La Plata
Miércoles 28 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 12.5°H 87%

Francia: ultiman a yihadista que robó arma a militar

El hecho tuvo lugar en el aeropuerto parisino de Orly. El hombre había iniciado su ataque al grito de “Alá es grande”. Lo balearon por temor a un atentado

Un hombre fue abatido ayer por la mañana en el aeropuerto parisino de Orly tras haber atacado, en nombre de Alá, a una patrulla de militares del dispositivo “antiterrorista”. El hecho ocurrió una hora y media después de que el hombre disparara e hiriera levemente a una policía en un control de ruta en el norte de la capital francesa.

El ataque en el aeropuerto, que ocurrió a poco más de un mes de las elecciones generales y a escasas horas del primer debate presidencial, podría cambiar el actual escenario.

El individuo, identificado como Ziyed Ben Belgacem (un francés de 39 años, condenado en tres oportunidades a prisión por robos a mano armada y tráfico de drogas), había sido también objeto de atención de los servicios de inteligencia de Francia por su extrema radicalización, según relató el fiscal de París, Francois Molins.

Su fanatismo creció durante un período en prisión entre 2011 y 2012, lo que llevó a que, recientemente, su domicilio fuera allanado, bajo el estado de emergencia decretado en 2015, sin que se encontraran elementos que justificaran una atención particular.

El ataque de Belgacem provocó que el aeropuerto fuera desalojado, lo que obligó al traslado de unas 3.000 personas ante el temor de que el agresor llevara explosivos.

Los hechos ocurrieron a las 8.30 (hora local), cuando Belgacem procedió a quitarle el arma reglamentaria a una soldado y trató de esconderse en un comercio del aeropuerto, indicó el portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet.

Numerosos agentes se dirigieron al lugar y abatieron al hombre, quien, parapetado en un comercio, no respondió a los disparos. Los estruendos hicieron que los pasajeros entraran en pánico en el aeropuerto, el segundo en importancia de la región parisina.

Francia vivió, desde enero de 2015, una cadena de atentados que ya causaron 238 muertos. Yihadistas atacaron ese mes el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado judío y, meses después, la ola de terror empezó en las inmediaciones del Stade de France, al norte de la capital, y continuó en la sala de conciertos Bataclan y en varias bares y restaurantes de la capital.

En 2016, los ataques continuaron. Un yihadista mató a un policía y a su pareja, un conductor arrolló con un camión a decenas de personas en julio en Niza y días después un cura murió degollado en plena misa.