Dinero negro en la Departamental La Plata

Tras revés judicial, 8 exjefes policiales fueron detenidos

En el marco de la causa de los sobres, la Cámara de Apelaciones de La Plata falló en contra de los cuatro exjefes departamentales y de cinco excomisarios, al negar la eximición de prisión. Cuatro se entregaron y otros tantos fueron aprehendidos en sus domicilios. El extitular de la Sexta, prófugo 

La Cámara de Apelaciones de La Plata convalidó ayer las órdenes de detención de los nueve exjefes policiales acusados de recaudar dinero ilegal en comisarías platenses en la denominada causa de los sobres, al rechazar los pedidos de eximición de prisión presentados por sus defensas, por lo que de inmediato el fiscal Marcelo Martini dispuso que fueran aprehendidos.

Efectivos de la Dirección General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense se reunieron con el fiscal al mediodía y, en distintos grupos, se dirigieron a los domicilios de los imputados. Demoraron a Sebastián Velázquez, Sebastián Cuenca, Raúl Frare y Federico Jurado, excomisarios de la Segunda, Tercera, Duodécima y Decimosexta, en ese orden. No encontraron a Julio Sáenz, extitular de la seccional Sexta.

En tanto, tras anunciarlo mediante un escrito, se entregaron en la sede de la DDI La Plata el exjefe de la Departamental, Darío Camerini; su segundo, Rodolfo Carballo; el jefe de Operaciones, Ariel Huck; y el secretario Walter Skramowskyj.

Luego de tener la causa desde fines de octubre, los integrantes de la Salla III de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de La Plata, Carlos Silva Acevedo, Alejandro Villordo y Carlos Arguero, imputaron por unanimidad a los exjefes policiales por el delito de “asociación ilícita”, por lo que rechazaron los pedidos de eximición de prisión y de nulidad interpuestos por las defensas de los uniformados.

En este sentido, hay que destacar que los camaristas no estuvieron de acuerdo con la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, sobre los delitos de concusión y recepción de dádivas, justamente dos tipificaciones legales menores.

Los fundamentos del fallo de la Sala III de la Cámara 

En el fallo de la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de La Plata, el juez Alejandro Villordo sostuvo, respecto a los policías imputados por la causa de los sobres, que se trata de “una organización con permanencia y estructura jerárquizada, con férreas normas de funcionamiento interno, donde el poder decisorio recae en la cúpula, que además posee numerosos medios y sujetos dispuestos para llevar a cabo sus fines”.

“Sobre esta organización burocrática integrante del aparato estatal, es decir de legal existencia, y valiéndose de ella, se ha constituido y funciona otra con fines ilícitos, de la que forman parte -en principio-, los funcionarios policiales aquí imputados”, graficó.

Para el magistrado, las sumas de dinero exigidas, “con el fin de despojar a la persona en provecho de su patrimonio, fueron obtenidas valiéndose del temor funcional que reviste el cargo policial”.

Seguir leyendo...

“Esa organización criminal se encuentra integrada por quien tenía los sobres en su despacho y en su escritorio (Walter Skramowskyj); por sus jefes, quienes eran los destinatarios de los mismos (Darío Camerini, Rodolfo Carballo y Ariel Huck); y por los distintos jefes de las seccionales de Policía que los remitieron (jefes policiales de seccionales), junto con los jefes de calle y personal de confianza que se encargaba de recaudar el dinero, producto de diversas actividades ilegales, para girar el mismo hacia arriba de la pirámide jerárquica y en beneficio personal”, destacó.

En el fallo, se consignó también que los policías, “tenían un acuerdo previo, verbal y al menos tácito para constituir la organización delictual y ello puede inferirse a partir de la remisión de los sobres con el dinero y las misivas insertas en los mismos, donde todos los remitentes y los destinatarios dieron cuenta de un acuerdo de voluntades y de una organización con división de roles, tareas y funciones para realizar las actividades ilegales. El acuerdo no ha sido meramente transitorio sino duradero”.

Los jueces concluyeron también que la organización “ha sido duradera en el tiempo y ello es lo que distingue la asociación ilícita de la convergencia transitoria propia de la participación”.

Al rechazar la eximición de prisión, tomaron en cuenta la magnitud de la pena en expectativa en función de la escala penal del delito endilgado, ya que sería improbable la aplicación de una de naturaleza condicional, considerando además las condiciones personales de los imputados, que eran servidores públicos.

Detalles de la emisión de los sobres

En el expediente judicial al que tuvo acceso Hoy, se dan precisiones sobre el origen de los 36 sobres que llegaron el 1º de abril pasado a la Departamental La Plata con dinero “sucio”. 

El informe es considerado clave, ya que, aunque hasta ahora hay nueve exjefes policiales imputados, esa lista podría extenderse.

Los envoltorios con dinero fueron metidos en una bolsa y sellados. A continuación, el detalle comprometedor: de la comisaría Séptima enviaron tres sobres; de la Sexta, dos; de Villa Elisa, dos; de la Subcomisaría La Unión, dos; de la seccional de Melchor Romero, tres; de Villa Ponsati, cuatro; de la Cuarta, tres; de la seccional de Olmos, dos; de la de Ringuelet, dos; de la Segunda, cuatro; de la Quinta, uno; de la Octava, tres; de la Motorizada, uno; y un sobre enigmático con la letra “G”. 

Cabe aclarar que en tres de los envoltorios no se aclaraba el remitente.

Un llamado clave y un doble conforme que complica a los imputados

La Sala III de la Cámara había fallado a favor de los exjefes policiales imputados en mayo pasado, pero con la suma de pruebas avaló el pedido de la jueza de Garantías Marcela Garmendia. ¿Melazo presionaba para proteger a Camerini?

n policía con 25 años de antigüedad, al que trasladaron de una seccional platense por no querer recaudar para sus jefes, fue el que el 17 de febrero pasado llamó al 0800-9998358 de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad y dio detalles de cómo funcionaba el circuito ilegal de recaudación de los comisarios en la región.

Ese fue el primer paso de un proceso en el que ayer, con el rechazo de la Cámara a la defensa de los nueve exjefes policiales acusados de asociación ilícita, se logró lo que en el ámbito judicial se conoce como el “doble conforme”, por lo que salir de la cárcel será, en principio, bastante difícil.

La Sala III de la Cámara había fallado el 10 de mayo pasado a favor de los entonces cuatro imputados por la causa de los sobres: el exjefe de la Departamental Darío Camerini, su segundo, Rodolfo Carballo, el jefe de Operaciones, Ariel Huck y el secretario Walter Skramowskyj. Aquella vez habían considerado insuficientes las pruebas recolectadas por el fiscal Marcelo Martini como para privarlos de la libertad.

Pero desde mayo en adelante hubo una serie de medidas que sirvieron para encarcelar a las exmáximas autoridades policiales: testimonios de comerciantes, declaraciones de empleados policiales (choferes y subordinados), análisis de llamadas telefónicas, pericias caligráficas y registros fílmicos del acceso a la Departamental de aquel 1º de abril.

Esos elementos más la prueba indubitable de los 36 sobres con 153.700 pesos dejaron al descubierto el manejo corrupto de cierto sector de la Policía en la capital provincial.

Al menos 4 meses corruptos

En la resolución judicial de la Cámara se lee que “(…) en principio durante el período comprendido entre los meses de diciembre del año 2015 y marzo del corriente año, un grupo conformado al menos por nueve personas, quienes revisten la calidad de funcionarios policiales, cuatro de ellos pertenecientes y con funciones en la jefatura Departamental La Plata, sita en calle 12 entre 60 y 61 de esta ciudad, y los cinco restantes, titulares de la Seccionales Policiales Segunda, Tercera, Sexta, Decimosegunda, y Decimosexta de La Plata, integraron en forma organizada una asociación con el propósito colectivo de cometer delitos”. 

Llama la atención que la Cámara falló sobre la causa horas después de que el Tribunal de enjuiciamiento de magistrados y funcionarios apartara por 90 días al juez de Garantías platense, César Melazo.

En los pasillos de los tribunales se comentaba que Melazo y un par de él, presionaban a los integrantes de la Sala III para que no complicaran la situación judicial de Darío Camerini. 

También produjo sorpresa la presencia del superintendente de la región capital, Fernando Grasso, quien vestido de civil, ingresó a la DDI, poco después de que se entregaran sus exsubordinados. 

Ante el revés judicial, los nueve exjefes policiales podrían apelar la medida ante el Tribunal de Casación. Pero el doble conforme es una pesada mochila. Además, como se recordará, Casación falló en contra del pedido de nulidad de la causa. Mala señal para Camerini y compañía.

Retamozo, el comisario que no escribe

Para el fiscal de la causa de los sobres, Marcelo Martini, el extitular de la comisaría Cuarta, Juan Retamozo, tendría que estar detenido. Es que desde la jurisdicción que él comandaba se emitieron tres sobres dirigidos al segundo jefe de la Departamental, al jefe de Operaciones y el secretario, y además, el 10 de agosto pasado, se negó a someterse a la pericia caligráfica.

Esos dos elementos, para Martini, son condenatorios, pero, para la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, esas pruebas no fueron suficientes. Ella quiere confirmar que Retamozo escribió de puño y letra los remitentes de los sobres, pero hasta el momento no hubo forma de comprobarlo.

A Retamozo lo han calificado como el comisario que no escribe. Por las dudas, el abogado defensor del extitular de la Cuarta presentó un pedido de eximición de prisión, y la Cámara, ayer, se lo rechazó.

Noticias Relacionadas