La Plata
Domingo 26 de marzo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 22°H 83%
Fue designado el peronista Guido Lorenzino

La Provincia ya tiene defensor del pueblo

Fue designado el peronista Guido Lorenzino. En la Cámara de Senadores obtuvo el apoyo de los 35 legisladores presentes en la votación y en Diputados logró más de dos tercios de respaldo. Un esperado cambio de aire. Duro revés para La Cámpora

Uno de los puntos urticantes de la jornada legislativa de ayer que alargó las negociaciones por intensas horas fue la elección del nuevo titular de la Defensoría del Pueblo en la Provincia de Buenos Aires,  puesto que por años ocupó siempre el partido que detentaba el poder, y que ahora pasará a manos de la oposición

Horas de ardua negociación y de­bate parlamentario tuvieron como resultado que el peronista Guido Lorenzino tome la posta de un cargo que tiene como principal objetivo con­trolar al poder público, a través de un órgano autónomo e independiente que promueve los derechos individuales y colectivos de los bo­nae­renses y de quienes se encuentran de paso por el territorio provincial.

Lorenzino logró el apoyo unánime de los 35 senadores que votaron y más de las dos terceras partes en Diputados, es decir, tuvo un gran consenso. De hecho, en la Cámara baja, el legislador de la Coalición Cívica votó a favor, con lo cual se evidenció que las supuestas denuncias contra el exlegislador peronista eran operaciones de La Cámpora. 

Su candidatura fue una propuesta del Poder Ejecutivo y contó con el apoyo de todo el peronismo, salvo de La Cámpora, que quedó aislada.

El funcionario estará secundado como defensor adjunto por el dirigente del Frente Renovador, el exdiputado provincial Walter Martello, seguido en diferentes secretarías adjuntas por el radical Marcelo Honores que ocupaba el cargo en forma interina, y el dirigente del Movimiento Evita, Eduardo “Cholo” Ancona. 

De esta manera, se pone de manifiesto un acuerdo político que se venía tratando desde hacía largos meses desde el oficialismo y la oposición, que trabajaron en forma conjunta para lograr los consensos y los acuerdos necesarios para llegar a esta situación y acabar con una vacante que causaba malestar dentro del Ejecutivo provincial.

El nombre de Guido Lorenzino fue resistido hasta último momento por el ultrakirchnerismo, que intentó imponer a la camporista Fernanda Raverta como mandamás del órgano de contralor, pero no tuvo el quorum necesario en el resto de los sectores del PJ.

El flamante Defensor del Pueblo contó con el apoyo de todos los intendentes, principalmente los referenciados en el Grupo Esmeralda cercanos al exministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo, quienes vienen ganando protagonismo en el peronismo.