Lázaro Báez: ícono de los empresarios K que crecieron siendo amigos del poder

“La obra pública ha sido adjudicada en un 99,99% a Lázaro Báez”, denunció la diputada santacruceña Mariana Zuvic. Este diario alertó en ediciones anteriores sobre el negociado de la represa Néstor Kirchner

La crisis económica que está viviendo Santa Cruz está íntimamente ligada con el desmanejo de fondos públicos y los oscuros negociados que desde hace casi 20 años se tejen entre Lázaro Báez y los distintos Gobernadores que pasaron por la Provincia, empezando por el expresidente Néstor Kirchner.

Así lo denunció ayer la diputada provincial del ARI Mariana Zuvic, al advertir: "Sin eufemismos, el problema de Santa Cruz no es de plata sino que sobran ladrones y acá (con Báez) tenemos un ejemplo acabado de ello".

"Santa Cruz está 'favorecida' por la corrupción y (Báez) es el ejemplo más acabado de este modelo que ha estado vigente en la provincia por más de veinte años" lanzó la dirigente. Además, afirmó que en esta provincia "la obra pública ha sido adjudicada en un 99,99 por ciento a Lázaro Báez porque cuando él ingresa a las construcciones se da un proceso en contra del resto de las empresa constructoras".
La legisladora apuntó a que se trata de "una de las provincias mas ricas del país" aunque "últimamente se habla de falta de dinero y es cierto: estamos atravesando una de las crisis más importantes de la historia democrática de la provincia".

Las polémicas represas
Hace tres meses, Zuvic había relatado en exclusiva a Hoy, el oscuro negociado montado sobre la construcción de dos represas en la provincia patagónica.
El entramado se empezó a generar a partir de que Báez abonara cerca de 30 millones de dólares al contado alrededor de 200 mil hectáreas de estancias ubicadas al margen del río Santa Cruz, en las que luego se anunció la construcción de dos represas. La iniciación de las obras y la puesta en función generaría la inundación de dichos terrenos, por lo cual Báez recibiría la indemnización correspondiente por parte del Estado. Obviamente, recibiría una suma que multiplicaría varias veces lo invertido.

"Casualmente, Báez no sólo ha comprado las estancias que serian inundadas, sino que también se ha presentado en la licitación de la megaobra”, había indicado a este diario la legisladora.

El esquema de despilfarro de dinero público no termina ahí. Zuvic recordó que “tanto a Báez como al otro empresario ultra K, Cristóbal López, se le adjudicaron 14 áreas petroleras en la provincia de Santa Cruz en el año 2008, y jamás hicieron absolutamente nada, no han movido ni una sola piedra en ese lugar". Por esta razón, el Gobernador Daniel Peralta, ahora enfrentado con el Gobierno nacional, le quitó algunas de estas áreas a ambos empresarios kirchneristas.

La imponente mansión

Seguir leyendo...

Lázaro Báez asegura que no es multimillonario, sin embargo, vive en una mansión de 3000 metros cuadrados, rodeada por una muralla. Tiene en su interior 14 invernaderos, cámaras de seguridad cada 50 metros, y más de 2000 cedros azules y cipreses pinos.

El empresario está además al frente de un grupo económico con inversiones diversificadas en la construcción, la comercialización de neumáticos y el petróleo.

Un emporio montado gracias al kirchnerismo

"Lázaro arrancó en el 91 con un Falcón 73. Y miren hasta donde llegó", aseguró ayer el ex vicegobernador de Santa Cruz, Eduardo Arnold. El empresario comenzó sus grandes negocios ni bien Néstor Kirchner llegó a la Gobernación de esa Provincia, en 1991, quedándose con la mayor parte de las licitaciones provinciales.

Luego, pocos días antes de que Kirchner llegara a la Casa Rosada, Báez formó la empresa Austral Construcciones, junto con Sergio Gotti. Debido a su fluida relación personal con el ex presidente, la empresa siguió manteniendo una fuerte presencia en la obra pública  provincial. A Báez también se le atribuyen vínculos con Gotti SA, investigada por emitir facturas falsas.

Austral Construcciones, junto a las empresas de Cristobal López y Diego Palleros, son las que, funcionando a modo de holding, se han presentado en la mayor parte de las licitaciones públicas, presupuestando por encima de las previsiones e imponiendo el precio, subiendo considerablemente los costos de la inversión pública.

La herencia millonaria que ya maneja la familia

El millonario patrimonio que supo construir Lázaro Báez al amparo del Estado ya tiene quien lo herede. Sus tres hijos forman parte del directorio de las principales compañías que maneja el empresario, y aprendieron desde chicos la clave para hacer crecer el negocio.

Leandro Antonio es el más jóven, tiene 22 años y desde marzo del año pasado es titular y presidente suplente de la empresa Austral Construcciones SA, la primera que creó Lázaro Báez y que creció una vez que Néstor Kirchner llegó a la Gobernación de Santa Cruz.

A su vez, hace casi un mes fue nombrado accionista gerente junto a su hermano Martín en otra compañía vinculada a su padre, Loscalzo y Del Curto Construcciones SRL. Justamente su hermano, de 32 años, es conocido por ser el presidente del Club Boca Río Gallegos, cuyo moderno edificio fue inaugurado hace dos años en un acto multitudinario que contó con la presidenta Cristina Kirchner y Julio Grondona, presidente de la AFA.

Esta sede del club, fue financiada en su totalidad por la familia Báez: cuenta con cancha de básquet, micro cine, salón de fiestas, y gimnasio entre los espacios más destacados.

Martín Báez es además director suplente en Austral Construcciones SA, presidente de la constructora Loscalzo y del Curto Construcciones SRL, Director de otra constructora Kank y Costilla SA, socio junto a su padre en Valle Hermoso SRL.

Luciana Sabrina, es la mayor tiene 33 años y si bien no tiene tanta participación en las empresas, tiene firma autorizada en el banco para operar por Austral Construcciones. Desde el 2006 es además la socia mayoritaria en la empresa Servicios Integral Alem, en el rubro neumáticos y son representantes de Fate en la ciudad.