crimen de ayelén

El remisero que mató a la joven estudiante de Derecho tenía antecedentes

El sujeto había llevado a los padres de la víctima hasta la cárcel de Varela, donde sabía que iban a permanecer al menos tres horas. Tras ser llamado a indagatoria, se negó a declarar ante el fiscal.

Continúa la conmoción en Altos de San Lorenzo por el terrible crimen de Ayelén Arredondo, la joven estudiante de Derecho que fue asesinada por un remisero durante un robo en su casa de la zona de 75 y 22.

Ahora, se conocieron nuevos detalles sobre lo sucedido, como así también sobre el autor de tan brutal homicidio. Según indicaron voceros, el implicado es un hombre de 55 años que fue identificado como Marcelo Saleh, y según trascendió, ya contaba con antecedentes por robos de otro tipo.

De hecho, versiones indican que el sujeto hacía poco había sido despedido de la remisería donde trabajaba “por chorro”, lo que no fue confirmado aún de manera oficial. Asimismo, no era la primera vez que Saleh llevaba a los padres de la víctima hasta la Unidad 42 de Varela, sino que era un viaje que había realizado en varias ocasiones.

Fuentes indicaron que el remisero realizaba el trayecto hasta dicha cárcel, en donde está alojado el hermano de la víctima, y siempre se quedaba tres horas esperando afuera a los padres de Ayelén. Debido a esto es que el individuo sabía que contaba con bastante tiempo para ir hasta la casa, robarse lo que encontrara y volver a la puerta del penal.

No se sabe aún si Saleh lo tenía todo planeado o aprovechó que los padres de la damnificada se dejaron una riñonera en el interior para ir de nuevo a 75 y 22 con intenciones de robo. Lo cierto es que cuando el chofer llegó a la casa se encontró sorpresivamente con Ayelén y fue allí cuando se inició un forcejeo que terminó con la muerte de la joven.

Seguir leyendo...

El crimen y la indagatoria

En un ataque bestial, el sujeto le dio un fuerte golpe en la cabeza a la joven, que cayó sobre un sillón y luego al suelo. Entonces, lejos de detenerse, el implicado la siguió agrediendo con un objeto contundente hasta matarla.

“Tenía el rostro desfigurado”, indicó un pesquisa, quien añadió además que había sangre en varias partes. Cometido el crimen, el implicado tomó todo lo que encontraba en el lugar y pretendió darse a la fuga, pero fue visto por un vecino saliendo de la casa.

El hecho de ver a un desconocido saliendo de la casa de Ayelén y que además tenía manches hemáticas en sus prendas hizo que el frentista saliera tras él y diera aviso de inmediato a la Policía. Fue así que logró interceptar al remisero en 74 y 25.

El sujeto tenía el rostro lastimado y trataba de inventar alguna excusa cuando fue increpado por el hombre: le dijo que acababan de robarle. No obstante, el hombre no le creyó nada y lo retuvo hasta que finalmente llegó un patrullero al lugar.

Una ambulancia también fue hasta la casa de la joven, pero nada podían hacer y constataron que la chica ya estaba muerta. Fue así que el chofer fue llevado hasta la seccional de la comisaría Octava, donde enfrenta cargos por “homicidio”, aunque no se descarta que el fiscal lo impute por “homicidio en ocasión de robo criminis causa” (matar para encubrir otro delito).

Asimismo, al asesino le encontraron entre sus prendas varios precintos, guantes de goma, la suma de 8.000 pesos, que se presume robó de la casa de Ayelén, y una barreta de hierro. Este último objeto está siendo analizado por los peritos, ya que se cree puede haber sido el arma homicida. Por último, el hombre fue llamado ayer a indagatoria, pero se negó a declarar ante el fiscal.

Noticias Relacionadas