La Plata
Viernes 28 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 18°H 72%
Avanza el juicio político contra Novo, Caro y Vaiani

Avanza el jury contra fiscales que protegían a narcos

A pesar de varios pedidos de prórrogas, la presidencia de la Corte dio un ultimátum para que la Bicameral y la Procuración definan la acusación a Julio Novo, Rodrigo Caro y Eduardo Vaiani, quienes fueron licenciados

El juicio político contra el fiscal general suspendido de San Isidro, Julio Novo, y sus dos exadjuntos, Rodrigo Caro y Eduardo Vaiani, avanza en La Plata. Los tres funcionarios están acusados de encubrir a bandas de narcotráfico, ya que habrían obstaculizado el proceso contra los responsables del crimen de los dos colombianos, ocurrido en el estacionamiento del shopping Unicenter en 2008. 

La denuncia fue presentada en el sistema de enjuiciamiento provincial en 2012 y, ahora, parecería que el proceso ingresa a su etapa final. El exlegislador Marcelo Saín, como denunciante, ya confirmó la acusación, y ahora se espera que hagan lo mismo la Comisión Bicameral y la Procuración.

La presidencia de la Corte rechazó esta semana un cuarto pedido de prórroga de 30 días, solicitado por la Bicameral, por lo que el mes próximo esa instancia deberá definir si acusa o no a los fiscales. De acuerdo a lo que pudo averiguar el diario Hoy, la Bicameral fundamentó el pedido de que le otorguen más días para definir la acusación en la falta de definición de la Cámara Federal, la cual revisa la investigación de la fiscal Sandra Arroyo Salgado, quien involucró a los acusados en graves irregularidades procesales.

En tanto, la Procuración pidió más tiempo por el volumen de pruebas a analizar.

Una vez que la comisión legislativa y la Procuración definan si acusan, el jurado de enjuiciamiento le dará traslado a la defensa de los magistrados imputados para que hagan su descargo, en un plazo de 30 días.

El jurado de enjuiciamiento de Novo, Caro y Vaiani está presidido por el presidente de la Corte y conformado por los abogados Humberto Pastor, Alberto Insua, Francisco Fraston, Selia Listo y Ricardo Lebele, y los legisladores Nidia Moirano, Juan José Amondarain, Marcelo Feliú, Sandra París y Ricardo Lissalde. Como se recordará, a fines de 2015 los funcionarios fueron “licenciados” por la Suprema Corte de Justicia.

El Doble Crimen de Unicenter fue investigado por el fiscal Luis Angelini, quien sufrió todo tipo de demoras para avanzar contra los presuntos narcos.Novo y compañía están denunciados por restringir recursos e insumos básicos, realizar dilaciones para frustrar diligencias judiciales en Colombia, reasignar en forma arbitraria a uno de los fiscales que impactó en el avance de la pesquisa en curso, entrometerse, entorpecer la investigación, mostrar impericia y negligencia en el trámite de las actuaciones y filtración de información.

En los pasillos del Senado bonaerense corre la versión de que legisladores del Frente Renovador quieren salvar a cualquier precio a Novo y sus adjuntos, y por eso la bicameral dilata el dictamen. Dicen que sería para ganar tiempo y presionar a la Cámara Federal de San Martín en busca de una falta de mérito, lo cual sería un escándalo y una fiesta de impunidad. 

Habría intentado quedarse con 8.000 dólares

El titular de la UFI nº 9 de San Martín, el fiscal Edgardo Ledesma, ingresó el 8 de marzo pasado un pedido de requerimiento ante la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios en contra del exadjunto de la Fiscalía General de San Isidro, Eduardo Vaiani.

Ahora deberá conformarse un jurado y evaluar si la denuncia tiene fundamentos como para sacarle los fueros al magistrado para que pueda ser citado a una declaración indagatoria.

A Vaiani lo acusan por irregularidades cometidas en la investigación de un doble crimen en Pilar. En un allanamiento secuestraron varios elementos, entre ellos un sobre con 8.000 dólares. Pero ese dinero desapareció, y el entonces fiscal, al ser consultado por esa cuestión, aportó la plata.

El problema fue que no se trataba de los mismos billetes, a los que habían sacado fotos, por lo que se presume que Vaiani intentó quedarse con esas divisas.