Ciencia

La más antigua: descubren una galaxia espiral que se formó poco después del Big Bang

En Chile, donde se encuentra el polo astronómico más grande del mundo, realizaron un hallazgo histórico. “Nos proporcionará pistas sobre el entorno en el que nació el Sistema Solar”, aseguró un experto.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), el mayor proyecto astronómico del mundo con sede en Chile, anunció el descubrimiento de una galaxia con una morfología en espiral cuya conformación data de “solo 1.400 millones de años después del Big Bang”. “Esta es la galaxia más antigua de su tipo jamás observada en el Universo. El descubrimiento de una galaxia con una estructura en espiral en una etapa tan temprana es una pista esencial para resolver las preguntas clásicas de la astronomía: ¿cómo y cuándo se formaron las galaxias espirales?”, publicaron en su sitio web.

Tras el hallazgo, Takafumi Tsukui, estudiante de posgrado en Sokendai y autor principal de la investigación, relató: “Estaba emocionado porque nunca había visto una evidencia tan clara de un disco giratorio, una estructura en espiral y una estructura de masa centralizada en una galaxia distante en ninguna literatura anterior. La calidad de los datos de ALMA era tan buena que pude ver tantos detalles que pensé que era una galaxia cercana”.

Los pormenores del reciente descubrimiento fueron publicados en un artículo en la revista Science. Allí, los investigadores volcaron los datos obtenidos a través del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, el mayor proyecto astronómico del mundo integrado por científicos de Europa, Norteamérica, Asia del Este y Chile.

Una galaxia de hace 12.400 millones de años

Seguir leyendo...

Según reseñaron los investigadores, donde vivimos, la Vía Láctea, es una galaxia espiral. Las galaxias espirales son objetos fundamentales en el universo y representan hasta el 70% del número total de galaxias. Sin embargo, los estudios han demostrado que la proporción de galaxias espirales disminuye rápidamente a medida que miramos hacia atrás a través de la historia del universo. Aquí radica la importancia de preguntarse cuándo se formaron.

Los investigadores Takafumi Tsukui y Satoru Iguchi, este último profesor de Sokendai y del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, encontraron una galaxia llamada BRI 1335-0417 en el Archivo Científico de ALMA. “La galaxia existió hace 12,4 mil millones de años y contenía una gran cantidad de polvo que oscurece la luz de las estrellas, lo que dificulta el estudio de esta galaxia en detalle con luz visible. Por otro lado, ALMA puede detectar emisiones de radio de iones de carbono en la galaxia, lo que permite a los astrónomos investigar lo que está sucediendo en la galaxia”, precisaron.

Así, el equipo de astrónomos dio con una estructura en espiral que se extiende a unos 15.000 años luz desde el centro de la galaxia, lo que representa un tercio del tamaño de la Vía Láctea. La masa total estimada de estrellas y materia interestelar en BRI 1335-0417 es aproximadamente idéntica a la de la Vía Láctea. Al respecto, Tsukui comentó: “Como BRI 1335-0417 es un objeto muy distante, es posible que no podamos ver el verdadero borde de la galaxia en esta observación. Para una galaxia que existía en el universo temprano, BRI 1335-0417 era gigante”.

Por su parte, Iguchi analizó: “Nuestro sistema solar se aloja en uno de los brazos espirales de la Vía Láctea. Trazar las raíces de la estructura en espiral nos proporcionará pistas sobre el entorno en el que nació el sistema solar. Espero que esta investigación avance aún más en nuestra comprensión de la historia de formación de las galaxias”.

Noticias Relacionadas