Zárate

En un clima emotivo, Cáffaro acompañó a una vecina y a su hijo tras recuperarse del COVID-19

El intendente de Zárate también agradeció al personal médico por su compromiso con la labor.

En un emotivo momento para la comunidad de Zárate, el intendente Osvaldo Cáffaro; la secretaria de Salud, Rosana Núñez; el coordinador de los CEDAs, Pablo Giménez y el director médico del CEDA (Centro de Diagnóstico y Tratamiento), Adrián Fausto, junto a todo el personal del establecimiento, despidieron entre aplausos y palabras de aliento a los pacientes que recibieron el alta luego de sus días de internación, para que continúen cumpliendo con el aislamiento social preventivo y obligatorio, pero ahora felizmente en sus hogares.

En ese marco, Cáffaro expresó: “No solamente se ha mejorado ediliciamente el inmueble donde funcionó el ex Hogar de Ancianos, también se incorporaron tecnología, elementos de bioseguridad, y equipamiento moderno pensado para la salud; además hemos incorporado médicos, personal de enfermería y de limpieza, lo cual significa una fuerte inversión por parte del municipio”.

Y agregó: “Es un lugar que tenemos pensando para el futuro, y es importante marcar que ese futuro hay que construirlo todos los días. Mi agradecimiento a Pablo Giménez, que estuvo desde el primer momento, a la doctora Rosana Núñez, y al doctor Adrián Fausto, que se cargó la responsabilidad de llevar adelante el proyecto en un momento donde había algunos cortocircuitos. Lo importante en este momento es sumar, y continuar demostrando que seguimos avanzando, a pesar de las dificultades. A pesar del momento triste que vivimos, es una alegría poder disponer de este espacio pensado principalmente para la salud”.

“Por eso, digo, pensemos y miremos un poquito para atrás, ver las cosas que hicimos, y las cosas que hacemos, y ver quiénes somos los que estamos, eso es lo importante, y los que seguimos dando la cara por el cuidado de la gente”, añadió el jefe comunal.

“La verdad es todo muy raro lo que nos sucede a las personas en este mundo, no me imaginaba que íbamos a pasar por esta situación. Donde ya con esto, la inversión que realizamos se justifica, porque se le dio el alta a dos personas que estuvieron internadas en el CEDA, y han manifestado lo bien que fueron tratadas por los médicos y el personal afectado, que mostraron un corazón y voluntad enorme para trabajar por el bienestar de los pacientes. Estamos más convencidos que nunca que hicimos lo que teníamos que hacer, una inversión importante para la salud y nuestra comunidad”, manifestó Cáffaro.

Seguir leyendo...

Luego, les dio un mensaje a los vecinos: “Debo decirles que no podemos poner un policía, un agente sanitario o personal municipal para controlar a cada persona. Pasa mucho por las personas, por ser responsables, por el cuidado individual, hoy parece que estamos más blandos que antes, y hoy, realmente tenemos el problema, no como hace tres meses atrás, cuando había poca circulación. Por eso, nos obliga al autocontrol, tenemos que evitar la propagación del virus, que hoy se da entre las propias personas de Zárate y de Lima, ya no estamos viendo que el enemigo está afuera, sino que lo tenemos dentro de la ciudad, y por eso es importante que nos quedemos en casa, que no salgamos por salir, hagamos las compras necesarias de alimentos y artículos de limpieza, una vez por semana, y no entrar y salir a cada rato. El virus no se mueve, somos nosotros quienes lo llevamos de un lado a otro, cuando nos movemos”.

Por su parte, la secretaria de Salud, doctora Rosana Núñez, manifestó: “Hoy vivimos un momento muy especial, le dimos el alta a nuestros dos primeros pacientes recuperados de COVID-19. Nos llenó de emoción ver a la madre y su hijo, que pudieran irse a su casa”.

Y añadió: “Por otro lado, debo agradecer al intendente Cáffaro, porque hoy contamos con este lugar con 45 camas destinadas para la población, en caso de necesitarse, y ojalá no se usen, pero estamos frente al pico de contagios, debemos cuidarnos cada uno, no podemos estar detrás de cada persona para decirle que se cuide. Debemos ser responsables. Un agradecimiento especial al doctor Adrián Fausto, el director médico de este lugar, que se puso al hombro la tarea de llevar adelante la organización del CEDA, junto con todos los enfermeros y médicos. Está en el lugar más difícil, con los pacientes que se contagiaron el COVID-19”.