Dolor en el rugby

Murió Héctor “Pochola” Silva, histórico capitán de Los Tilos y Los Pumas

El prócer del club platense y leyenda del seleccionado nacional falleció a los 77 años, tras dos semanas de estar internado por coronavirus.

Héctor Luis Silva, más conocido como “Pochola”, fue parte de las páginas doradas de la historia del rugby argentino y dejará un legado que reúne todos los atributos: gran persona, enorme jugador, valiente, líder dentro y fuera de la cancha. Un prócer de su club, Los Tilos, cuya cancha número 1 lleva su nombre, y un referente de Los Pumas, a los que capitaneó y dirigió formando parte de varios capítulos entre 1965 y 1987. Cuando estaba transitando el camino de los 77 años, el coronavirus lo tackleó sin pelota y lo derrotó tras una internación en una clínica de nuestra ciudad, que tuvo en estado de angustia y oración a todo el ambiente de la ovalada.

Fue emblemático tercera línea, llegó a jugar de inside y de fullback, pero “Pochola” era un jugador completo como pocas veces se vio. Algunos de los que lo enfrentaron a nivel local en la década de 1960 confesaron que Silva les ganaba el partido él solo, que hacía todo. A los 14 años jugó en la Intermedia de Los Tilos, y al año siguiente debutó en Primera. Jugaba con adultos que le llevaban 10 años y al mismo tiempo lo hacía con sus amigos de la Quinta división. Fue el capitán cuando su club ganó el primer título, el del campeonato de Reserva de 1964, y cuando logró el ascenso a la Primera en 1966.

A los 20 años le llegó la convocatoria para Los Pumas por Sudáfrica en 1965. Con su vincha y su estampa de hombre alto y fornido fue una de las caras más representativas del aquel equipo que hizo historia. Excapitán y entrenador de Los Pumas, fue uno de los líderes de la histórica gira de 1965. Lo nombraron capitán en 1968.

Tras seis años sin jugar ni entrenar, el profesor Jorge Kistenmacher, preparador físico del Estudiantes multicampeón, le armó una rutina que él complementó subiendo y bajando las escaleras de su casa con su hijo a cuestas. En ese seleccionado nacional de 1978 era el más grande dentro de un equipo repleto de pibes. Empató con los ingleses en 1978, le ganó a los australianos en 1979 y compitió de igual a igual con All Blacks y Springboks.

Con la camiseta del seleccionado nacional jugó desde 1965 hasta 1980 y totalizó 25 partidos. Su debut fue en la recordada gira por ­Sudáfrica y su última presentación fue ante el combinado de World XV el 8 de agosto de 1980 en la vieja cancha de tablones de Ferro en el barrio de Caballito.

Al año siguiente empezó a entrenar seleccionados nacionales hasta que en 1984 la UAR lo eligió para dirigir a los Pumas junto a Ángel Guastella, quien fue el que lo había llamado para que vuelva a jugar en 1978.

“La primera vez que me miré en el espejo con la camiseta puesta sentí orgullo. No sabía bien de qué se trataba ser Puma, pero solo de pensarlo me estremecía. Nadie es capaz, por sí solo y con las palabras justas, de encontrar la definición exacta de lo que siente un hombre de rugby cuando es convocado para un seleccionado nacional”, escribió en su libro autobiográfico, Pasión y coraje.

Seguir leyendo...

Su amor por Los Tilos

“Pochola” Silva nunca se mudó de La Plata. Junto a su pasión por la ovalada ejerció la veterinaria, su profesión fuera del terreno de juego. Con el rugby siempre siguió ligado a Los Tilos, donde fue presidente e integró consejos en la UAR y en la URBA. El 23 de septiembre de 2017 se realizó en el predio de Los Tilos, un emotivo acto durante el cual se designó a la cancha principal del club, la número 1, con el nombre de “Héctor Pochola Silva”, quien participó del homenaje y agradeció semejante honor en vida.

El club de Barrio Obrero despidió a su prócer en redes sociales con un emotivo mensaje: “Hasta siempre, Pochola. ¡Gracias por todo, Capitán!”. Tras conocerse la noticia, todos los clubes del país se vieron conmovidos e hicieron llegar sus condolencias por la misma vía. Podrá ser una frase trillada pero en este caso, no quedan dudas que encaja perfecto: el mundo del rugby argentino llora la muerte de “Pochola” Silva.

El homenaje de Homero Piccone, presidente de Los Tilos

La noticia de la pérdida de Héctor “Pochola” Silva fue dura para todo el mundo del rugby y sobre todo para Los Tilos, club que lo vio nacer deportivamente. En este sentido, Homero Piccone, presidente de la institución, dialogó en exclusiva con diario Hoy y dijo: “Es un momento de mucho dolor para el club, queremos acompañar a su familia y sus amigos en este doloroso momento. Ha sido parte de la familia de Los Tilos y ha ido a travesando distintos espacios en la institución”.

Además, el presidente hizo alusión a Silva como persona y subrayó: “No solo el club pierde uno de sus hijos predilectos sino que creo que también el rugby y la sociedad argentina por su vocación formadora. El rugby es una escuela de formación y él ahí volcaba sus valores que en el club siempre tuvieron una importancia preponderante. Ha dejado un legado tremendo en los jugadores de rugby en su fase formativa”.

Por último, el dirigente del club auriverde explicó: “El club va a abordar tres días de duelo debido a esta triste noticia. De a poco iremos tratando de sobrellevar este duro momento para todos”.

Noticias Relacionadas