Piden a los jóvenes que suspendan los festejos del Último Primer Día de clases

El tradicional evento suele traer algunos inconvenientes en la ciudad. Para evitar contagios, piden que esta vez no se realice.

Se acerca el inicio de clases para los estudiantes de secundaria y eso significa que se viene el festejo del Último Primer Día de escuela (UPD) para los chicos que cursan el último año del secundario.

En el marco del contexto de pandemia, desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires lanzaron la campaña “Un año sin el UPD salva vidas”, para tratar de generar conciencia en los adolescentes para que desistan de realizar el festejo.

“Este año el UPD se da con la particularidad del inicio de la segunda ola del virus que anticipan los especialistas y pretendemos generar conciencia sobre los riesgos que genera realizarlo, por lo que pedimos que este año lo postergan.

Entendemos la importancia que tiene para ellos en esta etapa de su vida, pero con la problemática del consumo de alcohol, implica un relajamiento en los niveles de cuidado y pueden derivar en contagios para sus familias o los docentes”, dijo a diario Hoy el defensor del pueblo adjunto, Walter Martello.

Cabe recordar que en los últimos reportes epidemiológicos, desde el Ministerio de Salud manifestaron que los jóvenes resultan ser los más contagiados, pero son los adultos mayores los que transitan la enfermedad con agravantes. Por eso, es vital que la población joven también tome recaudos.

“Hemos tenido consultas de los colegios y algunos municipios para tratar de aunar criterios y realizar campañas de forma conjunta. La sugerencia es que los chicos sean acompañados por sus padres, por si el colegio dice que no puede entrar que no se genere ningún tipo de conflictos”, especificó Martello.

Cada año, en el día de regreso a las clases, se ve en las puertas de los colegios a los distintos grupos de chicos que van con maquillaje, pelo y uniforme teñidos, escuchando música por la calle o en “caravana” hasta llegar al colegio. En algunos casos, esos hechos terminaron en conflictos. “El año pasado hubo una baja en el nivel de conflictividad que había sido muy alto el año anterior, se vio en La Plata pero también en otros municipios. Esta celebración genera que se puedan producir más contagios por eso la idea es generar conciencia sobre los chicos para que consideren esto antes de realizar los encuentros”, sostuvo.

La opinión de los chicos

Agustina (17) comentó: “Este año va a ser muy raro. Esperamos que podamos hacer lo que tenemos planeado con el curso, pero lo del UPD no creo que lo hagamos; algunos chicos viven con sus abuelos y tienen miedo que se contagien”.

Camila (17) va a un colegio del centro de la ciudad, donde ya se volvió tradición parar primero en una plaza y luego ir a la escuela. Sin embargo, reflexionó: “El UPD no lo vamos a hacer. Algunos insistían y capaz van ellos, pero con mi grupo de amigas decidimos que no, no queremos que nos pase de volver a tener que estar todo el año en casa”.

Seguir leyendo...

Pedro (16) va a un colegio de Tolosa donde los últimos años realizaron el festejo y dijo: “Miedo no tengo y creo que mis amigos tampoco, pero preferimos juntarnos en una casa algunos pocos que nos llevamos mejor y ser solo un grupo chico. Me gustaría poder hacer el UPD, pero nuestros papás ya nos dijeron que no nos iban a dejar por la pandemia”.

Noticias Relacionadas