La Plata
Sábado 27 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 13.5°H 62%
Garro puso al Sistema de Emergencias en terapia intensiva

SAME local: renunciaron ocho médicos y denuncian irregularidades del Municipio

Un grupo de profesionales renunció ayer al Sistema de Emergencias por los bajos sueldos que ofrece el intendente Julio Garro. Además, advierten que circulan menos de la mitad de las ambulancias y alertan sobre la inexperiencia de los choferes

Al menos ocho médicos que trabajaban para el flamante SAME local renunciaron ayer a sus puestos de trabajo, argumentando que percibían salarios “miserables” por el cumplimiento de sus funciones profesionales. 

A fines del mes de marzo, la intendencia de La Plata, encabezada por Julio Garro, había anunciado la tan mentada llegada del SAME a la ciudad, asegurando que se pondrían en funcionamiento unas quince ambulancias para ser repartidas entre distintos puntos del partido. En esa oportunidad, el jefe comunal desplegó una gran puesta en escena fotografiándose con un enorme grupo de profesionales y ambulancias. Sin embargo, a menos de un mes de esa presentación, la situación es muy diferente.

El Sistema de Atención Médica de Emergencias llegó a distintos municipios bonaerenses de la mano de María Eugenia Vidal, quien hizo honor a una de sus promesas de campaña. 

El servicio había demostrado eficacia y profesionalidad en lo que fue su experiencia en Capital Federal, por eso la gobernadora decidió acercar esta posibilidad a los ciudadanos de la Provincia. 

Sin embargo, la falta de compromiso que ha demostrado el intendente platense ha contribuido solo a limitar a los vecinos de la capital provincial de este servicio de calidad, de-saprovechándose así la inversión y el esfuerzo empeñado por el Estado bonaerense.

Ayer se conoció la noticia de que no solo no están funcionando la totalidad de las unidades prometidas, sino que al menos ocho profesionales de la salud terminaron renunciando al flamante Servicio de Emergencias. Según denunciaron, los sueldos que paga la comuna son “miserables”, por lo que les resultaba imposible seguir sosteniendo la fuente laboral. 

“Así no podemos seguir, los pagos que están haciendo, más allá de lo que prometieron, son muy bajos, una vergüenza. Nos reunimos y decidimos renunciar ocho personas”, contó uno de los médicos, en diálogo con diario Hoy y la Red 92.

El profesional, que quiso reservar su nombre públicamente, se manifestó “decepcionado” por la actitud política del intendente Julio Garro. Y explicó que se encontraba desde el inicio  en el proyecto del SAME “por el prestigio que significaba trabajar” en el Sistema de Emergencias.

De todo modos, manifestó que, debido al poco dinero que ofrece el Municipio a los médicos, la falta de profesionales para cubrir todos los turnos y las ambulancias, y la inexperiencia de los choferes, “difícilmente sea el servicio de calidad que tanto se anunció”. “Realmente estoy decepcionando con Cambiemos”, agregó. 

También detalló que “de bolsillo solo se reciben $15.000”, con guardias de 24 horas una vez por semana. “No hace falta ser profesional para ganar más que eso en cualquier lado”, se quejó. Y agregó que la promesa que se había hecho desde las oficinas del intendente era el cobro de $18.000 de bolsillo. Asimismo, los médicos reclamaban el pago de $5.000 por guardias, mientras que el Municipio ofrecía $4.000. 

Pocas unidades e inexperiencia de los conductores

Otra de las irregularidades señaladas es que hoy, de las 15 ambulancias entregadas por la Provincia, “solo funcionan siete en La Plata” y que de esas siete apenas tres tienen choferes. Por si fuera poco, solo uno de ellos tendría experiencia previa. El resto de las unidades trabajan con conductores que son “aprendices” y algunos de ellos “están en negro”. 

En cuanto al personal para atención médica, la fuente consultada por este diario indicó que el Municipio para poner en funcionamiento todas las ambulancias necesita de unos 150 médicos, pero hasta ayer eran 30 y con las renuncias quedaron solo 22. Y relató, a modo de ejemplo, que “si hoy una persona sufre un paro cardíaco en Arturo Seguí, al faltar unidades, una ambulancia tarda 45 minutos en llegar. Cuando llegás es solo para darle la bendición a los familiares”. “Si el sistema funcionara, se llegaría en 10 minutos y se podría salvar una vida”, afirmó.

El problema salarial no solo afecta al SAME: es muy frecuente que los centros de atención médica de distintos barrios platenses se queden sin profesionales para resolver las emergencias debido a los magros sueldos que paga el Municipio, los cuales rondan los $10.000, muy por debajo de lo que marca la línea de la pobreza.

Las diferencias con el servicio de atención de Ensenada

La municipalidad de Ensenada cuenta con un Sistema de Emergencia de Salud en funciones desde hace 14 años, que actualmente fue adaptado al SAME. En el presente se encuentran funcionando 6 ambulancias, el doble de las que circulan en todo el municipio de La Plata, a pesar de contar con una población inferior (representando la de Ensenada el 7,5% de la capital provincial).

El secretario de Salud del distrito, Omar Reza, señaló que “tenemos seis ambulancias en funciones, con las tres nuevas que incorporó el municipio del SAME provincial. Ya te­níamos cuatro funcionando, se incorporaron tres nuevas y a una la dimos de baja”.

En cuanto a los salarios de los profesionales, el funcionario indicó que se abonan “los mismos sueldos que paga la Provincia de Buenos Aires, estamos adheridos a la ley de carrera hospitalaria y el monto en cada caso varía de acuerdo a la antigüedad y a la categoría que cada uno tiene”. De acuerdo a la mencionada ley, un sueldo de $15.000 solo es recibido por un médico que recién empieza o con poca antigüedad en carrera hospitalaria, lo que contrastaría con el servicio de excelencia que el SAME pretende brindar.

En la actualidad, las guardias para los profesionales que atienden en Ensenada tienen una remuneración de entre $5.000 y $6.000, “dependiendo del día y de una serie de disposiciones”. Reza señaló que en el municipio, por diversas circunstancias, los profesionales tienen la posibilidad de hacer más de una guardia semanal por eventos que hace la intendencia, como el Carnaval, la temporada en Punta Lara, o la cobertura de vacaciones.

Respecto a los conductores de las ambulancias, el secretario de Salud local explicó que “hay un plantel básico, hay choferes que tienen muchos años trabajando, incluso ya hay algunos que se han jubilado”. “El chofer que ingresa tiene una capacitación, después comienzan a acompañar a alguno de los choferes para adquirir experiencia y luego ya se hacen cargo de la ambulancia”, detalló. 

Por último, con relación al funcionamiento del servicio, manifestó que “hay distintas bases desde donde salen las ambulancias y una central donde, además de los llamados del 107, se reciben los llamados del 911. También se está en contacto con Bomberos y desde allí se monitorean las cámaras de seguridad, para que ante cualquier circunstancia se pueda salir con todos los recursos que sean necesarios”. “Una emergencia puede durar, como mucho, diez minutos en ser respondida”, puntualizó.