Entrevista Exclusiva

“Este momento pandémico me genera muchísimas sensaciones”

En diálogo con este multimedio, Mariana Michi reflexionó sobre sus modos de producción en la actualidad y presentó su nuevo material disponible para disfrutarse en el universo digital.

Nacida en Saavedra, la compositora y cantante solista Mariana Michi siempre sintió una fuerte atracción hacia la música. De esta manera, exploró los desafíos que se le iban presentando y decidió formarse para comenzar a recorrer el camino como autodidacta.
Gracias a esa preparación, logró integrar diversas formaciones, compartir saberes con otros colegas, viajar y crear canciones de forma infinita.

Durante el primer momento del confinamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto para evitar la expansión y los contagios de la pandemia imperante, la artista lanzó dos EP titulados La paz obligada I y II, que tuvieron gloriosas participaciones de artistas de primera línea como Loli Molina, Julieta Venegas, Juana Aguirre y Carola Zelaschi.

En la actualidad, Mariana puso manos a la obra para un single dinámico, movido, con sonidos electrónicos. Así declaró sobre esta obra: “New Age me sacó de una era y me introdujo en otra nueva, donde el hágalo usted misma se impuso y dio como resultado un proceso de mucha dedicación solitaria en donde todo era puesto con una intención muy específica”.

Durante una charla con este multimedio, la intérprete reveló cómo fueron sus inicios en la música, destacó las fortalezas de estos tiempos y presentó su nueva producción musical.

Seguir leyendo...

—Curiosa e inquieta desde hace una década, o mucho más, estás creando y produciendo sobre y detrás de los escenarios. ¿Cuáles son los detalles de los comienzos? ¿Cómo nace la pasión por el arte?

—Desde muy chica siempre hice música, empecé a tocar el piano y nunca paré. Siempre estaba componiendo, armando melodías, grabando cosas en la casetera de mi mamá. Había algo ahí que estaba encendido desde siempre. Hacer música no fue algo que busqué. Pasé por muchas etapas, estudié con muchas personas, profesores particulares o en instituciones. De esta manera, desde hace 10 años comencé a tocar en vivo, de forma profesional o tendiendo a eso. Pasé por muchas bandas, toqué con colegas diferentes, aprendí mucho. Hice un recorrido que está bueno en la música, di clases, conocí personas que admiré mucho. Fue una década de mucha producción, movimiento. Me nutrí y me inspiré en una trayectoria tipo de esponja, adoptando todos los conocimientos que vienen de afuera, procesando esos datos, produciendo música propia.

—Durante estos meses, el mundo sufrió algunos cambios y ahora las actividades abocadas al espectáculo sufrieron ciertas modificaciones. ¿Cómo vivís este momento? ¿De qué manera te abocás al arte?

—Este momento pandémico me genera muchísimas sensaciones, bastante eclécticas. Primero porque es un montón de tiempo que llevamos de este modo. Además, tuvimos diferentes aristas en este contexto, en relación a las certezas que teníamos en el ambiente, la exigencia de los cuidados. Entonces, pasé por un sinfín de sensaciones y emociones, al igual que mucha gente. En lo personal, al respecto del trabajo y del arte, fue una forma de catapultar hacia el no y hacia el sí. Sucedió que muchos compromisos terminaron cayéndose porque no se podía trabajar en forma presencial. Sin embargo, muchos otros proyectos surgieron justo en esta época, como sucedió con un streaming que hice y un concierto con un perfil muy futurista. Asimismo, pude terminar de grabar mi segundo disco, dedicarle muchas horas, inversión de tiempo y espacio a otros proyectos que tenía-o no- en mente pero que claramente requerían el hecho de estar en un mismo lugar por muchas horas. Antes de la pandemia eso era muy difícil, porque tenía otras obligaciones por fuera y no me daba ese espacio. Así que gracias a la pandemia pude gustar de la idea, pero estaba abocada a responder a autodemandas que me generaba a mí misma, pues con un solo proyecto no me basta. Siempre preciso más. Ahora miro más para dentro y trabajo cosas que jamás se me hubiera ocurrido que podía hacer. Estoy en muchos proyectos más allá de mi música. Además trabajo como integrante y productora, doy clases, entre otros.

Noticias Relacionadas