Día de la lealtad

Cómo fue el 17 de octubre en Berisso, el “kilómetro 0” del peronismo

Se cumplen 75 años de la fecha más significativa para el movimiento peronista. En la región se vivió de una manera muy particular aquel día histórico. Los detalles.

El 17 de octubre de 1945 fue un hecho que quedó marcado a fuego en la historia del movimiento obrero de la Argentina y de la región. En Berisso, localidad denominada “el kilómetro 0 del peronismo”, se vivió esa jornada con mucha épica, sobre todo por la participación de cientos de personas, muchas de ellas mujeres, que dejaron las fábricas para ir a pedir la libertad de Juan Domingo Perón.

Diario Hoy dialogó con el director del Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires “Dr. Ricardo Levene”, el profesor Guillermo Clarke, quien relató cómo se gestó ese movimiento popular tan fuerte y comprometido en medio de una comunidad de migrantes que vivía alrededor de los frigoríficos.

“Berisso es una ciudad con ca­racterísticas muy particulares en la Provincia, porque la mayoría de la población vivía de la industria, es un pueblo de fuerte identidad obrera. La mayor parte de los hombres y las mujeres del siglo XX construían su vida en torno a ese mundo fabril”, relató Clarke.

En esos momentos, las y los trabajadores estaban sometidos a maltratos laborales, bajos sueldos, con relaciones de trabajo muy duras. Los obreros habían llegado escapando de la guerra y la mayoría de los sindicatos estaban en manos de comunistas.

“Perón se encontró con un conflicto en el sindicalismo de la carne y aparecieron otros sectores, como el de los hermanos Reyes, de ellos sobrevive Cipriano. Incluso Perón fue al velorio de los hermanos en Berisso. Cuando lo encarcelan, en Berisso se produjo una explosión entre los trabajadores”, detalló.

Inicio de las movilizaciones

Las manifestaciones comenzaron a ser muy fuertes en los días previos y, en medio de ese fervor popular, la gente decidió dejar sus puestos de trabajo para salir a las calles a pedir por la libertad de Perón. Comenzaron a salir hacia La Plata, pasaron por Quilmes, Avellaneda, hasta llegar a la Plaza de Mayo.

“La figura de Cipriano Reyes fue muy importante en esos días para levantar a los sindicatos. Esto no fue en un barrio o una fábrica, fue toda la ciudad levantada tras el mismo objetivo. Luego se hizo una caravana enorme hacia La Plata, donde se unieron con otros trabajadores”, explicó Clarke.
Además, el profesor destacó a una de las referentes femeninas más importantes de aquella jornada, doña María Roldán, quien “era una delegada del frigorífico Swift que habló en Plaza San Martín y luego también ante la multitud en Plaza de Mayo”.

Cambio de época

“Gracias a esa gesta popular Perón recuperó la libertad, pero además se posicionó como candidato a presidente y en febrero de 1946 ganó las elecciones con un partido conformado con el sello del Partido Laborista, que había sido fundado por Cipriano Reyes y otros trabajadores de Berisso”, marcó Clarke.

Seguir leyendo...

Ese partido estaba conformado en gran parte por trabajadores o sus referentes y, por otro lado, por hombres que ya tenían una trayectoria política. Los cambios fueron en las listas, lo que llevó a conflictos internos, por lo que Perón decidió unificar todo y luego incorporar la rama femenina para unificar los sectores.

“El movimiento obrero comenzaría a tener cambios vertiginosos, sobre todo en la obtención de derechos, y una fuerte tensión por su autonomía, entonces durante el tiempo que vivió Eva Perón, funcionó como puente entre la CGT y el gobierno”, concluyó.

Noticias Relacionadas