El Gobierno busca un esquema sin “exportadores truchos”

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, sostuvo que el cierre de exportaciones de carne vacuna se dispuso para ordenar el mercado y que los precios sean accesibles.

El funcionario justificó la medida tomada por el Gobierno nacional y alegó que esta decisión se pensó para ordenar el ­mercado, ya que se detectaron “maniobras de subfacturación y exportadores truchos”. ­Tam­bién aseguró que la iniciativa pretende o­frecer precios “accesibles” para la población en los cortes populares.

“Hemos detectado sistemas de no ordenamiento de un sector exportador, donde hay algunas prácticas que por lo menos dan indicios fuertes de subfacturación de exportaciones. Hemos detectado exportadores truchos, que estaban exportando pero no estaban liquidando las divisas”, indicó Kulfas.

Según el ministro, los exportadores “estaban haciendo un negocio meramente financiero aprovechando la brecha cambiaria, un negocio ilegal”.

“Estamos buscando un nuevo esquema que funcione con todas las de la ley, donde no haya exportadores truchos, donde no haya maniobras como las que hemos detectado”, indicó, y detalló que durante el primer trimestre del año se registraron despachos que crecieron un 20% en volumen en la comparación interanual, pero que se ubicaron en torno a lo obtenido el año pasado.

Esto se dio “en un contexto donde los precios internacionales no fueron a la baja, todo lo contrario”, precisó.

En ese sentido, el funcionario explicó que “se planteó básicamente un esquema de 30 días para poder hacer un ordenamiento, para que el sector exportador trabaje en las condiciones adecuadas por la ley. Que se pueda tener una oferta de carne en el mercado interno a precios accesibles”.

“Esto implica frenar y retrotraer las subas que tuvimos en las últimas semanas para poder tener una oferta competitiva”, marcó, y agregó que desde su cartera se está “trabajando un esquema para que los precios sean accesibles, para que eso que se planteaba en el acuerdo de precios, el precio del asado de 359 pesos, que nos parece un valor accesible, esté disponible en todo el país”.

Por otro lado, Kulfas planteó que es “fundamental entender que es necesario un desa­rrollo integral en el sector”, lo que implica “aumentar la producción, pero si no se lo puede articular con el mercado local, con una oferta accesible, esto tampoco sirve. Hay que producir más, exportar más y tener esta garantía del mercado interno”.

“Entonces, esto va a incluir un plan de desa­rrollo para la ganadería y que sea compatible, en esto insisto, un plan exportador pero donde nos garanticemos que estén los cortes a precios accesibles en el mercado interno”, concluyó.

Seguir leyendo...

Pedido al gobernador bonaerense

Por otro lado, en las últimas horas, sociedades rurales emitieron un comunicado al gobernador de la provincia de Buenos Aires expresando el rechazo a la medida y resaltando la importancia de la exportación de carnes para la economía bonaerense: “La cadena de la carne, de profundas raíces federales, genera más de 400.000 empleos, exportaciones por más de 3.000 millones de dólares, actividad económica y arraigo a lo largo y ancho de nuestra provincia y el país”, expresa la carta.

La nota fue firmada por la Sociedad Rural Argentina, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, la Federación Agraria Argentina y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria.

Noticias Relacionadas