Los beneficiarios de planes sociales recibirán un bono de fin de año

Alcanzará a unas 680.000 personas de Potenciar Trabajo, programa que, además, recibirá un aumento del 10% en diciembre.

El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo confirmó este lunes que el Gobierno pagará en diciembre un bono de fin de año a beneficiarios de planes sociales, en el marco de un programa de contención social para el último mes del año. Además, se duplicará el importe de la tarjeta Alimentar y el alcance de las cajas navideñas.

El bono -del que aún no se conoce el importe- alcanzará a unos 680.000 beneficiarios del Plan Potenciar Trabajo, programa que, además, percibirá un aumento del 10% en diciembre y otro del 6% en marzo, que se sumarán al 12% que ya recibió en octubre.

Tal como lo anticipó este medio, la idea de pagar un bono de fin de año rondaba en el Ministerio de Desarrollo Social, pero cobró fuerza desde que se decidió dar por finalizado el pago de $10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia. El Gobierno otorgó el IFE a más de 9 millones de personas con gran vulnerabilidad social que se vieron fuertemente afectadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio decidido como medida de contención de la pandemia de coronavirus.

“Tenemos un conjunto de personas que cobran planes sociales que va a recibir un bono de fin de año”, confirmó este domingo Arroyo en declaraciones a A24 y precisó que además se va a “lanzar una beca para jóvenes para proyectos de $8.500 pesos”.

Los beneficiarios de este bono serán unos 680.000 inscritos en el Plan Potenciar Trabajo que, junto al Programa Nacional de Inclusión Socioproductiva, unificó a los programas Hacemos Futuro y Salario Social Complementario en una única iniciativa.

El objetivo del plan es generar propuestas productivas ya que, como contraprestación, los beneficiarios optan por participar en el desarrollo de proyectos socio-productivos, socio-comunitarios, sociolaborales o la terminalidad educativa.

El plan subió 12% al pasar de los $8437,5 que se cobraron en septiembre a los $9450 de octubre. Pero ya están confirmados dos aumentos más, el primero del 10% en diciembre, cuando alcanzará los $10.293,75, y el otro del 6% en marzo, hasta los $10.800. El cálculo de este plan corresponde a la mitad del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM).

Arroyo señaló que se trata de un programa para “asistir a quienes se han quedado sin trabajo o a quienes viven de changas y no las han recuperado por completo, como por ejemplo el jardinero o la empleada que trabaja por hora y que no recuperaron todo su trabajo”.

Además del bono, Desarrollo Social trabaja sobre refuerzos alimentarios para los comedores sociales y la duplicación de tarjetas Alimentar para cerca de 1,5 millón de familias (más de 2 millones de personas en total) y la duplicación del volumen de las cajas navideñas con el objetivo de alcanzar a 1,7 millón de familias, entre otras medidas.

Seguir leyendo...

La tarjeta Alimentar otorga una suma de $4000 a personas con un solo hijo menor de 6 años y de $6000 con dos o más hijos beneficiarios de la AUH o embarazadas en situación de vulnerabilidad. Arroyo confirmó que el objetivo es duplicar en diciembre su monto y que “de esta manera quienes recibían $4000 pasarán a cobrar $8000 y la de $6000 pasará a $12.000”, solo por ese mes.

Con todas estas decisiones, el Gobierno busca evitar que las tensiones sociales se profundicen los últimos días de un año ya complejo por la pandemia de coronavirus.

Para enfrentar los desembolsos que significará para el Estado atender estos planes, Arroyo adelantó que su cartera recibirá “un aumento del presupuesto” para 2021. “En el contexto actual hay que cuidar la racionalidad económica pero con todos adentro”, sostuvo el funcionario en declaraciones a los medios.

Al respecto, explicó que, como parte del “redireccionamiento” que se está dando sobre las políticas públicas, existe el Plan Potenciar Inclusión Joven que consiste en el otorgamiento de una beca estímulo mensual para unos 200.000 jóvenes de entre 18 y 29 años que participan de algún proyecto de inclusión laboral a través de distintos convenios con municipios, provincias e instituciones de la sociedad civil y que como contrapartida reciben $8500 mensuales, durante un año.