El oscuro negocio del estacionamiento medido en La Plata

La firma que hace de intermediaria entre el municipio y las empresas telefónicas está en la mira. Sospechas de evasión impositiva y de estafas a través de mensajes de texto

Seguir leyendo...

La empresa Plus Mobile, intermediaria del negocio del estacionamiento medido en La Plata, se está extendiendo a otros municipios de la Provincia como Mar del Plata, Pilar y Chivilcoy.

Según pudo saber Hoy, esta firma se quedaría con el 10% del total de la facturación del estacionamiento, como sucedería en nuestra ciudad, sólo por el hecho de actuar como una suerte de gerenciadora entre los municipios y las empresas telefónicas.

Distintas fuentes consultadas por nuestro diario afirman que, con el negocio del estracionamiento por SMS, se estaría cometiendo una evasión fiscal millonaria. Los tickets que se expiden en los kioscos cuando se carga estacionamiento no tendrían valor fiscal, mientras que los usuarios que compran crédito para poder estacionar -que se carga en los celulares- tampoco recibirían una factura válida, como la que la AFIP le exige a cualquier comerciante de barrio.

A partir del negocio del estacionamiento medido, esta empresa tiene acceso a una base de datos que incluyen a miles de platenses. De hecho, desde la inundación del 2 de abril del año pasado, el municipio utiliza el mismo número que se usa para cargar estacionamiento para enviar las alertas por eventos climáticos.

El hecho de que una empresa tenga una base de datos con teléfonos y datos de ciudadanos, sin que estos hayan prestado ningún tipo de conformidad, viola las más elementales normas de seguridad de datos personales.  Asimismo, distintas asociaciones de consumidores han acusado a Plus Mobile por supuestos manejos irregulares en el envío de mensajes.
 
Uno de los tantos casos, que llegó a la Justicia, ocurrió en Puerto Madryn, donde la fiscalía de esa ciudad constató fehacientemente que un hombre fue estafado en más de 17 mil pesos tras ser notificado de haber ganado un vehículo a través de un SMS.  Al damnificado le hicieron creer que había ganado una camioneta 4x4 y lo llevaron a depositar distintas sumas de dinero de manera consecutiva para asegurar la entrega del premio. Casos como estos se multiplicarían por cientos.
 
Como titular de Plus Mobile aparece un ignoto empresario llamado Carlos Ernesto Zipilivan. Se trata de un abogado de 63 años, asociado con Bárbara Irisarri, de 41 años, que en los registros de la AFIP figura como monotributista categoría B, es decir, con una facturación de hasta 48 mil pesos por años: apenas 4000 pesos por mes. En otras palabras, según lo que declaró a la AFIP, una de las responsables de la empresa que manejaría el estacionamiento por SMS viviría con ingresos muy cercanos a los de un salario mínimo. Asimismo,  Zipilivan figura en rojo en los registros del Banco Central por tener un cheque rechazado por $20.317 y aparece vinculado con otras firmas que realizaron una operatoria similar. Por ejemplo,  la empresa Audiotel SA llegó a emitir 27 cheques fantasmas por más de 260 mil pesos, que finalmente fueron pagados cuando se descubrió la operatoria (ver aparte).

Extraños movimientos

Del análisis de la composición accionaria de distintas empresas realizado por Hoy surge que Zipilivan e Irisarri estuvieron o están relacionados con distintas empresas: Algunos de sus socios son:

-Juan Carlos Yusso, contador de 57 años que vive en Lanús. Es auditor de compañías de seguro. Tiene tres cheques rechazados por más de 9000 pesos.

-Jorge Omar Carril, un comerciante viudo que es monotributista categoría F, y que también vive en Lanús

-Victoria Irisarri: empresaria de 39 años, con domicilio en Capital Federal. Sería la hermana de Bárbara Irisarri.

Hasta el año 2004, Plus Mobile se llamaba Periféricos y Material de Control Argentina SA. Actualmente tiene domicilio constituido en Capital Federal, más precisamente en la calle Lavalle 448.

Vínculos con apuestas

Una de las empresas vinculadas con Zipilivan es Alameda Teleservicios SA, que se dedica a la prestación de servicios por vía telefónica y medios de comunicación autorizados, para la provisión de contenidos de información y entretenimientos.

También realiza la recepción de apuestas en juegos de azar para medios electrónicos de comunicación, sistemas de telecomunicaciones y sistemas de acceso remoto a bases de información.

Esta empresa fue fundada por Zipilivan y Bárbara Irisarri en los años ´90 bajo el nombre Apuestas Mutuales Argentinas SA. En septiembre de 2013, quienes aparecían como titulares de esa firma eran Yusso y Jorge Omar Carril, quienes renunciaron y asumieron como responsables los mencionados Zipilivan a Irisarri. Dos meses más tarde, renunciaron Zipilivan e Irisarri. Sus nuevos titulares son Roberto Solla, con domicilio en Morón, y Eloy Martínez.

Otra empresa vinculada a esta red de socios en Movypay SA, que se dedica a actividades de desarrollo y de gestión de sistemas de pagos y transacciones de servicios y de productos operativos sobre terminales de telecomunicación, móviles, fijas e internet.  En mayo de 2011, Zipilivan fue designado presidente de esta compañía y apenas un mes más tarde renunció. En su reemplazo asumió Yusso, mientras que Zipilivan quedó como director suplente.

Captel SA es otra firma vinculada al grupo. Tiene como actividad dar préstamos con o sin garantía, a corto y largo plazo, a personas o sociedades. Esta empresa fue formada en los años 90, y como titular aparece el nombre de Isaac Zipilivan, padre de Carlos Alberto. También fue socia fundadora Victoria Irisarri. En 2007, Carlos Alberto Zipilivan asumió como titular.

La red de empresas se completan con

-Servicio Audiotex SA: se dedica a actividades Financieras. Se fundó en 2000, con Carlos Alberto Zipilivan como presidente.

-Seguridad Telemática SA: esta empresa se dedica a los servicios relacionados con bases de datos. Tiene un cheque rechazado por $20,317.24 y figura en el listado rojo de la Dirección de Rentas de la Ciudad de Buenos Aires.

-Audiotel SA: esta empresa tiene cinco pedidos de quiebra y un embargo pendiente por $63,311.05. A su vez, tiene 27 cheques rechazados por $260.975, que finalmente fueron pagados. Esta empresa, a su vez, está asociada con la firma GCS SA, en Hola CINE SA. Sus titulares son Carlos Zipilivan y Jorge Omar Carril.