Ofensiva K: argumentos insólitos para atacar a los manifestantes

Aníbal Fernández calificó al 8N como “un invento de una facción ultraderechosa” a cargo de “organizadores pagos”. La réplica no tardó en llegar. El cacerolazo tendrá alcance planetario.

El kirchnerismo continúa disparando munición gruesa contra el reclamo de la sociedad para tratar de minimizarlo y desprestigiarlo. Y ayer, el senador oficialista Aníbal Fernández volvió a mostrar nuevas señales de intolerancia contra la movida al asegurar que el 8N del próximo jueves es “un invento de una facción ultraderechosa” a cargo de “organizadores pagos”.

“Hay gente que puede tener una visión distinta de la política y estar quejosa con el Gobierno y tiene derecho a quejarse, pero ellos no son los que motivaron esto”, advirtió el exjefe de Gabinete. En una insólita acusación, Fernández dijo que la protesta tendrá “como único objetivo, como punta de flecha” la “defensa de los intereses de Clarín, que es el que motiva, incentiva y genera todo este tipo de acciones so pretexto de mejorar una posición que tiene que rendirse a lo que dice la ley y la Justicia argentina”.

Sin embargo, la visión de Yamil Santoro, una de las caras visibles detrás del 8N, es bastante diferente a la del legislador K, quien -al igual que otros funcionarios del Gobierno como Juan Manuel Abal Medina o Guillermo Moreno- buscó elevar críticas injustificadas.

“El Gobierno ha tratado en este tiempo de adoptar distintas estrategias para desmerecer el cacerolazo. Empezó a circular que varios de nosotros habíamos cobrado algo así como 175 mil o 200 mil pesos de Clarín para organizarnos. Se han esmerado por tratar de desarticularnos por distintas vías”", dijo a Hoy Santoro, y añadió: “El gran problema que tienen es que, como esto es absolutamente descentralizado, y realmente no tiene ningún líder ni ninguna organización que lo lidere, no entienden o no encuentran la forma de frenarlo”.

Asimismo, el organizador señaló que “nos consta que el Gobierno va a estar haciendo una movilización mediática importante y va a cubrir mucho el evento, a diferencia de lo que fue la vez pasada”.

“Va a ser la primera marcha global en la historia de la humanidad que exista a nivel mundial contra un gobierno. El cacerolazo arranca doce horas antes en Australia y desde ahí se va a ir propagando por todo el mundo hasta llegar hasta acá. Así que va a ser un evento divertido e interesante para estar ahí, en lo que por supuesto va a ser una fiesta cívica y popular. Y después, para mirarlo y ver las repercusiones a nivel mundial”, concluyó. 

Duras críticas a Aníbal Fernández

Luego de que el senador K Aníbal Fernández cuestionara duramente al 8N por ser una movida “financiada por la Fundación Pensar, la Sociedad Rural y viejos remanentes de lo que fue el golpe militar, siempre ligado a lo más rancio de la extrema derecha argentina”, sectores ligados al PRO salieron a responderle al polémico legislador del oficialismo. 

Seguir leyendo...

“Este es un intento más por banalizar la movilización del 8N. Es manipulador creer que la sociedad participa en la democracia solamente con el voto cada cuatro años y después queda muda”, dijo Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad y presidente de la Fundación Pensar -que responde al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri-.

Cabrera además aseguró que “estamos de acuerdo con las razones que convocan a la gente a la movilización del 8N y desde la Fundación Pensar trabajamos en los planes de gobierno para una alternativa política en 2015. Eso es lo que hacemos”.

Esperan más de 800 mil personas en el Obelisco

Durante la entrevista con Hoy, Yamil Santoro también dejó en claro que en el Obelisco la afluencia de reclamantes podría llegar a pasar la barrera de las 800 mil personas.

“En principio estamos convencidos de que el piso del reclamo va a ser de por lo menos 500 mil personas. Una lectura relativamente moderada lleva a 800 mil personas y calculamos que pueda llegar a pasar esa barrera”, dijo.

Según Santoro, “el movimiento viene muy bien, muy fuerte. Y en ese sentido, las expectativas para el 8 de noviembre son fuertísimas, a diferencia de lo que fue la vez pasada, que fue algo medio inesperado. A partir del 13 de septiembre es como que se marca un antes y un después, entonces tiene otra acogida”.

El encargado de filmar el video para la convocatoria al cacerolazo anterior también apuntó a la aparición de organizaciones sociales que se plegaron al 8N: “Las organizaciones de base que trabajan específicamente con problemáticas que pueden ser bajadas en las consignas del 8N han tenido un rol interesante. Las familias de víctimas que han acompañado desde el primer momento, los indignados argentinos que también se han movilizado en ese sentido, todas las organizaciones que medianamente pudieron levantar sus banderas dentro de las consignas del 8N han tenido un rol interesante”. 

La oposición apoyó la protesta del 8N y dijo que va a traspasar las fronteras nacionales 

Tal como aseguró Yamil Santoro en la entrevista que mantuvo horas atrás con este medio, los múltiples reclamos en el marco del 8N traspasarán las fronteras de la Argentina y llegarán a diferentes ciudades del mundo, como Washington DC, Madrid o Roma.

En este sentido -y en la misma sintonía que Santoro-, el diputado del PRO, Federico Pinedo, afirmó que “el 8N empieza en Australia y después sigue en otros siete países antes de llegar a la Argentina. La manifestación acá va a ser a la tardecita, el jueves, en el Obelisco. A diferencia de lo que pasó el 13 de septiembre, que la convocatoria fue muy desparramada, irán todos al Obelisco”.

“La convocatoria va a ser una cosa absolutamente masiva. Va a ser un mensaje para el Gobierno, para que se dé cuenta que la democracia es un sistema más modesto, donde uno es un representante del pueblo y el derecho de la gente es un límite”, agregó el legislador macrista, quien días atrás ratificó su intención de hacerse presente en la protesta contra el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

En total, serán más de diez países los que serán parte del evento de carácter cívico, que claramente superó las expectativas del cacerolazo espontáneo del último 13 de septiembre y apunta a ser multitudinario.

De esta manera, en los Consulados y Embajadas de Canadá, España, Estados Unidos, Alemania, Suecia, Inglaterra, Italia, Chile, México, Uruguay y Colombia, las voces de los ciudadanos argentinos que residen en el exterior se harán sentir con fuerza en reclamo de un cambio necesario a nivel político, económico y social.

Noticias Relacionadas