Kicillof aseguró que Macri y Vidal “solo usaron el Estado para sus propios intereses”

El mandatario bonaerense volvió a cargar las tintas contra Cambiemos, y aseguró que en los últimos años “gobernó la Argentina una fuerza política anti-Estado”.

Seguir leyendo...

Una vez más el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, cargó la responsabilidad del mal momento que vive la Provincia a la gestión de Mauricio Macri, que dejó como saldo la situación en la que se encontraba el país cuando el Frente de Todos asumió el gobierno. En ese marco afirmó que en los últimos años “gobernó la Argentina una fuerza política anti-Estado”.

El mandatario indicó que desde su fuerza política “la evaluación (del primer año de gobierno) es excelente”, pese a que “todos esperaban rupturas y peleas”. Kicillof remarcó que la fuerza a la que pertenece y por la que milita no es homogénea y aclaró que el Frente de Todos es “una coalición de gobierno con sectores que no piensan igual” pero comparte “las prioridades” y por ello el espacio trabaja para “aceitar las diversidades cada vez mejor”, sentenció.

Kicillof reflexionó sobre este punto al indicar que “es imposible que no haya matices y diversidad de opiniones, es un frente político”. “El tema es cómo se vayan resolviendo”, indicó.

El gobernador cuestionó a la administración del expresidente Mauricio Macri y disparó con munición gruesa al afirmar: “Gobernó la Argentina una fuerza política anti-Estado. Solo usaron el Estado para sus propios intereses”.

Luego calificó su primer año de gestión al frente de la Provincia, sobre el que consideró que “nadie puede negar que la provincia de Buenos Aires fue desfavorecida y necesita recursos” dado que aporta 40% pero recibe el 20% de los fondos coparticipables. También se refirió al “desastre que dejaron (Mauricio) Macri y (María Eugenia) Vidal” y recordó que asumió “con una huelga de hambre de 15.000 presos porque no les daban de comer”.

La crisis desatada por la Covid 19 no quedó fuera de las reflexiones del gobernador, quien destacó que “a pesar de la pandemia, pudimos avanzar con el tema carcelario, escuelas, sanitario, productivo y cultural” y recordó que “en campaña no hice una sola promesa, pero no porque no quería asumir compromisos, sino porque la situación en que nos dejaban el país y la Provincia nos ponía en un lugar muy desfavorable”.

Su antecesora, María Eugenia Vidal, también estuvo presente en las opiniones emitidas por el mandatario y a ella se refirió de manera muy crítica por el endeudamiento recibido, la pérdida de empleo y el deterioro de las condiciones sociales, y dijo que las prioridades de su gobierno son “la salud, la educación, el trabajo y producción”, así como la “generación de viviendas y la seguridad”.

Kicillof recalcó que durante su gestión tiene el propósito de “transformar la Provincia, que tiene muchas falencias porque hubo un vaciamiento presupuestario a lo largo de la historia” y respaldó la decisión del Estado nacional de reducir de 3,5% a 2,32% la coparticipación de la ciudad de Buenos Aires. Además resaltó que el Presidente Alberto Fernández “restituyó un punto de coparticipación después de ceder 6 en 1988”.

Sobre este punto, aseguró lo que todos en su lugar dijeron desde 1988 y aclaró que “la Provincia aporta 40% de la población y del producto de la Argentina, el 50% de la industria, el 60% de la pobreza del país, con graves problemas sociales, falencias estructurales de todo tipo, pero recibe el 20% de los recursos coparticipables”, e indicó que “todo lo que nos falta tiene que ver con que aportamos 40 y recibimos 20. Nadie puede negar que la Provincia fue desfavorecida y necesita recursos para vivienda, educación, salud e infraestructura”.

Finalmente, Kicillof dijo que su compromiso es el de “administrar bien el Estado”, pero enfatizó que requiere de recursos y pidió “dar una franca discusión”.

Noticias Relacionadas