La ONU pide 6.700 millones de dólares para ayudar a los países más pobres

El llamado de alarma de la ONU va en sintonía con las proyecciones de la OMS, que considera que, dada la poca capacidad de los sistemas de salud y los laboratorios en las las regiones con menos recursos, una importante transmisión del virus ya se está produciendo sin detectar.

Naciones Unidas aumentó este jueves desde 2.000 hasta 6.700 millones de dólares el pedido de fondos de apoyo para países pobres y sectores vulnerables ante la pandemia de coronavirus, al tiempo que la Organización Mundial de la Salud proyectó que en estas naciones el pico del contagio llegará recién dentro de tres y seis meses.

"A menos que actuemos ahora, tenemos que prepararnos para un aumento significativo de los conflictos, el hambre y la pobreza. El espectro de múltiples hambrunas está al acecho", avisó el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, en un comunicado.

Según proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el pico de la pandemia tardará entre tres y seis meses en llegar a los países más pobres del globo.

El llamado de alarma de la ONU va en sintonía con las proyecciones de la OMS, que considera que, dada la poca capacidad de los sistemas de salud y los laboratorios en las las regiones con menos recursos, una importante transmisión del virus ya se está produciendo sin detectar, informó la agencia de noticias EFE.

Además, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que el hambre es otro gran riesgo, ya que casi 100 millones de personas dependen de ayuda exterior para comer.

"A menos que podamos mantener esas operaciones esenciales, a la pandemia sanitaria le seguirá pronto una pandemia de hambre", agregó el jefe del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley, citado por la agencia española.

La ONU había solicitado el 25 de marzo una ayuda de 2.000 millones de dólares, 4.700 millones menos que hoy, para un grupo de países vulnerables como Colombia y Venezuela.

Casi un mes y medio después, Naciones Unidas incluyó a otros nueve países, entre ellos Pakistán, Filipinas y varias naciones africanas, y triplicó el pedido.