EXCLUSIVO

“Mi objetivo es el título mundial y sé que estoy preparado para lograrlo”

Santiago Ponzinibbio habló con El Clásico a horas de su última pelea contra Li Jingliang en Abu Dhabi. La historia del platense que lo apostó todo para perseguir sus sueños.

Jugó casi 6 años en La Plata Rugby Club hasta que se topó con el kick boxing cuando hacía pesas en un gimnasio. Desembarcó en Brasil a los 20 con una mochila cargada de ilusiones.
Trabajó de mozo, masajista y hasta vendió alimentos en la playa. Se ganó el respeto de todo el país tropical en 2013 cuando se destacó en un reality show de combate y hoy vive su sueño en Estados Unidos siendo el argentino destacado que participa en la UFC.

A días de haber regresado al octágono, Santiago
Ponzinibbio atendió en exclusiva a diario Hoy desde Florida. El embajador platense en las Artes Marciales Mixtas que aún persigue su mayor anhelo: ser campeón mundial.

—¿Cómo te sentiste en el regreso al octágono después de superar algunas cuestiones personales y atravesar la pandemia?

—Volver al octágono era lo más importante. Obviamente me preparé para ganar porque además venía con una buena secuencia de siete victorias consecutivas y había noqueado dos veces al número 8 del mundo. Pero este deporte no es matemático, pasé 26 meses fuera del octágono y eso se siente. La verdad es que había una primera cuestión que era regresar y una segunda que era la victoria. Seguiré trabajando para volver más fuerte que nunca.

—¿Qué análisis haces del combate?

—Creo que empecé haciendo un buen trabajo, esquivando sus golpes y bloqueando algunas patadas. Logré dominar el centro del octágono y de a poco pude hacerle daño, fui de menos a más por la cuestión lógica de la inactividad. Casi al final del primer round recibí ese golpe con mala fortuna y pegó justo en la punta del mentón, lo que sirvió para noquearme. Voy a volver más fuerte, mi objetivo principal es el título mundial y sé que estoy preparado para lograrlo.

—La peleaste como pocos para llegar a donde estás y quizás mucha gente no conoce tu historia. ¿En qué momento supiste que esto iba a ser tu vida?

—Me dí cuenta de que amaba este deporte y era lo que quería para mi vida. Así es que decidí de muy joven viajar a Brasil para ampliar mis conocimientos y prepararme. Mi sueño era pelear UFC, luego estar entre los mejores y ahora voy por el título mundial, en esa lucha sigo trabajando todos los días. Cuando entendí que tenía pasión por esto, no me importó cuál era el precio que tenia que pagar, estaba dispuesto a hacerlo y emprendí viaje.

Seguir leyendo...

—La UFC creció a pasos agigantados en los últimos años y vos te convertiste en una figura para los jóvenes que lo practican. ¿Qué mensaje le darías a los chicos que quieren apostarlo todo a esto?

—La UFC crece todos los días, nuestra pelea fue transmitida por uno de los canales públicos de Estados Unidos, donde el nivel de audiencia es muy alto. Es un orgullo representar a mi país y a mi cultura en el mundo entero. El mensaje que le puedo dar a los chicos es que apuesten en sus sueños, sea ser peleador de MMA, tener un negocio o triunfar en determina profesión, no importa cuál sea, una vez que descubrieron qué quieren para su vida, apuesten fuerte. Si yo pude, cualquiera puede, porque a mí nadie me regaló nada, me fui de la Argentina de una manera totalmente utópica en búsqueda de mis sueños.

Noticias Relacionadas