El mal ejemplo

Colegios top de La Plata llaman a desobedecer una normativa presidencial

El colegio Patris y el Esseri, ambos de City Bell, comunicaron que el lunes abrirán sus puertas haciendo oídos sordos al Decreto de Necesidad y Urgencia emitido por Alberto Fernández.

Seguir leyendo...

Luego de que el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunciara la suspensión de clases presenciales por el plazo de 15 días y lo dejara asentado en un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), dos colegios exclusivos de La Plata anunciaron que harían oídos sordos y abrirán sus puertas de manera normal.

Con un claro mensaje de descrédito a las autoridades nacionales y provinciales hacia sus estudiantes, los colegios ubicados en City Bell -donde concurren los hijos e hijas de funcionarios locales y deportistas- tomaron el mensaje de Juntos por el Cambio y lo hicieron propio.

“En ambos casos, consideramos que no tienen ningún tipo de validez los comunicados emitidos por los colegios, por lo que los trabajadores deben desestimar esas comunicaciones. Plantean la educación como derecho desconociendo la norma que es un DNU, pero estas están para cumplirse. Atenta contra el principio básico de la institución educativa como formadora, no respeta las normas que se plantean en pos de proteger la salud”, dijo en diálogo con diario Hoy María Eugenia Vosilaitis, secretaria adjunta de Sadop La Plata.

La docente y representante gremial señaló que establecimientos como el Patris, “están alentando a las familias a que se sumen a ese planteo, tiene que ver con algo más profundo lo que se debate. Están desconociendo los principios institucionales por los que nos regimos, es lamentable que se resguarden en esta idea de democracia y republicanismo que en realidad no están cumpliendo porque la escuela debe ser ejemplo en estas cuestiones”.

Ante estas situaciones, desde el sindicato ya realizaron la denuncia correspondiente ante la Diegep y ante el Ministerio de Trabajo, por lo que quedaron a la espera de respuestas y la posibilidad de convocatoria a audiencias.

“Entendemos que la educación es un derecho humano, creíamos que era un debate superado no haberlo declarado como esencial, algo que se quiere imponer desde algunos partidos políticos, la escuela no es una isla, es la caja de resonancia de lo que sucede en la sociedad. Lamentamos que algunos sectores políticos, y en este caso representantes de las escuelas, que pertenecen a un sistema único de educación, desconozcan la normativa”, marcó Vosilaitis.

Diario Hoy se comunicó con el secretario de Cultura y Educación de La Plata, Martiniano Ferrer Picado, quien señaló que “estas escuelas dependen directamente de la Provincia, son ellos quienes las regulan. Como municipio no tenemos injerencia, es lo mismo si fuera una escuela de acá como una de Berisso, todas están regidas por la Dirección General de Cultura y Educación”.

Ante el escándalo, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aseguró que va “a estar evaluando” el caso de estas escuelas y afirmó que “ese colegio se está oponiendo a un Decreto de Necesidad y Urgencia de orden público, puede tener una sanción muy fuerte, es un decreto con fuerza de ley”.

Al mal ejemplo de los colegios y sus autoridades, se suma el malestar general que se generó entre algunas de las familias, alineadas con el modelo pregonado por los dueños de los colegios, que incluso se manifestaron en la ciudad en contra de las directivas del DNU, impuesto en plena pandemia y con miles de contagios diarios.

El colegio del poder

El colegio Patris, ubicado en calle 146 y 466, es uno de los más exclusivos de la ciudad. De hecho, ahí concurren a estudiar las hijas del intendente de la ciudad de La Plata, Julio Garro, quien se mostró totalmente en contra de suspender las clases presenciales. Además, es la institución en la que estudian muchos hijos del poder platense, cercanos al entorno del jefe comunal.

 

Noticias Relacionadas