Discriminación en internet y redes sociales

En plena pandemia, desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) advierten un aumento de las denuncias por cuestiones ideológicas, de género o socioeconómicas.

Con el aumento del uso de internet y de las redes sociales en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno es necesario repensar las prácticas que se realizan estando conectados.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) cuenta con un Observatorio de la Discriminación en Internet, cuya función es interceder ante situaciones de discriminación digital.

El organismo dependiente del Inadi difundió que este año las denuncias en el mundo virtual se debieron: en primer lugar, a cuestiones ideológicas; en segundo lugar, a la condición socioeconómica; y luego, a situaciones de acoso y discriminación por género. El año pasado las principales expresiones discriminatorias estuvieron relacionadas al acoso, la discapacidad y la identidad de género. Según las denuncias recibidas, la mayoría de estas publicaciones tienen lugar en
Facebook. Este año hubo un aumento significativo en el contenido discriminatorio publicado en Instagram con respecto al 2019.

La coordinadora de Investigaciones y Observatorios contra la Discriminación, Karina Iummato, reconoció que si bien no realizan un monitoreo cuantitativo se intensificaron las consultas. En este sentido, detalló: “Los usuarios que detectan contenido discriminatorio en las redes escriben al Observatorio. Luego, nosotros realizamos investigaciones e informes para
trabajar en campañas de concientización y recomendación de buenas prácticas”.

Para habitar el mundo cibernético no deberían usarse ni como insulto ni como chiste palabras que indiquen de forma despectiva algún colectivo social o comunidad. A su vez, se aconseja reportar cualquier contenido estigmatizante, porque como afirman desde el Inadi: “Internet es virtual, la discriminación no”.

Además, recalcan la importancia de no dar “me gusta” a comentarios o posteos asociados a prácticas discriminatorias. Por otro lado, apuntan a no compartir este contenido, ni distribuir rumores en línea.

“Hay un montón de discursos discriminatorios que tenemos muy instalados y no los consideramos como tales. Por ejemplo, la gordofobia que apareció mucho en este tiempo, con el antes y el después de la cuarentena y la valoración de los cuerpos. Las personas se ríen y hacen memes sobre eso, y en realidad lo que están haciendo es reproducir discriminación”, explicó Iummato.

Desde el Observatorio de Internet insisten con agotar las instancias de reclamos que habilitan las plataformas interactivas. A su vez, ofrecen el correo electrónico [email protected] para reportar discriminación en el universo virtual.