Suculento convenio del gobierno de Vidal

Negocio sobre rieles para Cristóbal López y Lázaro Báez

Por medio de un polémico convenio, el gobierno de Vidal le otorgó a empresas ligadas a los empresarios K un suculento contrato para el alquiler y venta de locomotoras a través de la estatal Ferrobaires. Los “olvidos” a la hora de la firma del contrato. Silencio oficial a la hora de dar explicaciones

En momentos en que los negociados efectuados por Cristóbal López y Lázaro Báez durante la década kirchnerista están siendo revisados por la Justicia, desde el gobierno de María Eugenia Vidal se le da a empresas ligadas a los empresarios un gran negocio con el alquiler y venta de locomotoras y vagones a través de la firma estatal Ferrobaires, cuyo titular es el coronel de Caballería (R), Fernando Dotti.

Contrariamente a lo realizado por el Gobierno nacional o la jefatura porteña, que quitaron jugosos contratos a los empresarios asociados al kirchnerismo, desde la administración bonaerense se le da a una UTE (Unidad Temporal de Empresas) que conforman CPC de López, y Solana S.R.L, un suculento convenio para el alquiler de locomotoras y vagones de cargas, que serán usados para la renovación de vías del ramal a la ciudad de Mar del Plata. Integrantes de esta UTE también tendrían vínculos con Lázaro Báez.

El acuerdo se da a través de la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (Uepfp), más conocida como Ferrobaires, y el mismo se rubricó sin grandes anuncios oficiales a mediados de mayo, estando ahora en medio de la controversia por ampliarse por un período que va de los siete meses hasta los tres años de extensión.

Descuidos oficiales

Como ya se dijo infinidad de veces en las páginas de Hoy, muchos de los contratos firmados por López en la era K siguen firmes en territorio bonaerense; entre ellos no solo el ferroviario, sino también el que tiene que ver con la concesión de las rutas 2 y 11, y el resto de las autovías del denominado corredor atlántico.

El contrato firmado comprende la entrega de nueve vagones tolva hoppers, cuatro chatas rieleras, tres vagones porta-tanque, un locotractor, un vagón refrigerado, y una locomotora Alco 6417. Todos estos equipos fueron arrendados por poco más de 5 millones de pesos, y según consta en el convenio, serán utilizados para renovar las vías que unen Constitución con la “Ciudad Feliz”, un servicio que se encuentra paralizado desde hace 10 meses.

Llamativamente, desde el gobierno de Vidal hicieron la vista gorda de que esta UTE tiene una deuda con el Estado provincial que asciende a los $2.382.060 por el alquiler de equipos entre 2014 y 2015, no exigiendo su pago como condición esencial para su firma. Tampoco parece haberse tenido en cuenta que la firma Solana es la empresa que fabricó los durmientes de las vías que cubrían el servicio entre Constitución y Mar del Plata, que no soportaron el peso de los trenes y se quebraron en su totalidad, lo que motivó la conclusión del contrato que lo unía en ese entonces con el Gobierno nacional.

Mutismo gubernamental

Seguir leyendo...

Lo inentendible del caso, según expertos consultados por nuestro diario, es que se les dé contratos a CPC (que ha mostrado grandes deficiencias a la hora de brindar sus servicios), o a una empresa como Solana (dedicada a la comercialización de vehículos, refacciones y mantenimiento automotriz) que nada tiene que ver con la industria ferroviaria, además de cargar un pasado funesto en la materia, con la construcción de un tren en Santiago del Estero que nunca se terminó . El negocio de los ferrocarriles dados a esta UTE fue hecho a través del Ministerio de Infraestructura que conduce Edgardo Cenzón. El diario Hoy intentó comunicarse en reiteradas ocasiones con las autoridades del ministerio a fin de conseguir una respuesta oficial que nunca llegó.

“Ferrobaires está muerta y enterrada”

Por Norberto Rosendo (Presidente de la Comisión Nacional Salvemos al Tren)
Especial para Hoy

El gobierno de María Eugenia Vidal debería hacer un registro de proveedores donde se investiguen los antecedentes de las empresas, porque si no pasará lo de Solana S.R.L., que ya hizo desastres en materia ferroviaria, y se les brinda nuevos negocios que seguramente serán un desastre mayúsculo.

Ferrobaires es una empresa que está muerta y enterrada. Tiene un tren que va al Oeste y que sale de vez en cuando, donde la gente protesta porque no anda el servicio; con trenes a Mar del Plata y Bahía Blanca que no
corren.

El gobierno provincial para levantar Ferrobaires debería ponerse a trabajar en serio, haciendo para ello una inversión importante, porque hoy no hay nada, ya que en los últimos años se comieron todo lo que había en la empresa, y si se sigue con políticas como éstas, se va a profundizar el deterioro de la misma.

“Se deberían dar de baja los contratos con López y Báez”

Por Elisa Carca (Senadora provincial CC-ARI)
Especial para Hoy

La gobernadora María Eugenia Vidal tendría que dar vuelta la historia como ha hecho con otros casos y debería dar de baja los contratos que unen a la
Provincia con empresas de Cristóbal López y Lázaro Báez. Estos contratos vienen de la gestión anterior y hay que acabar con ellos.

Ha llegado un momento en que la sociedad empuja a la dirigencia a hacer las cosas como corresponde. Esto no es casualidad, sino que hay una saturación escandalosa de corrupción en la Provincia de Buenos Aires, y algún día hay que ponerle punto final a todo esto.

Yo espero que todos estos casos que se han dado en las últimas décadas en la Provincia sean juzgados y paguen sus penas en la cárcel. La sociedad pide a gritos que se acabe con la corrupción, y no hay mejor oportunidad que ahora para empezar con la limpieza de la corrupción.

“Los acuerdos espurios deberían ser revisados”

Por Marcelo Pacífico (Senador Provincial. Cambiemos)
Especial para Hoy

Los acuerdos que se han firmado con las empresas ligadas a López y Báez, que en su mayoría fueron espurios, deberían ser revisados, y así como el Gobierno nacional ha auditado todas las obras recibidas y ha dado por caídos diferentes contratos irregulares con gran cantidad de empresas, permitiendo así pagar un 30 por ciento menos las obras. El gobierno de María Eugenia Vidal debería hacer lo mismo.

La administración que dejó Scioli está llena de contratos corrompidos, donde se suma la desidia y la despreocupación que se tuvo para con todos los bonaerenses. Eso es muy difícil de cambiar a corto plazo, pero no hay dudas que se va por buen camino para arreglar estos problemas.

Hoy, lo que vemos es una Provincia tiene un retraso de 10 años en materia de infraestructura e inversión en la obra pública, y contratos como estos poco ayudan a solucionar la problemática.

“Vidal sigue con el mismo modelo de Scioli”

Por Pablo Garate (Diputado Provincial. Frente Renovador)
Especial para Hoy

Durante años vimos como Ferrobaires se convertía en una cueva de ñoquis, con trabajadores que cobraban grandes sueldos pero nunca hicieron ningún trabajo para la empresa, solo hacían política.

Se deben poner en órbita y controlar totalmente los negocios que se hayan puesto con empresas ligadas a Cristóbal López y Lázaro Báez desde el gobierno bonaerense, porque ya sabemos cómo terminaron esos negociados con estas empresas durante el gobierno anterior.

Lamentablemente, Vidal sigue con el mismo modelo de Scioli. Hay muchos enunciados, muchos títulos y pocas acciones reales de gobierno; dicen que van por la transparencia y después vemos que en acciones concretas eso nunca se materializa; dicen que van por la seguridad, pero no hay ni un solo plan para eso, no hay un combate real sobre la inseguridad y el narcotráfico.

“Es un retroceso que desintegra el sistema”

Por Leonardo Rico (Investigador ferroviario. Creador del proyecto Tren para Todos)
Especial para Hoy

En todo el país se han firmado esta clase de contratos ilegítimos con empresas ligadas al poder que han ido en detrimento de conseguir un ferrocarril popular, para la gente que lo usa diariamente.

Esta política que se busca implementar tanto desde el gobierno de Vidal como del Gobierno nacional, es un retroceso importante, desintegrando aún más el sistema, ya que no se le está dando prioridad al ferrocarril como sistema de transporte de pasajeros y carga.

La empresa Solana hizo negocios ferroviarios en la provincia de Santiago del Estero, con la construcción de un tren que jamás se concluyó, yendo en contra así del transporte público.

En todo esto hay una fragmentación y una forma de desentenderse del problema, y la lógica que tiene el gobierno es una lógica a corto plazo, economicista, de no invertir ni planificar en algo que tiene suma importancia para el bien de todos los argentinos.