Actividad física controlada y progresiva

Un hombre de 64 años perdió la vida este miércoles, mientras disputaba un partido de pádel en Ringuelet. Los profesionales de la salud y del deporte insisten en la importancia de los chequeos médicos y en una vuelta gradual a la práctica deportiva.

El miércoles a la tarde, un hombre de 64 años perdió la vida mientras disputaba un partido de pádel con amigos en un conocido predio de Ringuelet. Según indicaron quienes se encontraban en el lugar, la víctima no dio ningún indicio de malestar y, repentinamente, se desplomó dentro de la cancha.

“La muerte súbita en el deporte es un hecho de poca incidencia, que no ocurre frecuentemente. Por eso, es muy difícil que se implementen a nivel poblacional medidas destinadas a todas las personas”, explicó a diario Hoy el cardiólogo, deportólogo e integrante del Comité de Cardiología del Ejercicio de la Federación Argentina de Cardiología (FAC), Juan Pablo Ricart.

El profesional indicó que “es fundamental que todos aquellos que realicen una actividad consulten antes a su médico de cabecera”, y agregó: “Quienes practican ejercicios moderados o intensos, como bicicleta, entrenamiento funcional, crossfit, pádel, fútbol o vóley, deben someterse a una evaluación cardiológica”.

Si bien es sabido que los controles médicos tienen que estar presentes a lo largo de toda la vida, Ricart advirtió: “A más edad, hay mayor prevalencia de cardiopatía isquémica, que puede derivar en un infarto, o incluso, en muerte súbita. A edades más avanzadas, mayores deberán ser los cuidados”.

El cardiólogo y deportólogo indicó que “si se realiza una actividad física, el chequeo no es solo una recomendación, sino que debería ser una obligación”. Y a continuación, especificó: “Si una persona es joven, tendrá que hacer una evaluación que incluya un electrocardiograma para poder competir. Las personas mayores de 40 años deberían realizarse una ergometría. Y entre quienes practican deportes de alta intensidad o de alto rendimiento, se recomienda un ecocardiograma”.

Por su parte, el preparador físico de árbitros de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Gabriel Demurtas, recalcó la importancia de ejercitarse sistemáticamente. “Es esencial que la gente no juegue al pádel solo una vez por semana o salga a correr el domingo. Además de los chequeos, la práctica deportiva tiene que ser metódica”, expresó el profesor en Educación Física, egresado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El entrenador mencionó que “hay que retornar a la actividad de una manera lenta y progresiva, sobre todo, después de haber transitado una cuarentena de varios meses”. Y, en ese sentido, aconsejó: “Las personas mayores de 60 no deberían volver a moverse dentro de una cancha de pádel, tenis, o fútbol, una vez cada siete días, una hora y media o dos, ya que en esas actividades se aumenta por sobre los valores normales la frecuencia cardíaca y el estrés del corazón. Por eso, siempre sugiero comenzar gradualmente”.

Seguir leyendo...

En tanto, Ricart aseguró que no hay deportes más peligrosos que otros en lo que respecta a la muerte súbita, y aclaró que “todo tiene que ver con la capacidad que tenga la persona”. “Hay gente de 70 años que está controlada, que no presenta factores de riesgo y que puede realizar cualquier actividad física”, admitió.

Y, por último, el profesional, que también se desempeña en el Hospital Italiano, en el Hospital San Martín y en el Instituto Cardiológico de La Plata, recomendó: “Es necesario que hablen con los médicos de cabecera sobre el deporte que van a realizar. El profesional debería indicar qué estudios hacer, porque, si bien está presente el riesgo de muerte súbita y el peligro de algún evento cardiovascular, hay otras contingencias que pueden no resultar fatales, pero sí incapacitantes”.

Noticias Relacionadas