Acusan a Horacio Rodríguez Larreta de impulsar un lockout educativo

Los docentes de la ciudad criticaron la decisión del jefe de Gobierno de suspender las clases y aseguran que “se empecina en hacer campaña electoral con la educación”.

Luego del anuncio de la suspensión de clases, autoridades, docentes y representantes de la comunidad educativa rechazaron la decisión de Larreta de suspender por tres días las clases de manera presencial y virtual.

Por otro lado, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, ratificó esta medida y aseguró que “estamos convencidos de que el aprendizaje en las aulas es irremplazable. Por eso, los próximos tres días hábiles se van a recuperar en diciembre, de forma presencial”.

“Estamos preparados para la virtualidad, lo sabemos hacer, lo estamos haciendo, pero preferimos recuperar estos tres días”, agregó la funcionaria. En este sentido, la Unión de Trabajadores de la Educación emitió un comunicado criticando fuertemente la determinación.

“Si tenemos en cuenta que el 45% de las burbujas se encontraban funcionando de manera virtual y que la presencialidad solo alcanzaba al 20% de los estudiantes resulta incomprensible que la ministra de Educación argumente que no puede organizar en tres días una modalidad que ya funciona en la gran mayoría de las escuelas”, dicta el texto firmado por el gremio. Los dirigentes también evidenciaron que la Ciudad de Buenos Aires “es la única jurisdicción que suspenderá las clases”.

“Larreta debe pedir perdón”

Así lo aseguró el secretario gremial de Ctera y secretario general adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López. “Larreta debe abrir las aulas virtuales para educar con salud”, declaró.

López también apuntó que el jefe de Gobierno tiene que pedir perdón “por los 15 docentes fallecidos y los 10 docentes contagiados”. “Cuando empezaron las clases había 764 contagiados, hoy hay 3.045, por cuatro lo multiplicó la apertura de escuelas. Anteayer estaba en una escuela diciendo que no las iba a cerrar, y ahora las cierra porque le dieron mal las encuestas”, añadió.

Por último apuntó: “La política mezquina, negacionista de Larreta se cobra vidas, y eso no tiene retorno”.

Seguir leyendo...

Una decisión inentendible

Quién también se sumó a las críticas por la determinación del mandatario porteño es Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación.

Trotta aseguró que “el proceso de regreso a la presencialidad implicaba un modelo de bimodalidad, de alternancia de la presencialidad con la no presencialidad”, y agregó, por otra parte, que “hay estudiantes que están dispensados de concurrir a la escuela, por lo que hay que garantizar la educación en esos casos”.

“Por eso, no se comprende la decisión de suspender las clases en la Ciudad de Buenos Aires”, dijo Trotta al tiempo que remarcó que “en todas las provincias menos CABA (alumnos y alumnas de todos los niveles educativos) tendrán clases no presenciales entre el miércoles y el viernes próximo”.

El ministro también aseguró que conversará con su par de la Ciudad, Soledad Acuña, “porque es parte de lo que refleja el Consejo Federal, todas las medidas tomadas ya fueron consultadas con el resto de las jurisdicciones”.

“Tenemos que ser claros en transitar este proceso de alternancia y sería saludable que la Ciudad que, además es un territorio que tiene mejor acceso a la conectividad, tenga capacidad de dar una respuesta a los estudiantes”, concluyó al respecto.

Noticias Relacionadas