mismo es que justo hoy venga Schunke a La Plata y haga un gol. Pero el fútbol es imprevisible y todo puede pasar en 90 minutos de juego...

Sin que sea la principal virtud, ya jugando para Estudiantes, el Vikingo supo festejar goles hasta en los clásicos, aunque no fue suficiente para ganarse un lugar eterno en el Pincha.

En contacto exclusivo con el diario Hoy, para el que posó en varias ocasiones en la redacción de avenida 32 a lo largo de los últimos ocho años, Jonathan Schunke confirmó que no afrontará este encuentro con sed de revancha.

—¿Esta zona resultó más pareja de lo que se presumía en la previa?
—Yo imaginé que la zona iba a estar muy pareja. San Lorenzo es un grande y siempre se arma muy bien. Estudiantes se está armando y construyendo y siempre es difícil, y Argentinos Juniors viene haciendo las cosas muy bien.
Aldosivi tuvo un buen arranque, hasta la última fecha, que tuvimos un duro golpe porque perdimos de local por una diferencia abultada, como ocurrió contra San Lorenzo la semana pasada. Estudiantes tiene muy buenos jugadores y necesita los tres puntos, por lo que intuyo que va a ser un partido muy difícil.
Es especial enfrentar a tanta gente que uno quiere tanto. En Estudiantes tengo buenos compañeros, y amigos también. Pero yo, como el resto de los compañeros de Aldosivi, tenemos que defender el puesto en cada partido. Tenemos que encarar el partido con seriedad y responsabilidad. Para mí será especial, pero ahora defiendo los colores de Aldosivi.

Seguir leyendo...

—Si te toca hacer un gol, ¿hay grito o no se
celebra nada por el pasado en el club?
—Sinceramente no me imagino la situación de hacer un gol. Imagino a un Estudiantes que va a salir a atacar porque necesita los tres puntos y me va a llevar a estar atento a la marca de los delanteros. En definitiva, esa es mi función. Si Dios quiere que se dé un gol, obviamente que no lo voy a gritar. Eso está más que claro, no se grita.

—¿Cómo viste a la distancia o qué explicación le encontrás a todo lo que pasó en Estudiantes esta semana?
—Sinceramente, estoy muy enfocado en Aldosivi. Yo estoy peleando el puesto constantemente, y la mejor forma de hacerlo es estar enfocado en este lugar. No pasó desapercibido que se haya retirado Mascherano. Estudiantes tiene que saber atravesar este momento. Es un equipo en construcción que para nosotros va a ser muy difícil enfrentar.

—¿Es mejor o peor para Aldosivi venir a La Plata en este momento de Estudiantes?
—Siempre creí que es muchísimo más difícil enfrentar a un equipo herido que está ante una gran oportunidad como esta de poder sacar adelante el mal momento que viene arrastrando. Para nosotros va a ser mucho más difícil que enfrentar a un Estudiantes en otro momento. De los tres partidos que nos tocó jugar, este va a ser el más complicado. Estoy seguro de eso.
Es un buen momento para dar gracias a la vida. Por todo lo que pasamos este año, creo que todos tenemos que tomar conciencia de la importancia de la vida. Por eso, a fin de año creo que voy a levantar la copa y a brindar por eso. Hay que aprovecharlo.

Noticias Relacionadas