la receta de hoy

Tortitas negras

Espero que les guste la receta, pueden escribirme cualquier duda o consulta, los espero en mi Instagram @espaciocasale @ale.gcasale o en Facebook en Espacio de Cocina Casale con recetas tips, novedades y muchas recetas heredadas. Ale Casale.

Hola mis queridos lectores! Feliz de encontrarnos como cada sábado
en este espacio que nos brinda diario Hoy.

Ya llegó mayo que en nuestro país es por excelencia el mes de las tradiciones, y no podía faltar nuestro pequeño homenaje. No hay mejor forma de honrar la cultura que a través de recetas tradicionales.

Por ejemplo, las recetas de las facturas viajaron junto con los panaderos que llegaron a la Argentina a finales del siglo XIX y principio del XX.

Pero pero pero, la famosa tortita negra es una creación argentina. Su origen se remonta a la creatividad de los panaderos para aprovechar la masa sobrante de la elaboración del pan.

En muchas regiones del país son popularmente conocidas como “tortitas negras”, pero esto no sucede en Tapalqué (Ciudad Capital de la Torta Negra) donde usan moldes pizzeros de entre 25 y 30 cm de diámetro. De ahí que en Tapalqué sean conocidas como “tortas negras” sin el diminutivo.

Les dejo esta receta que es muy fácil, riquísima y muy económica. No tienen excusas para elaborarlas con tan pocos ingredientes, en dos horitas de tiempo con una linda terapia de amasar se preparan estas tortitas negras, más rápido que hacer la fila de la panadería, más sanas y sin aditivos, y preparen el mate ya mismo porque creo que es el maridaje único para esta receta tan nuestra.

Ingredientes (60 unidades)

Fermento
50 gramos de levadura
100 cc de leche tibia
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de harina

Masa
1 kilo de harina 000 o 0000 (o mitad y mitad)
2 ctas de sal
150 gramos de azúcar
3 huevos
1 cucharada de miel o malta
1 cucharada de vainilla
100 cc de leche
150 gramos de manteca bien blanda

Cubierta
Harina para espolvorear 100 gramos
300 g de azúcar negro
100 gramos de azúcar común
3 cucharadas de harina

Preparación

Seguir leyendo...

Colocar la levadura en un bowl, agregar la leche tibia, la cucharada de azúcar y de harina, batir bien y reservar tapado.

Aparte colocamos harina cernida con la sal, en el centro colocamos el azúcar, los huevos, la vainilla, la miel o malta, añadimos el fermento y comenzamos a tomar la masa hasta formar un bollo; ir agregando la leche si es necesario intercalando con la harina, formar un bollo tierno pero que no se pegue en las manos. Tapar y dejar leudar hasta que duplique su volumen, en un lugar templado sin corrientes de aire. Amasar para desgacificar, estirar con palote, tapar con polietileno o paño y dejar descansar unos minutos . Cortar las tortitas con un cortante o un vaso o algo que tengan redondo, colocar las piezas en una placa enmantecada y enharinada una al lado de la otra.

Espolvorear con harina por encima de las tortitas, con un pincel retirar el excedente de harina hacia los huecos así se evita que se queme el azúcar que cae en la placa. Cubrir unos minutos dejar leudar, pincelar con agua o huevo y espolvorear por encima la mezcla de azúcar negro, blanco y harina que habíamos reservado para la cubierta. Llevar a horno precalentado a 180 grados durante 30 minutos.

Dejar enfriar y servir con un rico mate.

Noticias Relacionadas