Trapisondas de un juez trucho

El juez platense Laureano Durán –designado a dedo, violando elementales procedimientos legales- estaría siguiendo al pie de la letra las instrucciones emanadas desde la Casa Rosada, haciendo maniobras oscuras que podría complicar la transparencia de las elecciones. Los casos de narcotráfico en la mira

Seguir leyendo...

"Dios los cría y el viento los amontona”, dice un sabio y conocido refrán que sirve a la perfección para describir el estrecho accionar mancomunado que estarían desplegando distintos sectores políticos ligados al kirchnerismo y el “juez trucho” Laureano Durán, quien actualmente se encuentra a cargo –como subrogante- del Juzgado en lo penal y Correccional Nº1 de La Plata, con competencia electoral.

Hablamos de “juez trucho” porque Durán, que tiene 33 años, se desempeñaba como un simple “auxiliar escribiente” -con poca experiencia y pobre formación académica- antes de que La Cámpora hiciera que el Consejo de la Magistratura lo pusiera a dedo como juez subrogante, no cumpliendo con el más mínimo requisito legal, académico y moral para cumplir el cargo que está desempeñando actualmente. Fue tan mamarrachesca su designación que entre los antecedentes publicados en su web personal (www.laureanoduran.com), sitio creado supuestamente para que la ciudadanía lo conozca, dice que en el año 2000 ingresó a trabajar como jefe de despacho (relator) en la Cámara Federal de La Plata. Es decir, de ser cierto ese antecedente, el imberbe magistrado cumplió esa función cuando tenía 18 años y recién había egresado del colegio secundario. Insostenible. Y más si se tiene en cuenta que, en aquel entonces, apenas había logrado superar el curso de ingreso en la Facultad de Derecho en la Universidad Católica de La Plata. Peor aún, en varias oportunidades, el padre del actual magistrado, el fallecido camarista Alberto Durán, habría tenido que intervenir ante la baja performance académica que mostró su hijo durante gran parte de su carrera.

El Juzgado Federal Nº 1 es considerado estratégico. Durán podría ser el magistrado que tenga que intervenir para definir los conflictos electorales que se registren en la provincia de Buenos Aires en un año donde los argentinos deberemos ir a las urnas para definir quién será el presidente/a que reemplazará a Cristina Kirchner después del 10 de diciembre. La pregunta que se hacen muchos es la siguiente: ¿Qué idoneidad puede tener un magistrado para definir la legalidad de una candidatura o la legitimidad de una elección cuando fue puesto a dedo por el Poder Ejecutivo y hasta dibujo su propio currículum?

En los tribunales federales comenzó a generarse un fuerte malestar ante las crecientes sospechas de que el Juzgado que encabeza Durán estaría detrás de distintas trapisondas. En diálogo con Hoy, ex trabajadores temporarios de la Justicia Electoral platense manifestaron ayer su preocupación al no haber sido convocados nuevamente para la tarea previa a los escrutinios, que consiste en preparar y depurar los padrones, eliminando a los fallecidos y a los que se han mudado, entre otras actividades. “A mí me contrataron durante los tres meses previos a las últimas seis elecciones, pero esta vez me dejaron afuera. Es que Durán decidió darle prioridad a gente de la La Cámpora”, explicó uno de los marginados. Todo parece indicar que el plantel provisorio asciende a unos 150 contratos, y lo que complica la situación es que los jóvenes que están trabajando en el proceso electoral no cuentan con ninguna experiencia y fueron puestos a dedo por la Casa Rosada para cumplir órdenes políticas.

En definitiva, según pudo saber Hoy, Durán estaría siguiendo al pié de la letra las instrucciones emanadas desde la Casa Rosada y desde distintos organismos gubernamentales, ordenando allanamientos y distintos procedimientos judiciales como forma de apriete a críticos y opositores al gobierno, cajoneando a su vez todas las denuncias que afectan al poder político.  Es tal la gravedad de lo que está sucediendo que Durán ni siquiera es reconocido por sus pares con lo cual todas sus disposiciones podrían ser declaradas como nulas de nulidad absoluta. Un paso en ese sentido lo dieron Antonio Pacilio y Carlos Nogueira,  integrantes de la Cámara Federal de La Plata, quienes apartaron al imberbe magistrado en una causa relacionada con delitos de lesa humanidad.

“Este Tribunal tiene la convicción de que el juez subrogante, que interviene en la causa, no reúne los requisitos para desempeñar la función, es decir, para juzgar en debido proceso legal y según las formas sustanciales del juicio”, consideraron los camaristas. Ahora bien,  ¿qué pasaría en el caso de que, por ejemplo, un traficante de drogas sea arrestado dentro del ámbito de la Justicia Federal de La Plata? Si la prisión preventiva es dictada por Durán, es muy probable que el capo narco termine en libertad ya que la disposiciones de este juez subrogante carecen de la más mínima seguridad jurídica. Hechos de este tipo podrían registrarse en cualquier momento ya que el Juzgado Nº1 tiene jurisdicción sobre el puerto de La Plata y las terminales portuarias están consideradas como uno de los principales vías que utilizan los narcos para trasladar su mercancía ilegal. En definitiva, no son pocos los que consideran que la razón de ser de la designación de Durán radica, precisamente, en que las grandes causas de narcotráfico nunca puedan avanzar y reine la impunidad, tal como ha ocurrido durante la mal llamada década ganada donde la Argentina ha pasado de ser un territorio de paso de los mercaderes de la muerte, que tienen sus bases de operaciones en Colombiay México, para convertirse en un lugar de producción de estupefacientes a gran escala, tanto para exportar como para abastecer la demanda interna.

Serios problemas de conducta

Los problemas de conductas es una característica que siempre ha acompañado al actual magistrado subrogante, desde que era adolescente. Varios conocidos de Laureano Durán recuerdan que siendo estudiante del colegio San Luis se hizo tristemente célebre en la noche platense por protagonizar peleas y distintos hechos violentos.  Eso no es todo: a Laureano lo definen como un fanático de los autos y de la velocidad, lo que lo ha llevado a no respetar las más mínimas indicaciones de tránsito, al punto que ha sabido volcar su camioneta, en un accidente que hasta provocó heridos y no hubo que lamentar víctimas fatales de milagro. Lejos de arrepentirse, el joven juez solía ufanarse de su rebeldía sin causa al punto que unos de sus amigos que estudiaba cine en la Facultad de Bellas Artes tomó imágenes del mencionado accidente que sirvieron para realizar un corto, con formato documental.

Por otra parte, Laureano Durán tiene una polémica ligazón con el Club Gimnasia y Esgrima La Plata, club del que se dice socio e hincha. Su abuelo fue presidente de la institución entre los años 1957 hasta 1967, y el joven magistrado intentó seguir sus pasos. Pero no le fue para nada bien. A mediados de la década pasada, Laureano integró la lista encabezada por Walter Gisande, cuya gestión produjo un verdadero descalabro económico e institucional en el club, dejándolo al borde de la quiebra y del descenso, con cientos de cheques voladores, sin fondos.

La designación viola los siguientes artículos constitucionales:

-Art 99: Dispone que el presidente de la Nación debe nombrar jueces de los tribunales federales inferiores en base a una propuesta vinculante en terna del Consejo de la Magistratura, con acuerdo del Senado, en sesión pública, en la que se tendrá en cuenta la idoneidad de los candidatos. Este requisito no se cumplió en lo más mínimo.

-Art. 114: Dispone que el Consejo de la Magistratura tiene a su cargo la selección de los magistrados y la administración del Poder Judicial, con las siguientes atribuciones: seleccionar mediante concursos públicos los postulantes a las magistraturas inferiores; emitir propuestas en ternas vinculantes, para el nombramiento de los magistrados de los tribunales inferiores; dictar los reglamentos relacionados con la organización judicial y todos aquellos que sean necesarios para asegurar la independencia de los jueces y la eficaz prestación de los servicios de justicia. Ninguno de estos procedimientos se utilizó para la elección de Durán.

La elección de Durán bajo la lupa

El nombramiento de Laureano Durán al frente del Juzgado Federal Nº 1 de la ciudad de La Plata, levantó inmediatamente la polémica por cometerse en el mismo graves irregularidades legales. La opinión de los expertos sobre una designación que abrió la discusión en la sociedad

“Su nombramiento representa una irregularidad”

* Por Mario Cimadevilla
 Senador nacional UCR

Ya el año pasado cuando era miembro del Consejo de la Magistratura, el oficialismo había planteado el nombre de Laureano Durán para ocupar el cargo del Juzgado Federal Nº 1 de La Plata, y nosotros nos opusimos fuertemente porque no cumplía con ninguno de los mecanismos que la constitución plantea para el nombramiento de magistrados.

En un informe que nos mandaron a nosotros, Durán figura como un “auxiliar escribiente” y no como Secretario del Juzgado como se nos dijo en un momento, lo cual ya de por sí significa una irregularidad que impediría que asuma tan alto cargo judicial.

Todo esto entra dentro de una maniobra orquestada desde lo más alto del Estado nacional para designar jueces afines que les sean favorables en las diferentes causas que se les siguen por causas de corrupción cometidos a lo largo de la última década y así quedar impunes.

El nombramiento de Durán es un paso más en esta peligrosa tarea que ha emprendido el kirchnerismo a lo largo de todo este tiempo con la intención de garantizar más y mayor impunidad, cosa que ya se vio anteriormente cuando se nombró a Alejandra Gils Carbó en la Procuración General de la Nación para designar a jueces afines al pensamiento nacional, actuando para eso con trampas muy peligrosas para la constitucionalidad del país.

“Un juez que tiene poco horizonte en el cargo”

* Por Alberto Asseff
Diputado nacional UNIR

Laureano Durán era Secretario interino de un juzgado, no está habilitado legalmente para ser designado juez subrogante en el Juzgado Federal Nº 1 de La Plata. Tenía subrogancia a distancia un juez par del fallecido magistrado Manuel Blanco, y no está habilitado que un secretario sea promovido a tan alta investidura, por eso lo hemos objetado ante el Consejo de la Magistratura y llevamos adelante un planteo en contra de su designación.

Para agravar la situación, se trata del juez Federal Nº 1 de La Plata con competencia electoral, es decir, el que maneja y conduce el proceso electoral del 40% del padrón electoral nacional, con el ingrediente de que está probado de que con distintas maniobras se pueden conseguir modificar hasta un 5% del voto popular en el escrutinio. Estamos ante una situación irregular y peligrosa para el sistema institucional, porque podemos encontrarnos ante un escenario muy complicado, donde no tenemos un juez que garantice la imparcialidad y la objetividad con la que debe desempeñarse un magistrado.

Durán tiene poco horizonte en el cargo de juez federal de La Plata, es una designación que va a caer por sus propias irregularidades. Al violar una sentencia de la Corte, obviamente el destino es la nulidad de la designación cuando llegue la cuestión a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“Esta designación viola lo que dicta la Carta Magna”

* Por Sebastián Pilo
Codirector de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ)

El cuestionamiento nuestro hacia Laureano Durán tiene que ver con el proceso de designación como juez. Nos parece sumamente cuestionable el mecanismo que se ha optado para su elección. La Corte Suprema de Justicia tiene dicho en dos oportunidades que los Secretarios no pueden ser designados como jueces sin cumplir con el procedimiento de designación de magistrados. 

El Consejo de la Magistratura no puede decidir el criterio establecido en el tema, por eso es que la Corte se ha pronunciado de esa manera, y es por eso también que ha dicho que quienes vayan a desempeñar el rol de jueces sean designados como tales cumpliendo con el procedimiento que la constitución provee para la designación de jueces sin que otro poder del Estado intervenga en esta designación.

Para nosotros el nombramiento en el cargo de un juez a alguien que fue designado no siguiendo los procedimientos que dicta la Constitución Nacional es violar lo que dicta la Carta Magna en sus artículos 99 inc. 4 y el 114 Inc. 2. Este procedimiento vulnera el proceso de designación de jueces que la constitución prevé y condiciona sus tareas, eso es lo que más nos preocupa de la designación de Durán.

El escalafón que se sigue para que determinadas personas sean designados jueces, es que tengan en sus condiciones de nombramiento las mínimas cuestiones necesarias para que puedan desarrollar sus tareas con independencia y sin condicionamientos, y quien no tenga las condiciones necesarias que la constitución prevé, no puede ser designado juez.

“Representa un hecho de gravedad institucional muy severo”

* Por Gerardo Milman
Exdiputado nacional GEN, representante de la oposición en el Afsca

El Juzgado Federal Nº 1 de La Plata es central para la política nacional, ya que es el que tiene competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, que representa el 40 por ciento del padrón nacional, por lo tanto no es casual que se haya puesto ahí a una persona de absoluta lealtad al proyecto nacional.

Desde el poder central se buscan todas las maneras posibles para poder seguir teniendo predominio sobre juzgados que ellos consideran centrales para el manejo político nacional. 

Nuestro principal cuestionamiento es que no está en condiciones de ser nominado juez, porque su tareas como secretario de un juzgado, y la constitución nacional prevé que para ocupar un juzgado hay que llamar a una designación de juez, cosa que él no tenía, entonces hay una designación por parte del Consejo de la Magistratura de manera irregular.

Esto representa un hecho de gravedad institucional muy severo. Todo esto se da además en el marco de todas las designaciones de los conjueces que la propia Corte Suprema de Justicia revió, porque hay un claro intento de copamiento del Poder Judicial de manera inconstitucional, para lograr impunidad y conseguir fallos que favorezcan los intereses políticos mezquinos del oficialismo.

Uno de los motivos de la defensa del kirchnerismo a su postulación es que es profesor de Derecho Electoral en la Universidad Nacional de La Plata y también porque es profesor en la Universidad de Lomas de Zamora. Ser juez no le da derecho a nadie a dar cátedra, ni dar cátedra le da a alguien el derecho a ser juez, es algo que el oficialismo debería tomar en cuenta pra denegar el nombramiento de Durán.

EN FOCO

Los desafíos del cambio

Los tiempos azarosos que genera la difícil y complicada situación socio económica que se vive en la Argentina, y la soberbia que destilan los que se han robado y se siguen robando el país, sin miedo al castigo porque han comprado a sectores de la Justicia, está generado un ambiente muy espeso para todos los medios independientes como el diario Hoy que buscamos ser la voz de los que no tiene voz. Se ha tendido un manto de impunidad que, prácticamente, llega a todos los niveles institucionales.

Más allá de los manejos mafiosos de quienes circunstancialmente ejercen el poder político, ayudados por las complicidades que proliferan en los tribunales, creemos que no todo está perdido. Luego de 12 años de un gobierno que ha saqueado el país y denigrado las instituciones, se viene una época de cambio en la Argentina y la ciudadanía debe asumir un rol protagónico para exigir que todos los políticos y jueces corruptos sean sentados en el banquillo de los acusados, y deban rendir cuentas de su accionar.

Las condiciones para el cambio están dadas: creemos que aún se mantiene intacto el gen que llevó a que la Argentina sea una de las naciones más prósperas del mundo, con eje en el trabajo genuino como gran ordenador social, permitiendo que cada familia pudiera progresar en función de su propio esfuerzo y sacrificio. En ese contexto, donde no se sabía lo que era el desempleo y la marginalidad no existía, las instituciones funcionaban de forma tal que aquellos funcionarios que metían la mano en la lata, o que buscaban enriquecerse a costa del soberano, lo pensaban dos veces no sólo por el temor a ir preso, sino también por la condena social que significa ser un corrupto con todas las letras.

Fiel a su historia, el diario Hoy redobla su compromiso para encarar la nueva etapa que se viene en el país. No sólo seguiremos reflejando la realidad tal cual es, sino que iremos a fondo con nuestras investigaciones, para llegar hasta el hueso de la corrupción, exigiendo a través de todos los canales institucionales que los responsables de administrar justicia actúen en consecuencia. Que así sea.