Entrevista Exclusiva

Renato Quattordio: “Me interesó contar una historia de adolescentes para adolescentes”

El joven actor viene de protagonizar El mundo de Mateo y de participar, con éxito, en las producciones televisivas Simona y Once. Ahora debuta en cine con Yo, Adolescente, de Lucas Santa Ana, que el 23 de julio llega a Cinear

Inspirada en los escritos que el multifacético Zabo originalmente publicó en su Fotolog, Lucas Santa Ana dirigeYo, Adolescente. Se trata de una coming of age que suma problemáticas asociadas a la salud mental de los jóvenes en un Buenos Aires con la tragedia de Cromañón de fondo y el despertar sexual rondando. Renato “Tato” Quattordio encabeza el elenco de la producción que llegará el 30 de julio a Cinear y diario Hoy habló en exclusiva con él.

—¿Cómo estás viviendo este mo­mento extraordinario?
—La cuarentena ya se extendió tanto que hay tantos momentos que algunos son muy distintos unos de otros. En un principio tratando de entender la situación, con mi familia. Luego reencontrándome con mi espacio en mi casa, leyendo, tratando estar tranquilo, prestándole atención a los vínculos familiares, conectándome con el estreno de la película, mi participación en la segunda temporada de Adentro, que se ve en Flow, desde casa, con paciencia, cuidando a la gente grande que está cerca de mí y esperando la oportunidad de poder salir.

—Estabas rodando la segunda temporada de El mundo de Mateo…
—Sí, se empezó antes de la pandemia, yo grabé una jornada, estoy muy entusiasmado, porque además se sumaron Malena Narvay, Tomás Kirzner, el elenco, la historia, ahora quedó todo por la mitad, estamos esperando. Además estamos muy contentos con que se haya visto mucho, y ahora ya está en Flix Latino, hay otras novedades, que no podemos decir aún pero que van a ayudar a que la serie siga su camino.

—¿Qué series te gustan?
—No quiero ser repetitivo, pero recomiendo Dark, que a la hora de empezar El mundo de Mateo, el director, Mariano Hueter nos la recomendó. Creo que Dark reúne cosas del cine del último tiempo, cómo se mezclan historias y el ir y venir en el tiempo. Soy más de ver cine, en realidad, me gustan mucho las cosas antiguas, me gusta mucho la ficción local, no estoy al tanto de lo más mainstream de Netflix. Okupas, Vientos de agua, son las que más me marcaron. Veo cine, lo que marcó las películas de hoy, cine americano, europeo, más allá de la novedad.

Seguir leyendo...

—En Yo, Adolescente, se tocan temas como sexualidad, salud mental ¿conocías la historia con anterioridad? ¿A Zabo?
—No conocía la historia, tampoco a Zabo, me invitaron al casting y me interesó contar una historia de adolescentes para adolescentes, sin tapujos, censuras, cuidados o caretajes. Es una historia muy sincera y real que intenta contar el proceso de adolescencia y, en particular, de despertar sexual, de en­contrarse en ese ámbito, descubriéndose en una Buenos Aires del 2004, siendo lo más fiel posible a la historia y eso me sedujo. Observé cierta densidad y oscuridad en el relato, aun siendo tan jóvenes, tenían un mundo propio muy denso que no tenía nada que ver con lo que los padres creían de ellos. Que la historia esté en esa época, le digo a Zabo que eso es retro, y él se quiere matar, pero sin embargo, yo, en lo personal, siempre me gustaba estar con gente más grande, siempre pensando en lo que pasó años atrás. La adaptación es del libro y me encanta, la música, original de Árbol, de otras bandas que componen ese contexto de época, con condimentos actuales que muchos chiques van a poder sentirse reflejados.

Estrenar online y en cuarentena

—¿Qué sensación tuviste cuando te contaron que el estreno iba a ser virtual?
—Todo está enmarcado en esta situación, siempre tuve el deseo de verla en el cine, porque al cine nacional hay que bancarlo en las salas. La llevamos a España, al Festival de Huelva, donde la vimos por primera vez y tuve el honor de ganar el premio al mejor actor. Esto hacía que querramos mostrarla, y si es por la tele, y online, está bueno también para que llegue a más gente. Hay que adaptarse a estas nuevas formas, no tan cercanas, reales, pero tal vez con más alcance.

—Yo, Adolescente, se va a meter en la casa de los espectadores y tal vez ayude a hablar de ciertos temas…
—Cuando hice de Junior en Simona, la gente lo veía en la casa, en el horario de comer, y que ahora vuelva a suceder con esto me gusta. Estoy muy contento por cómo quedó la película y agradecido por poder ser parte de proyectos así, de contar historias así, porque esto nació de Zabo, de contar su historia y terminó convirtiéndose en algo hermoso con un elenco maravilloso, con una historia disidente, muy comprometida con eso, con una linda conexión entre el arte y poner eso al servicio de la historia con un mensaje atrás, sin que se contradigan.

Noticias Relacionadas