ENTREVISTA EXCLUSIVA

“La magia está en transmitir mi testimonio para ayudar a otras personas”

Marisa Brel habló de la lucha por convertirse en mamá y sobre cómo reflejó la experiencia en tres obras literarias.

Tras recibirse de periodista, Marisa Brel entró por la puerta grande al programa de Lucho Avilés. Por ese entonces, Indiscreciones era el magazine televisivo de la segunda tarde con mayor éxito e influenció como precedente para las posteriores producciones abocadas al espectáculo y entretenimiento.

En pleno auge de su trayectoria profesional, Marisa Brel y el productor y docente Carlos Evaristo contrajeron nupcias para sellar su intenso amor. Tiempo después, la pareja perdió un embarazo incipiente, es por ello que consultaron con un especialista que les dio un diagnóstico poco esperanzador.
Lejos de quedarse quieta, ella tuvo más fuerzas para continuar con la búsqueda para poder cumplir con su deseo más grande. Así inició una ardua trayectoria entre tratamientos y fertilizaciones in vitro bajo la estricta supervisión del especialista Sergio Pasqualini.

Sin embargo, el inicio fue complejo hasta que la mejor noticia estuvo dada por la llegada de Paloma que hoy tiene 18 años. Luego le dieron la bienvenida a Timoteo, el benjamín de la familia.

En este contexto de perseverancia, la periodista escribió tres libros que contienen y reflejan los relatos sobre su llegada hasta la maternidad.

Gracias a una charla íntima con este multimedio, Marisa se explayó sobre los detalles del recorrido, la lucha personal y el presente junto a sus seres queridos.

—¿En qué proyectos estás inmersa?
—Los llamaría realidades porque hace 3 años soy empresaria de la compañía peruana Fuxion. Estoy enamorada de este trabajo que me permite hacerlo sin jefes ni horarios, ser dueña de mi franquicia de bebidas y tener equipos en más de 20 países. Desarrollo liderazgo en mi gente, me apasiona lo que hago, dejé todo por esto. Me encanta poder brindarle salud y trabajo a las personas. Soy la líder en ventas a nivel mundial y disfruto porque me da la libertad de disfrutar a mis hijos que tanto me han costado tener.

Un arduo e intenso camino

Seguir leyendo...

—¿Cuál es la magia que encontrás en la escritura?
—Puse manos a la obra con tres libros. Se trata de una trilogía que narra mi búsqueda de ser mamá. El primer se llama Voy a ser madre a pesar de todo; el segundo Un hijo, un sueño que está hecho en conjunto con mi médico, el doctor Sergio Pasqualini, y el tercero titulado Mamá otra vez, de una manera diferente y sublime que cuenta la historia de Paloma, y luego cómo se dio la búsqueda de Timoteo. Hay diez testimonios de parejas que buscaron ser padres. También revela el proceso de esta búsqueda gracias a una mamá sustituta.
Para mí, la magia está en transmitir mi testimonio para ayudar a otras personas, mujeres y hombres, que están en el mismo camino y necesitaban una compañía, un oído, alguien que sienta lo mismo que ellos.
El propósito fue ayudar a la gente. Por suerte, el primer libro se transformó en la Ley de Fertilización Asistida gratuita en Buenos Aires, inspirando para la nacional. Asimismo sirvió como antecedente en la legislación uruguaya.

Un oficio para toda la vida  

—Hiciste periodismo de espectáculos en una época dorada, ¿cuáles son tus recuerdos sobre aquellos tiempos?
—Fueron tiempos maravillosos y trabajé con el pionero que era Lucho Avilés. Durante esos seis años de puro aprendizaje, viví una suerte de Hollywood en Argentina por las obras de teatro, películas, programas de entretenimiento, ficciones, novelas, unitarios, entre otros. Además los famosos estaban en las calles, hacíamos recorridas en ciertos restaurantes, eventos, discotecas. Disfruté una época muy linda que nada tiene que ver con ahora que, más allá de la cuarentena están todos sin trabajo y eso es muy triste, hace años que todo cambia, evoluciona o involuciona. Aprendí, aunque también era agotador por las guardias periodísticas, notas, estrenos, entrevistas.  

Noticias Relacionadas