Un platense pone en marcha el primer centro de reciclado 3D del país

El proyecto fue encarado por el ingeniero Gustavo Tenuto, que se radicó en Comodoro Rivadavia y, a partir de esta iniciativa, busca transformar la realidad de las personas más vulnerables.

Seguir leyendo...

Son más de 1.700 los kilómetros que separan a La Plata de Comodoro Rivadavia, la ciudad del Sur donde el ingeniero platense Gustavo Tenuto llevó su proyecto de conformar el primer centro de reciclado 3D de la Argentina.

Tenuto, reconocido por su trabajo en el área de computación, decidió avanzar con el proyecto que permitirá contar con un beneficio para el medioambiente, como así también para dar una oportunidad de mejora en la calidad de vida de las personas que serán capacitadas para trabajar allí, provenientes de los sectores sociales más vulnerables.

“El Reciclado 3D es el nombre que le pusimos a una cadena donde cada eslabón es parte de una sociedad asilada en el conocimiento y la educación. Por mi trabajo, siempre estuve capacitando a grupos de investigación para avanzar en el conocimiento de distintas áreas y se me ocurrió convocar a las personas que trabajan con la basura”, dijo Tenuto en diálogo con diario Hoy.

En ese plano, recordó que “en Comodoro Rivadavia hay muchos proyectos para robótica y 3D, pero los materiales son muy costosos; con esa premisa, pensamos que en la basura se encuentran muchos de los componentes que se requieren para esto y se nos cruzó la idea de este proyecto”.

La idea consiste en revisar entre los descartes que hace la gente en la basura, seleccionar los artefactos que puedan ser útiles y recuperar los componentes que tienen en su interior.
Previamente, se convocará y capacitará a las personas que viven de lo que hallan en los desechos.

“El objetivo es capacitar a estas personas que hoy están en una situación compleja para que se ganen la vida buscando materiales para el centro de reciclado. En el segundo eslabón de esta cadena están quienes clasifican, el tercer eslabón lo conforman quienes desarman y rescatan los materiales de utilidad, y el cuarto eslabón es el que construye un nuevo objeto que puede volver a la sociedad”, enumeró el experto.

Según relató, el proyecto fue planificado con su colega Martín Bilbao en 2013, y en cuanto se ponga en marcha –que prevén que será en un mes–, sería el primer centro de este tipo en el país.

Lo que hace falta para iniciar con la convocatoria son unas maquinarias y herramientas que todavía no pudieron conseguir. “Necesitamos una peletizadora, que es una máquina que tritura el plástico de las carcasas, que son las que más contaminan, y también la herramienta que lo convierte en filamento para las impresoras 3D; en cuanto las tengamos, ya podremos empezar”, aseguró Tenuto.

Como además de ser un proyecto científico-teconológico se trata de una iniciativa social, el ingeniero destacó que, según las estimaciones que realizaron, en este proyecto van a trabajar entre 100 y 150 personas.

“La agrupación Isabel, que es nuestro contacto con las personas que hoy viven de la basura, ayuda a la gente de forma constante y por eso conoce a las personas más vulnerables. El problema es que con una colecta se les da solución por unos días a las familias, con una propuesta de desarrollo se les da una solución más en el tiempo, y apuntamos a cambiar la vida de las personas, no solo paliar una situación momentánea”, manifestó.

Noticias Relacionadas