Arribas y Majdalani: el “Señor 5” y la “Señora 8”, ante la Justicia

Silvia Majdalani declarará mañana ante el juez Juan Pablo Auge, mientras que el martes será el turno de Gustavo Arribas. Esto se dará en el marco de la causa que investiga el espionaje ilegal al Instituto Patria.

Los exjefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, comenzarán en horas cercanas su derrotero judicial, con sendas convocatorias a declarar como imputados en la causa en la que se investigan maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández, en 2018.

Este lunes será el turno de Majdalani, quien fue convocada a indagatoria por el juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, tras el requerimiento formulado por los fiscales Incardona y Eyherabide. Mientras que para el martes está prevista la declaración de Arribas.

La gira judicial de los exjefes de la AFI tiene fecha de inicio pero se desconoce cuándo será su cierre: se los investiga también por espionaje ilegal a dirigentes políticos, gremiales, sociales y religiosos. Están imputados por la supuesta intrusión en 88 cuentas de correo electrónico de dirigentes políticos y periodistas, y fueron denunciados también por el armado de fichas ideológicas de los periodistas acreditados a cubrir cumbres internacionales en la Argentina.

Además, el nombre de Arribas aparece en la causa en la que se investigan las presiones de la mesa judicial de Cambiemos al Poder Judicial y ambos exjefes de la AFI también están imputados por venta irregular de armas.

El horizonte se perfila más sombrío para la “Señora 8”, a la que varios exagentes señalaron como quien daba las órdenes en las tareas de espionaje sobre dirigentes políticos e incluso alguno sostuvo que pedía informes previos de cómo se iban desarrollando.

El último jefe operacional de Contrainteligencia durante el macrismo, Martín Coste, se presentó este viernes a indagatoria junto a su abogado. Allí pidió que se incorpore al expediente su declaración del 26 de junio ante la comisión bicameral de seguimiento de organismos de inteligencia y se llevó copias de la causa para ampliar su indagatoria cuando la haya podido estudiar.

Ante el Congreso, Coste había dicho que “el director general de Operaciones era la subdirectora” Majdalani, que los espías que se incorporaron a la AFI durante el gobierno de Macri “venían de personal político-partidario” y que cuando intentaba hacerles algún planteo le respondían: “Si tenés algún problema, hablalo con el Señor 5 o la Señora Ocho”.

Coste resaltó que fue promovido a director de Contrainteligencia en 2018 y que, al regreso de unas vacaciones, se enteró de la presencia de un auto de la AFI frente al Instituto Patria por el llamado de un colega que le dijo que prendiera el televisor.

“Me enteré por televisión. Lo ordenó (Alan) Ruiz cuando yo estaba de vacaciones (…) Ruiz no reportaba al director de Contrainteligencia, sino directamente a Majdalani”, dijo en su declaración.

Seguir leyendo...

Coste afirmó que en esos días le llegó un oficio judicial para que diera explicaciones sobre los motivos de esa vigilancia, y aseguró que en la AFI le ordenaron decir que “estaban realizando las tareas en el marco de una causa del juez Villena, del G20”, aunque él “sabía que era mentira”.

Noticias Relacionadas